¿Cómo hacer una loción para aliviar el dolor en las piernas?

No importa el motivo por el cual tus piernas presentan dolor, con esta maravillosa loción, esos dolores quedarán en el pasado. ¡Pruébala y te sorprenderás!

La edad es un factor determinante para los dolores en las extremidades o articulaciones, sin embargo a cualquier edad se nos puede presentar un fuerte dolor, especialmente en las piernas.

Claro está que pueden ser signos de un padecimiento en las extremidades inferiores, como artritis, osteoporosis, deficiencias musculares, o el simple esfuerzo de todo un día ampliamente pesado.

Para mitigar el dolor podemos hacer dos cosas muy comunes, la primera, tomar un analgésico para el dolor, la segunda, preparar nuestra propia loción de magnesio para aliviar el dolor de las piernas.

¿Cómo hacer una loción para aliviar el dolor en las piernas?En el presente artículo les recomendamos la segunda opción y les mostramos cómo se hace.

Loción de magnesio para aliviar el dolor en las piernas

Ingredientes

  • Aceite de magnesio: 45 mililitros.
  • Árnica: 75 gramos.
  • Cera de abejas: 15 gramos.
  • Gel de aloe vera: 45 gramos.
  • Manteca de karité: 45 gramos.
  • Aceite de infusión de consuelda.
  • Aceite de oliva: 175 militros.

Preparación

En primer lugar debemos preparar aparte el árnica con el aceite de infusión de consuelda, para ello procederemos a poner dos cucharadas de flores de árnica junto con otras dos cucharadas de hojas secas de consuelda en un recipiente, cuando las tengamos en él, vamos a verter aproximadamente 170 ml de aceite de oliva.

Ahora colocaremos el recipiente en una cacerola que contenga una buena base de agua, la pondremos en el fogón con la lama ‘bajita’ o a fuego lento durante un periodo de tiempo de dos horas. Se recomienda estar atentos en caso de que el agua se comience a evaporar.

Una vez haya pasado el tiempo de baño de maría agregaremos la cera de abejas al mismo recipiente, volvemos a someter la cacerola al mismo procedimiento hasta que percibamos que la cera se encuentra totalmente derretida.

Hasta ahora bien; apagaremos la llama del fogón y agregaremos al mismo recipiente la manteca de karité, esperamos a que se derrita; una vez se derrita retiramos la cacerola del fogón y esperamos hasta que la mezcla se enfríe.

Mientras esperamos que la mezcla se enfríe, en otro recipiente combinaremos el aceite de magnesio con el gel de aloe vera; debemos tener en cuenta que el recipiente en el que estamos haciendo la nueva mezcla sea resistente al calor.

Observaremos la primera mezcla, si nos percatamos de una nueva capa acumulada en la parte superior de la misma, significa que ya se enfrío; ahora nos fijaremos que ambas mezclas estén a temperatura ambiente.

Si lo están, es hora de combinar ambas mezclas; para hacerlo debemos verter la última mezcla hecha en el recipiente de la primera, a la vez que nos ayudamos de un mezclador manual.

Se recomienda mezclar por aproximadamente tres a cinco minutos sin detenernos, hasta que la mezcla total quede espesa.

Ya tenemos nuestra loción de magnesio lista, el último paso que nos queda por ejecutar es el de vaciarla a un recipiente adecuado, para este paso se debe considerar el uso de un recipiente de vidrio o plástico.

La debemos aplicar en las piernas realizando masajes circulares, como mínimo una vez al día, mejor antes de irnos a dormir.

Sobre este post