Cómo preparar tus propios tónicos faciales con ingredientes caseros

En esta ocasión te queremos enseñar por qué es tan importante utilizarlo y cómo se puede preparar usando algunos ingredientes naturales

La necesidad de cuidar la piel del rostro ha aumentado en los últimos años tras demostrarse que existen muchos factores que le causan efectos negativos.

Los radicales libres del ambiente, la contaminación, los rayos UV del sol y la práctica de algunos malos hábitos causa su deterioro a través de alteraciones que reflejan la edad de forma prematura.

Por fortuna, hoy en día existen muchas formas de contrarrestar los daños y estimular su reparación celular con el fin de evitar antiestéticas marcas.

Cómo preparar tus propios tónicos faciales con ingredientes caseros
© Tom Wang – Fotolia.com

Entre esto nos encontramos con los tónicos faciales, cuya función es la de evitar la flacidez mientras limpia a profundidad y suaviza.

¿Cuál es la importancia de usar tónico facial?

Para conservar la piel joven y sin imperfecciones la industria cosmética ha desarrollado cientos de productos de todo tipo de ingredientes.

Sin embargo, en la mayoría de rutinas de belleza, muchas olvida  un paso que es en verdad primordial: el uso de tónico facial.

Este producto se utiliza dos veces al día y sus funciones principales son:

  • Hidratar la piel.
  • Refrescar y limpiar.
  • Normalizar el pH natural del rostro.
  • Regular la producción de grasa sin alterar los aceites naturales de la piel.
  • Dar suavidad y firmeza.

Pese a que hay varias alternativas comerciales, existen varias fórmulas que permiten fabricarlos con ingredientes caseros.

1. Tónico de vinagre de manzana

Una sencilla solución de vinagre de manzana con agua hace un tónico perfecto para cuidar la piel después de limpiarla.

Sus compuestos ácidos regulan el pH natural y previenen la aparición de acné por exceso de sebo.

Ingredientes

  • ¼ de taza de vinagre de manzana.
  • ½ taza de agua.

¿Cómo prepararlo?

  • Diluye el vinagre de manzana en el agua y luego viértelo en un frasco.
  • Puedes aplicarlo con la ayuda de un trozo de algodón o con un atomizador.

Visita además: Lava tu rostro por 5 días con vinagre de manzana ¡Te sorprenderás!

2. Tónico de pepino y limón

El pepino y el limón son una combinación perfecta tanto para la salud como para la piel. Sus propiedades hidratantes nutren el rostro y lo mantienen fresco sin causarle sequedad.

También es útil para reducir la presencia de manchas y tiene cualidades astringentes que facilitan la eliminación de impurezas.

Ingredientes

  • ½ pepino.
  • ½ limón.
  • 1 vaso de agua.

¿Cómo prepararlo?

  • Corta el pepino y el limón en rodajas, y déjalas sumergidas en un vaso de agua durante al menos 8 horas.
  • Cuando esté listo, cuela el líquido y aplícalo sobre el rostro con un paño limpio.

3. Tónico de aceite de almendras y de rosas

Por su consistencia oleosa, este tónico natural está diseñado para aquellas que tienden a sufrir de sequedad facial.

Ingredientes

  • 20 ml de aceite de almendra
  • 100 ml de agua.
  • 15 gotas de aceite esencial de rosa.

¿Cómo prepararlo?

  • Mezcla todos los ingredientes en un recipiente y agítalos antes de usar.
  • Aplícalos con la ayuda de un trozo de algodón.

Lee también: Cómo preparar dos exfoliantes naturales de azúcar, pepino y té verde.

4. Tónico facial de té verde y limón

El té verde es rico en antioxidantes y nutrientes esenciales que benefician la salud de la piel. Tiene la capacidad de frenar el daño celular y prevenir las arrugas tempranas.

Ingredientes

  • 1 bolsita de té verde.
  • Unas gotas de limón.
  • 1 taza de agua.

¿Cómo prepararlo?

  • Hierve una taza de agua y agrégale la bolsita de té verde.
  • Cuando esté listo, incorpora las gotas de limón y déjalo reposar.
  • Toma un trozo de algodón y frota el líquido en el rostro.
  • Enjuaga con agua fría.

Sobre este post