Cómo preparar dos exfoliantes naturales de azúcar, pepino y té verde

Ingredientes naturales como el azúcar, el pepino y el té verde pueden ser utilizados para la elaboración de exfoliantes con propiedades para la piel. ¡Descúbrelos!

La exfoliación se ha convertido en una necesidad para el cuidado de la piel, ya que gracias a su capacidad para remover las células muertas es una excelente forma de mantenerla joven y radiante.

En la actualidad la industria cosmética y los centros de belleza ofrecen diferentes productos para realizar este tratamiento en el rostro y el cuerpo, pero lo cierto es que muchos son demasiado costosos y están fuera del alcance de la gran mayoría.

También podría interesarte: Exfoliantes caseros para prevenir y eliminar las manchas de las axilas.

Por suerte, para quienes quieren ahorrar dinero o no gustan de los productos con añadidos químicos, hay una serie de recetas caseras que aprovechan las bondades de ingredientes naturales para  nutrir la piel y de paso renovarla cumpliendo la función de exfoliar.

En esta ocasión queremos compartir dos productos exfoliantes muy fáciles de elaborar, los cuales pueden limpiar y regenerar la piel para reducir los efectos negativos que le provoca el medio ambiente.

Los ingredientes son muy fáciles de adquirir, pues de hecho, algunos hacen parte de la dieta regular.

Cómo limpiar y renovar tu piel con estos exfoliantes naturales de azúcar, pepino y té verde

1. Exfoliante de azúcar, pepino y hojas de menta

La azúcar se ha hecho popular como uno de los mejores ingredientes para exfoliar. Sus cualidades abrasivas ayudan a limpiar a profundidad la piel para remover las células muertas y otras impurezas que poco a poco van generando manchas.

Aunque este ingrediente se puede utilizar por sí solo, una buena idea es combinarlo con pepino y hojas de menta para potenciar sus efectos.

Cómo preparar dos exfoliantes naturales de azúcar, pepino y té verde
© kazmulka – Fotolia.com

El pepino cuenta con propiedades hidratantes, revitalizadoras y antioxidantes que al ser aplicadas sobre el rostro ayudan a restaurarlo y nutrirlo.

En general este tratamiento es una fuente significativa de vitaminas A, C y E, cuya acción antioxidante ayuda a prevenir el envejecimiento prematuro al combatir los radicales libres y estimular la producción de colágeno y elastina.

Lee además: Exfoliante casero para eliminar la celulitis.

Por si fuera poco, está diseñado para todo tipo de pieles, ya que hidrata los rostros secos, pero también regula el exceso de producción de grasa.

Ingredientes

  • 1 pepino grande (el que se usa en las ensaladas).
  • 2 cucharadas de hojas de menta frescas.
  • 2 y ½ tazas de azúcar.
  • 4 cucharadas de aceite de oliva extra virgen (en caso de piel seca)

¿Cómo prepararlo?

  • Introduce el pepino y las hojas de menta en una licuadora, y procésalos hasta obtener un puré espeso.
  • Una vez esté listo, traspásalo a un recipiente e incorpora el azúcar y el aceite de oliva.
  • Mezcla todo muy bien hasta obtener una crema espesa y añádele más azúcar si lo consideras necesario.
  • Vierte todo en un frasco de vidrio hermético y déjalo en el refrigerador hasta el momento de uso.

Visita además: 5 exfoliantes caseros para un rostro espectacular.

Modo de aplicación

  • Sobre la piel libre de maquillaje, aplica la cantidad suficiente de exfoliante haciéndole suaves masajes circulares para potenciar su acción.
  • Déjalo actuar 10 minutos y enjuaga.

2. Exfoliante de azúcar y té verde

Una combinación de azúcar y té verde también resulta bastante provechosa, ya que este último ingrediente es una gran fuente de antioxidantes que pueden inhibir el daño oxidativo para prevenir signos como las manchas y las arrugas.

Debido a sus cualidades, este sencillo exfoliante está aconsejado para las que luchan contra el acné y todo tipo de irritaciones.

Ingredientes

  • 1 y ½ taza de azúcar.
  • 2 cucharaditas de té verde en polvo.
  • 2 bolsitas de té verde.
  • ½ taza de aceite de coco.

¿Cómo prepararlo?

  • Abre las bolsitas de té y mezcla su contenido con té verde en polvo y azúcar.
  • A continuación, añade poco a poco el aceite de coco hasta cubrir toda la mezcla.
  • Incorpora todo hasta que quede bien integrado y almacénalo en un frasco hermético.

Modo de aplicación

  • Toma la cantidad suficiente del producto y aplícala con suaves masajes circulares en las zonas del cuerpo deseadas.

En ambos casos se pueden aplicar dos o tres veces por semana, y el producto restante puede almacenarse hasta 1 meses en el refrigerador.

Lee también: 5 exfoliantes naturales para rostro y cuerpo.

Sobre este post