Cómo hacerte el pedicure en casa

Los pies son una parte del cuerpo que muchas personas tendemos a esconder y pensamos que son feos, pero no es así, ya que si los mantienes arreglados de igual manera que cuidas el resto de tu cuerpo, puedes mostrarlos sin temores. Puedes realizarte el pedicure una vez por semana o cuando veas que las uñas están creciendo y las cutículas ya están muy grandes.

Ya aprendiste como tener unas uñas perfectas y realizarte un manicure sin salir de casa, ahora aprenderás como hacerte el pedicure sin necesidad de gastar tanto tiempo y dinero en una peluquería. Sigue los pasos y verás como tus pies lucirán mucho más lindos.

Pedicure paso a paso

1. En una tina con agua tibia, sumerge tus pies durante unos 20 minutos, para que tus pies se relajen puedes agregarle unas dos pastillitas de aspirina, o una cucharadita de sal, o bicarbonato de sodio. Además en el mercado puedes encontrar removedores de cutícula que puedes agregar al agua para que las cutículas se ablanden y puedas retirarlas con facilidad para no causar lesiones.

Cómo hacerte el pedicure en casa
© Voyagerix – Fotolia.com

2. Si tienes las plantas de los pies muy secas o con partes duras y ásperas, es bueno utilizar una piedra pómez o una lima para remover esa piel muerta. Recuerda hacerlo con delicadeza ya que puedes causar lesiones que no te dejarán caminar al día siguiente.

3. Con un palito de naranjo suavemente corre las cutículas hacia arriba y limpia los bordes de las uñas y dentro de ellas, para eliminar cualquier impureza y piel que queda en ellas. Además si ves cueritos salientes puedes utilizar una herramienta llamada corta cutícula que corta este tipo de pieles, hazlo con mucho cuidado para no causar heridas.

4. Luego de terminar con los pasos anteriores, debes desechar el agua y tener más agua tibia para realizar una exfoliación, puedes hacerla con crema y azúcar, masajeando suavemente tus pies, cuando termines el masaje, sumérgelos de nuevo en el agua y lava muy bien tus pies.

5. Al terminar debes secar muy bien tus pies, para comenzar con las uñas. Debes cortarlas y limarlas muy bien, debes intentar que queden derechas para que no contraigas infecciones y evitar que se encarnen.

6. Para que el esmalte se conserve por más tiempo, las uñas no deben estar aceitosas por lo que se debe eliminar algunos rastros de aceite con un algodón mojado con quitaesmalte.

7. Después de estar segura que las uñas no estén aceitosas es aconsejable aplicar una base de esmalte para que haya una mejor conservación y que los colores oscuros no se decoloren tan fácilmente.

8. Luego de que la base ha secado, hay que empezar a pintar las uñas con el color del esmalte que más te guste o si lo prefieres puedes dejarlas naturales. Hay hacerlo con mucho cuidado comenzando primero por el centro para continuar por los bordes sin aplicar capas gruesas debido a que no secarán rápido y es probable que salpiquen. Luego de que esta capa haya secado, aproximadamente después de unos cinco minutos, se debe aplicar una segunda capa de esmalte siguiendo el mismo método, debes dejar secar muy bien para no estropearlas al colocarte los zapatos.

9. Finalmente, luego de que esta segunda capa haya secado, se debe aplicar una capa protectora con un brillo, en el mercado hay unos que vienen con secado rápido y dejar secar todo por, aproximadamente, 15 minutos.

Además puedes maquillar tus manos del mismo color de tus pies para que hagan juego.

Loading...

Sobre este post