Cómo hacer un gel casero de semillas de lino para controlar el frizz

¿Estás luchando contra el frizz y otros problemas capilares? No te pierdas este gel casero de semillas de lino para repararlo.

El cabello es una de las partes más importantes de nuestro atractivo físico. Este mejora nuestra imagen y nos puede ayudar a adoptar un estilo para reflejar nuestra personalidad.

Por desgracia, debido a los radicales libres del ambiente, los rayos UV del sol y otra variedad de factores, está sufriendo una serie de alteraciones que afectan de forma significativa su belleza.

El uso diario de champú y acondicionador son las formas más efectivas de luchar contra todos esos daños que lo van deteriorando; no obstante, en muchos casos estos no son suficientes y se requiere de un producto adicional para poder repararlo.

Por fortuna, existen muchos tratamientos para el cuidado capilar con los cuales se puede recuperar su aspecto saludable mientras combatimos problemas comunes como el frizz.

Entre esto nos encontramos con un gel casero de semillas de lino cuya riqueza en nutrientes y aceites esenciales favorece el fortalecimiento  de todo el cabello dañado. ¿Conoces sus beneficios?

Beneficios del gel casero de linaza

Uno de los principales beneficios del gel casero de semillas de lino es que no contiene químicos agresivos ni otras sustancias que alteran el pH natural del cabello.

Cómo hacer un gel casero de semillas de lino para controlar el frizz
© deagreez – Fotolia.com

En lugar de esto nos encontramos con un producto rico en ácidos grasos omega 3, vitamina E y otros antioxidantes poderosos que ayudan a restaurar el pelo mientras alivian la sequedad y las puntas abiertas.

Usándolo de forma continua se pueden nutrir las raíces del pelo para frenar la caída y estimular el crecimiento.

Actúa como un hidratante natural, perfecto para reducir la caspa, la sequedad y todos los trastornos que aparecen cuando hay un desequilibrio del pH.

Sumado a todos estos beneficios hay que destacar que es ideal para las que luchan contra el frizz, pues ayuda a fijar el pelo y facilita los peinados.

Lee además: Agua de linaza para parar la caída del pelo.

¿Cómo preparar un gel de linaza casero?

El gel de semillas de lino es una fórmula ecológica, saludable y muy económica. Su contenido en mucílagos le da un efecto de gel que se asemeja a los comerciales.

Ingredientes

  • 500 ml de agua
  • 1 cucharada de aceite de almendras
  • 3 cucharadas de semillas de lino o linaza
  • 1 cucharada de romero
  • 1 cucharada de cola de caballo

Preparación

  • Vierte en una olla el agua, las semillas de lino, el romero, la cola de caballo y el aceite de almendras.
  • Lleva todo a fuego bajo y déjala entre 20 o 25 minutos hasta que hierva.
  • Si deseas que tenga un aroma le puedes poner un aceite esencial de tu olor favorito.
  • Una vez finalice el tiempo de cocción, pasa todo a través de un colador de tela y separa el líquido.
  • Déjalo reposar un par de horas para que se espese.
  • Viértelo en un frasco de vidrio y consérvalo en el refrigerador hasta 8 días.

Visita además: 6 trucos sencillos para conseguir un cabello más voluminoso.

Modo de aplicación

  • Toma la cantidad de gel que consideres necesario y frótala sobre el pelo húmedo con un ligero masaje.
  • Puedes aplicarlo todos los días, aunque es primordial recordar que este tiende a endurecer un poco el pelo.
  • Si te molesta este efecto lo puedes enjuagar 15 minutos después.
  • Úsalo mínimo 3 veces a la semana.

Lee también: Tratamiento de limón y agua de coco para frenar la caída del cabello.