Cómo mantener una buena comunicación entre padres e hijos

Una familia que mantiene su círculo interior sano, tiene el beneficio de desarrollar todas sus actividades dentro de un ambiente repleto de compañerismo, respeto, tolerancia, y por encima de esto, el amor que es el combustible para poner en marcha todos los aspectos antes mencionados.

Es evidente que los hijos son fundamentales en el hogar, pero para que su rol dentro del núcleo familiar sea constructivo y no a la inversa, ellos deben saber comunicarse y  por tanto que se les escuche. Si logras comprender la importancia de mantener una comunicación estable con tus hijos, tendrás la capacidad de mantener un ambiente sano y todo tipo de dificultades serán más sencillas de resolver.

Consejos para mantener una buena comunicación con tus hijos

Como mantener una buena comunicacion entre padres e hijos1. Pasar tiempo con ellos
Cuando los padres en medio de tantas diligencias procuran apartar un tiempo para dedicar a sus hijos, se están asegurando un espacio perfecto para organizar la comunicación hacia ellos. A través de este interés que se muestre hacia ellos, ellos también tienen el espacio para responder ¿y cómo lo hacen? A través de la comunicación donde pueden platicar de sus sueños, problemas y anhelos.

2. Que la edad no sea impedimento para la comunicación
Existe una curva en la comunicación entre padres e hijos que se enmarca con mucha frecuencia. Esta suele elevar su nivel cuando los niños son pequeños, pero conforme avanza el tiempo esta disminuye. Ahora bien, se entiende que el pequeño crece y con el tiempo necesita su privacidad, pero que esto no se confunda con menos comunicación. Si desde pequeño se les instruye para que confíe en la cabeza del hogar, aun en sus etapas más difíciles no lo dejarán de practicar.

3. Comunique temas “delicados” sin pena
Muchos padres de familia temen abordar temas íntimos, temas además como la drogadicción, adicciones, etc. esto lejos de ser beneficioso es un problema para ambos. De lado del padre se marca un distanciamiento hacia los hijos y de lado de los pequeños, supone una falta de información por parte de una fuente confiable. No tema abordar estos temas, sea sabio para saber cuándo hablar de ello.

4. Los padres deben saber comunicar lo que piensan
No es lo mismo comunicar que hablar. Cuando los padres comunicar consejos y correcciones a los hijos, lo hacen a través de conocimientos, madurez y serenidad, todo ello en pro de su bienestar. Cuando en lugar de estos solo hablar a base de enfurecimiento o dejándose llevar por terceros, el mensaje llega pero su fruto es nulo.

5. El mejor amigo del mundo
Finalmente, no procurar más que ser el mejor amigo de los hijos. ¿Se ha preguntado qué pasaría si el mejor amigo que buscan sus hijos fuese usted? Seguramente que tendría bajo su conocimiento todo lo que ocurre con ellos, eso sí, no se confunda, para que esto suceda debe llevar un proceso de comprensión de no un día sino de toda la vida.

Imagen: Lotus Carroll

Sobre este post