Cómo deshacerse de los talones agrietados y duros utilizando bicarbonato de sodio

Los talones agrietados son antiestéticos y dolorosos. Descubre cómo el bicarbonato te ayuda a deshacerte de los talones agrietados para unos pies más sanos

Los pies hacen parte importante de nuestra salud y nuestra belleza, pues además de reflejar mucho sobre nosotros, también son nuestro sostén día a día en cualquiera de las actividades que tengamos que realizar. Muchas veces nos preocupamos por cuidar todo nuestro cuerpo y olvidamos darle una atención especial a los pies a pesar de ser tan importantes en nuestra vida.

Los talones duros y agrietados son un síntoma claro del descuido que tenemos con nuestros pies. Este problema suele ser muy molesto ya que además de ser antiestético, también puede provocar mucho dolor e inflamación.

Medicamente los talones agrietados y duros son conocidos como fisuras de talón. Estas fisuras suelen ser heridas de corte lineal, que afectan especialmente la parte superior de la piel que comprende la epidermis. Este problema por lo general está causado por el exceso de presión en las almohadillas de los pies, lo cual causa una resequedad crónica y el agrietamiento. En muchas ocasiones los talones agrietados y duros pueden ser un signo de deficiencia de zinc y ácidos grasos omega-3. Sea cual sea su causa, es importante tratarlos rápidamente para que no se conviertan en un problema más doloroso y difícil de combatir. En esta ocasión te queremos compartir los beneficios del bicarbonato de sodio para deshacerse de los talones agrietados y duros, y lucir unos pies más bonitos.

Bicarbonato de sodio para eliminar los talones agrietados y duros

El bicarbonato de sodio es un excelente producto para combatir y eliminar los talones agrietados y duros de los pies, puesto que tiene propiedades antisépticas que combate las bacterias y favorecen el ablandamiento de los mismos. Este producto es muy económico, fácil de adquirir y lo mejor es que se puede convertir en tu mejor aliado para tener unos pies bonitos y saludables.

Cómo deshacerse de los talones agrietados y duros utilizando bicarbonato de sodio
© Andrey Popov – Fotolia.com

Vas a necesitar:

  • 3 cucharadas de bicarbonato de sodio.
  • 5/4 litros de agua.

¿Qué debes hacer?

  • Coloca a calentar el agua y agrégale las 3 cucharadas de bicarbonato de sodio. Sumerge los pies en esta mezcla durante 20 minutos y poco a poco masajea suavemente los pies.
  • Finalizado el lavado de los pies, aplícate en los talones una buena crema hidratante o una buena cantidad de vaselina. Colócate calcetines de algodón y mantén cubiertos los pies por al menos 2 horas.
  • Este tratamiento se debe hacer 7 días seguidos, se descansan otros 7 y luego se vuelve a repetir. Lo ideal es hacerlo 3 veces para obtener excelentes resultados.

Visita además: Tratamiento natural de leche para combatir los callos y suavizar los pies. ¡Apunta!

Otra opción consiste en preparar una pasta espesa de bicarbonato de sodio, usando una buena cantidad de este polvo blanco con una cucharada de aceite de coco o un poco de agua. Se aplica todos los días en los talones agrietados, se les pone unos calcetines y se deja actuar por lo menos 2 horas.

Otros beneficios del bicarbonato de sodio para los pies

  • Además de ayudar a ablandar y eliminar los talones agrietados, el bicarbonato de sodio es un gran aliado para cuidar los pies y mantenerlos saludables.
  • El bicarbonato de sodio es un producto económico para suavizar los pies y relajarlos.
  • El remojo y masaje de los pies en bicarbonato de sodio con agua, actúa como un exfoliante natural para eliminar las células muertas que pueden oscurecer los pies.
  • Después de un día de trabajo duro, el bicarbonato de sodio disuelto en agua te puede ayudar a descansar y tratar tus pies.

Consejos finales para combatir y eliminar los talones agrietados y duros

Si deseas tener unos pies saludables, libres de talones agrietados y duros, también es bueno atender a las siguientes recomendaciones.

Lee también: Exfoliante natural de café para suavizar y mejorar la piel de los pies.

  • Mantén los pies bien limpios, libres de todo tipo de suciedad.
  • Ejercita tus pies regularmente.
  • Para aliviar tus pies todos los días, remójalos en agua fría y caliente.
  • Evitar caminar descalzo por mucho tiempo.
  • Proteger la piel de la humedad y el exceso de calor.
  • Elegir un calzado cómodo y adecuado, que le dé ventilación a los pies, espacio y el ambiente necesario para curar los pies agrietados.
  • Si tienes durezas en cualquier área de tus pies, remójalos por lo menos una vez por semana en agua caliente. Esto ayudará a aflojar la piel, estimulará la circulación de la sangre y ayudará a prevenir futuros agrietamientos en los pies.
  • No olvides hidratar tus pies todos los días, especialmente en aquellas áreas donde suelen concentrarse las durezas. Utiliza una buena crema hidratante para el cuidado de los pies.

Sobre este post