Cómo hacer una mascarilla con efecto cicatrizante y antiarrugas usando ingredientes naturales

¿Quieres disminuir las arrugas y cicatrices de tu piel? No te pierdas la receta de esta mascarilla casera

Las cicatrices y las arrugas son marcas antiestéticas que desde siempre han generado preocupación en la mayoría de las mujeres.

Es cierto que en muchos casos estás son producto de algún proceso natural de la piel; sin embargo, el que sean visibles las convierte en un problema para quienes las padecen.

En la actualidad se han creado cientos de productos estéticos que tienen como fin reducir al máximo la presencia de este tipo de imperfecciones.

Sin embargo, muchos de esos tratamientos son demasiado costosos o están elaborados con químicos que resultan agresivos en varios tipos de pieles.

Cómo hacer una mascarilla con efecto cicatrizante y antiarrugas usando ingredientes naturales
© puhhha – Fotolia.com

Por fortuna, hay una serie de alternativas naturales que por su composición le proporcionan a la piel los beneficios de regenerarse.

En esta ocasión queremos compartir la receta de una fabulosa mascarilla de hisopo, arcilla y avena cuyas propiedades purifican la piel mientras la rejuvenecen. ¿Quieres aprender a prepararla?

Mascarilla facial para atenuar las cicatrices y arrugas

Esta mascarilla facial aprovecha las propiedades de ingredientes saludables como el hisopo, la arcilla y la avena conocidos por sus múltiples aplicaciones en lo que tiene que ver con la salud y la estética.

Visita además: Microdermoabrasión casera ¡Elimina manchas, arrugas, cicatrices y acné!

El hisopo, ingrediente principal, es una planta con acción antiséptica y astringente que al ser aplicada sobre el rostro contribuye a controlar el acné, los puntos negros y las irritaciones. También cuenta con un efecto cicatrizante y antiarrugas que favorece la regeneración celular para una piel más joven y radiante.

Combinado con arcilla y leche de avena potencia sus efectos exfoliantes para remover las células muertas y permitir una adecuada oxigenación de la piel.

Ingredientes

  • 1 cucharada de hisopo seco.
  • 1 cucharada de arcilla verde.
  • 2 cucharadas de leche de avena.

Lee además: ¡No tires las cáscaras de banana nunca más! Descubre sus beneficios para la piel.

Preparación

  • Introduce el hisopo seco en un mortero y tritúralo hasta obtener un polvillo.
  • Llévalo a una olla limpia, incorpora la leche de avena y ponlo a fuego lento.
  • Antes de que rompa en ebullición, retíralo del fuego y déjalo reposar de cinco a diez minutos.
  • Incorpora poco a poco la arcilla y usa una cuchara de madera para remover.
  • Como resultado debe quedar una mezcla de consistencia cremosa.

Modo de aplicación

  • Lava bien la piel del rostro y retírale el maquillaje.
  • Cuando esté limpio, toma una pequeña cantidad del producto y extiéndelo de forma uniforme teniendo cuidado con el contorno de los ojos y de los labios.
  • Déjalo actuar unos 15 minutos o hasta que la crema se seque sobre la piel.
  • Antes de enjuagar por completo, humedece un poco la mezcla aplicada y frótala con suaves masajes circulares para exfoliar.
  • Retíralo con abundante agua y seca con cuidado.
  • Repite este tratamiento dos veces a la semana.
  • Para finalizar recuerda aplicarte alguna crema o tónico hidratante.

Recomendaciones…

Por tratarse de ingredientes naturales es muy probable que los resultados tarden un poco más en hacerse notorios; sin embargo, usándola con frecuencia se puede lograr un buen efecto en poco tiempo.

Lee además: Cómo preparar un tratamiento con ajo para rejuvenecer el rostro.

En caso de aplicar esta mascarilla en horas del día es muy importante utilizar protector solar porque la piel queda un poco más sensible.

Sobre este post