Cómo hacer un exfoliante corporal de cítricos y sales de Epsom

Este exfoliante con cítricos y sales de Epsom es un tratamiento natural que te permite eliminar las células muertas mientras renuevas tu piel. ¡Aprende a elaborarlo!

El uso de exfoliantes corporales está cada vez más extendido, ya que muchas han comprobado por sí mismas que es un tratamiento muy bueno para la piel.

Los productos que se emplean para este fin tienen la función de remover las células muertas y limpiar los pequeños poros que van adquiriendo suciedad.

Además, gracias a las propiedades y nutrientes que se le aportan, se le brinda un “extra” de vitaminas y grasas esenciales que favorecen su reparación celular y rejuvenecimiento.

Si bien ahora mismo se pueden conseguir en diversas presentaciones en el mercado, es bueno tener en cuenta varias recetas caseras que ofrecen beneficios similares por una poca inversión.

Cómo hacer un exfoliante corporal de cítricos y sales de EpsomEn esta oportunidad queremos compartir uno elaborado con cítricos como el limón y la naranja cuyos nutrientes aumentan la producción de colágeno y reparan las fibras dañadas.

También contiene aceite de coco y sales de Epsom que garantizan la limpieza profunda para un aspecto más saludable y suave. ¿Quieres aprender a prepararlo?

Exfoliante corporal de cítricos y sales de Epsom

Este exfoliante natural está fabricado con ingredientes nutritivos que contribuyen a desprender la piel muerta para dejar el cuerpo suave y humectado.

Contiene ácidos grasos esenciales, sustancias antibacterianas y astringentes que regulan la producción de aceites mientras eliminan las impurezas.

Es perfecto para consentir la piel de vez en cuando, garantizando su nutrición y creándole una barrera protectora contra agentes agresivos del entorno.

Cómo hacer este exfoliante natural

La preparación de este exfoliante corporal es muy fácil y sus ingredientes se pueden encontrar con facilidad en cualquier tienda o supermercado.

Sin embargo, antes de proceder a usarlo, es bueno dejar claro que solo se aconseja aplicar en horas de la noche ya que los cítricos pueden manchar la piel si esta se expone al sol tras su aplicación.

Teniendo esto presente, te invitamos a seguir los sencillos pasos para hacerlo en casa. ¡Apunta!

Ingredientes

  • 1 taza de sales de Epsom (sulfato de magnesio)
  • 1 taza de aceite de coco
  • 4 rebanadas de limón
  • 4 rebanadas de naranja

Instrucciones

  • Corta las rodajas de limón y las de naranja.
  • Viértelas en la licuadora y agrégales el aceite de y las sales de Epsom.
  • Procesa todo por un minuto y vierte el producto en un frasco de vidrio con tapa.

Modo de aplicación

  • Toma la cantidad necesaria de exfoliante y frótalo sobre las áreas deseadas con un suave masaje circular.
  • Déjalo actuar 5 minutos y aclara con agua templada.

Los beneficios de este tratamiento son muchos, pero eso no quiere decir que pueda utilizarse todos los días.  Si bien esta acción deja la piel renovada, joven y lista para recibir otros nutrientes, no debe hacerse en exceso porque puede ocasionar efectos no deseados.  

Algunas mujeres no saben cómo se debe hacer de forma correcta y cada cuánto conviene utilizarlo. Por esto, aclaramos que solo se puede hacer como máximo dos veces a la semana, siempre empleando suaves masajes circulares.

En caso de notar la piel seca tras su uso, aplícate un tónico hidratante o una crema con sustancias oleosas.

¿Ya probaste los beneficios de la exfoliación? Anímate a hacer este exfoliante natural en casa y consiente tu piel sin gastar de más.