Cómo preparar limpiadores faciales naturales y para todo tipo de piel

Para tener un rostro limpio y saludable te recomendados utilizar alguno de los siguientes limpiadores naturales. ¡No te los pierdas!

Uno de los principales secretos para mantener una piel radiante y hermosa es limpiándola cada día de todas esas impurezas y elementos de desechos que se van acumulando en los poros.

Por desgracia, cada día la piel está expuesta a factores ambientales que la afectan de forma directa causándole imperfecciones.

Debido a esto, es esencial utilizar un limpiador facial que contenga nutrientes esenciales y sustancias que faciliten la eliminación de todos esos agentes dañinos.

En la actualidad en el mercado se ofrecen muchas alternativas, en diferentes presentaciones, pero hay quienes prefieren utilizar productos de origen natural.

La gran ventaja de preferir estos últimos es que no contienen químicos agresivos y son aptos hasta para las pieles sensibles. Además, son bastante económicos, fáciles de preparar y resultan igual de efectivos.

Visita además: Cómo hacer toallitas desmaquillantes caseras.

En esta oportunidad queremos compartir varias recetas para elaborar limpiadores naturales en casa. ¡Toma nota!

Limpiadores naturales y fáciles de preparar

1. Limpiador natural de miel

La miel es uno de los productos naturales más recomendados para la piel grasa, seca o piel normal. Es un gran desinfectante y contribuye a reducir imperfecciones como el acné y las manchas.

Cómo preparar limpiadores faciales naturales y para todo tipo de piel
© deniskomarov – Fotolia.com

¿Cómo utilizarlo?

  • Toma una cucharada de miel y extiéndela sobre el rostro teniendo cuidado de no untar el pelo.
  • Hazte suaves masajes circulares y luego enjuaga utilizando agua tibia.
  • Lo puedes usar todos los días, por la mañana y antes de ir a dormir.

2. Limpiador natural de leche

Desde la antigüedad la leche de vaca ha servido como un aliado natural para limpiar la piel y conservarla joven por más tiempo.

Su ácido láctico neutraliza el pH natural del rostro y contribuye a reducir el exceso de grasa sin causar alteración de los aceites naturales.

¿Cómo utilizarlo?

  • Sumerge un trozo de algodón en un poco de leche y luego frótalo para limpiar.
  • Retira los excesos de leche que quedan en la piel utilizando un paño suave.

Lee también: 6 cosas que toda mujer debería hacer por su piel.

3. Limpiador natural de avena

La avena es uno de los productos exfoliantes más populares en el catálogo de belleza natural. Es hidratante, estimula la eliminación de células muertas y deja el rostro suave y renovado.

¿Cómo utilizarlo?

  • Humedece una cucharada de copos de avena con un poco de agua y frótala con suaves masajes circulares por todo el rostro.
  • Ten cuidado al llegar al contorno de los ojos porque la piel en esa zona es más delicada.

4. Limpiador natural de yogur

El yogurt es un producto natural que se puede utilizar para limpiar y desintoxicar la piel, además de eliminar manchas y prevenir los signos tempranos de la edad.

Este producto se puede aplicar sobre todos los tipos de pieles, ya que no altera los aceites naturales y neutraliza el exceso de producción de sebo.

¿Cómo utilizarlo?

  • Mezcla dos cucharadas de yogur natural con unas gotas de zumo de limón y aplícate una mascarilla.
  • Déjala actuar por 15 minutos y enjuaga con agua tibia.

Lee también: Cómo hacer un removedor de maquillaje con aceite de oliva.

5. Limpiador natural de rosa

Este sencillo limpiador facial se puede utilizar para desmaquillar el rostro y limpiarlo de todas las impurezas que absorbe durante el día.

Ingredientes

  • 6 cucharadas de aceite de semillas de uva.
  • 9 gotas de aceite esencial de bergamota.
  • 9 gotas de aceite esencial de rosa.
  • 6 gotas de aceite esencial de lavanda.
  • 1 cucharada de azúcar moreno.

¿Cómo utilizarlo?

  • Introduce los aceites en un frasco de cristal oscuro y agítalos para que queden bien integrados.
  • Toma una pequeña cantidad del producto y aplícala como un exfoliante con suaves masajes.
  • Enjuaga con agua tibia y un paño.

Visita además: 5 ingredientes que por ninguna razón debes aplicar directamente en tu rostro.

Sobre este post