Cómo educar un gato

La mayoría de las veces encontramos mas tips para perros que para gatos y es muy obvio las razones para que los estos sean más “populares” entre los adultos y los niños puesto que un perro es mas sociable, amigable y entiende un poco más que los gatos (eso es lo que popularmente se cree) puesto que la mayoría de veces cuando vamos a acariciar un gato ellos no se dejan ó cuando quieren estamos ocupados y qué decir con enseñarles cosas tan básicas como el lugar donde ensuciar y no en las platas de tu mamá y observar su total indiferencia, se dan vuelta y lo único que podemos ver es como se aleja con la mayor tranquilidad posible o trepando en aquel árbol donde bajara más tarde luego de dormir o comer, pero millones de personas amamos los gatos, algunos les atribuyen aquello que acabo de describir como una virtud como educar un gatoya que los gatos son tan independientes que muchos humanos se dejan cautivar por aquel ser que quiere a su manera, en este articulo te quiero mostrar algunos “truquillos” básicos para que tú mascota aprenda a orinar en su caja y a afilar sus uñas en un rascador y no en los muebles de tu casa.

LA PRIMERA REACCION ES LA QUE CUENTA

Un gato aprende de la manera con la cual pueda conseguir un beneficio y aprenderá de por vida si esto le proporciona bienestar, es decir si intentas enseñarle algo y él lo asocia como algo bueno lo repetirá, pero en cambio si él hace algo y tu lo reprendes nunca lo volverá a hacer, te pongo unos ejemplos, la mayoría de los gatos no les interesa nuestra siesta y se suben a la cama con la intensión de despertarnos, si en lugar de bajarlo lo consientes él lo asociará con hacerlo nuevamente ya que esto le brinda un rato de felicidad. Sí tú lo llamas y él obedece pero lo único que quieres es regañarlo por algo que hizo, aprenderá que cada vez que tu lo llames el pasará una mala experiencia así que él nunca volverá a acercarse cuando se lo pidas.

PREMIOS

A los gatos les encantan los premios y la buena vida, así que cada vez que el haga algo bueno le puedes dar una galleta, atún ó simplemente acariciarlo, un ejemplo es cuando él se levante en las mañanas ó luego de comer, puedes llevarlo a su caja sanitaria y esperar un rato hasta que el logre ensuciar apenas lo haga puedes premiarlo, si el gato observa que su caja esta sucia, él con seguridad no la usará y hará sus necesidades en otro lugar hasta que este nuevamente limpia.

INCOMODIDAD

Creo que esta es la palabra que menos los identifica pero que podremos utilizar a nuestro favor,  ya que gracias a la incomodidad podrás enseñarle a dejar de realizar ciertas cosas que no están bien, acá te doy un ejemplo, si quieres que él se afile las uñas en el rascador, puedes colocar papel de lija, papel aluminio, papel adhesivo o colocar olores que no les guste como pimienta y mentol para que no se acerquen a tus muebles más queridos ó a los bafles de tu equipo de sonido, esto hará que evite volver a estos lugares en cambio puedes colocar unas gotas de pesado cerca a su rascador ó en la base y él llegará a afilar sus uñas con el mejor de los gustos.

Al parecer con el paso de los siglos a los gatos no se les ha olvidado que en algún momento de nuestra historia ellos era venerados por las personas e incluso los faraones los tenían como animales con poderes, así que tal vez esta sea una de las miles de razones por la cual nuestro gato es tan “raro” y diferente al perro.

Loading...

Sobre este post