Cómo eliminar los callos para acabar con el dolor en tus pies

Los callos en los pies son dolorosos, molestos y antiestéticos. Te damos los mejores consejos para eliminarlos naturalmente

Los callos son el resultado de la falta de cuidado en los pies, los cuales soportan todo los días nuestro peso y las labores que realizamos todo el tiempo. El uso de un calzado inadecuado, la falta de hidratación, el tipo de medias, los trabajos pesados, entre otros, pueden causar dolorosos callos que por lo general se forman en la parte superior de los dedos, detrás de ellos y en los talones. Además de ser dolorosos y molestos, los callos también son antiestéticos y le dan al pie una apariencia poco saludable. Por suerte, existen varias formas de tratarlos con remedios naturales para removerlos más fácil y recuperar la salud del pie.

Cómo eliminar los callos para acabar con el dolor en tus pies¿Cómo eliminar los callos de los pies?

  • Para eliminar los callos de los pies es muy importante ablandar la callosidad y posteriormente limarla para deshacerse de la piel gruesa.
  • Sumerge los pies en un recipiente con agua tibia durante 10 minutos.
  • Luego, utiliza una piedra pómez o una lima quita callos para frotar las asperezas e intentar eliminar esa capa de piel gruesa que afecta tus dedos, la planta del pie o los talones.
  • Al limar debes ser muy cuidadoso, ya que podrías causarte alguna herida en la piel del pie. No debes pretender eliminar todo el callo con una sola limada, ya que éste tarda algunos días en eliminarse por completo sin causar heridas en la piel.
  • Para obtener buenos resultados es muy importante evitar el uso de zapato ajustado, ya que éste empeora el problema y dificulta el alivio.

Remedios naturales para eliminar los callos

Para  complementar el tratamiento anterior, es ideal utilizar alguno de los remedios naturales que facilitan la remoción del callo. Si estos remedios no funcionan y el callo permanece por mucho tiempo es necesario consultar con un podólogo.

Cebolla: tiene propiedades antiinflamatorias y antibacteriales que contribuyen a eliminar la piel muerta que forma la dureza de los callos. Para esto, basta con cortar media cebolla y frotarla en la zona afectada todas las noches antes de acostarse.

Ajos: este ingrediente tiene efectos similares al anterior y es un buen aliado para eliminar los callos. Tritura dos o más ajos hasta formar una pasta, mézclala con aceite de oliva y luego aplícala en las zonas afectadas, cubriéndolo con una venda para fijarlo durante toda la noche. Utiliza calcetines para evitar que el vendaje se dañe durante la noche.

Caléndula: machaca o licua algunas hojas de caléndula, y aplícala en las zonas afectadas. Cubre la pasta con una venda, colócate medias y déjalo actuar toda la noche.

Ortiga: coger los tallos y sus flores, lavarlos bien, pasarlos por la licuadora y aplicarse el jugo 3 veces al día.

Bicarbonato de sodio: este ingrediente natural ayuda a exfoliar la piel y promueve la eliminación de células muertas para ablandar la dureza provocada por el callo. Sumerge tus pies en agua tibia durante 10 minutos y luego aplícate una pasta de bicarbonato de sodio ligeramente humedecida con aceite de oliva. Deja actuar esta pasta de 10 a 20 minutos y finalmente límate la zona afectada con una piedra pómez.

 

Sobre este post