Cómo descubrir a los malos amigos

Siguiendo con este especial de amor y amistad, hoy quiero comentarles la historia de una de las mujeres preciosas que nos visita todos los días y con la que tuve la oportunidad de hablar debido a su tristeza que ha sido causada por una mala amistad. Nuestra amiga me comentó que durante mucho tiempo tuvo una gran amiga a la que quería demasiado y con la que compartía muchas cosas, le confió su vida entera y en este momento esa persona se encuentra divulgando todos sus secretos, habla muy mal de ella y se alejó sin razón alguna. Durante todo este tiempo ella se a enterado de su hipocresía por medio de otras personas y la tristeza se ha embargado en su corazón, porque no sabe que hizo mal y aunque ella sabe que todo lo que esta mujer está diciendo es mentira no sabe como afrontar todas estas acusaciones y se siente muy sola.

Pero… ¿Cómo descubrir a tiempo y sin sufrir este tipo de engaños, que esa persona que pensamos que es nuestra amiga, en realidad no conoce lo que es una buena amistad?

En ocasiones no es que no podamos identificar a los malos amigos, sino que no queremos hacerlo, por no dañarla o lastimarla. Pero hay que pensar que esa persona si esta dañando y lastimando a nosotros. En tal caso hay que tomar una decisión y alejarnos de ellas, resultará difícil pero al poco tiempo nos sentiremos mucho mejor y aliviadas de no tener que padecer esa amistad que ya no deseábamos y muchas veces creemos que es mas fácil estar con viejas amigas que hacer nuevas, esto es generalmente por un temor al cambio y a que nos acepten como somos.

Los malos amigos simplemente viven como en una burbuja en la que solo se encuentra su mundo y no importa nada de lo que gira a su alrededor. Contaminan la vida de las personas a las que se acercan ofreciendo una verdadera amistad, con críticas, señalamientos, hipocresía, utilitarismo, entre otras cosas, suelen ser personas que solo valoran los momentos y no la vida en si.

Los malos amigos siempre critican en la espalda y jamás te dirán las cosas en tu cara, porque eso es lo que hacen los amigos cuando ven que estamos cayendo en el abismo, nos abren los ojos y aunque en ocasiones nos duela, ellos son quienes nos aconsejan, acompañan y animan para salir adelante. Suelen ser valientes cuando ridiculizan a sus supuestos amigos, hablando cosas que nadie más sabe y al final se hacen la de la vista gorda jurando y recurando que jamás lo hicieron, pero por detrás tienen sus caras llenas de risas como si hubiesen sido premiados con la humillación del otro.

Son tan crueles los malos amigos, que cuando ven que la otra persona tiene éxito, intentan criticarlo porque de esta forma se sienten bien tachando los logros de los demás y haciéndolos sentir poco a pesar de hacer las cosas bien. Son egoístas en exceso, se la pasan hablando solo de ellos y jamás tienen la disposición de escuchar a nadie más, pueden pasar horas hablando de las cosas más absurdas como si fuera lo más interesante del mundo y si tu quieres hablar algo tuyo, te cambia el tema o te dice que debe irse. El mal amigo vive en competencia contigo e intenta echarte en cara las cosas buenas que puede lograr solo porque en el fondo se siente inferior a ti, además siempre intenta decirle a las personas que se acercan a ti o a tu pareja que eres una mala persona y que no eres una persona aceptable para nadie.

Los malos amigos son incapaces de recibir una crítica, pero a la hora de criticar a los demás están en primera fila, pero aún así intentan quedar bien delante de todo el mundo y lo hacen muy bien porque la hipocresía la manejan a la perfección, te miman, te cuidan, pero cuando les das la espalda te clavan el cuchillo y lo más risible es que cuando les pides un consejo suelen hablar de todo menos de la verdad, porque simplemente no tienen ni la más mínima idea de lo que dicen, se hacen los expertos en todo para no quedar mal ante nadie y si hacen ver como tontos a quienes los rodean. También son aquellos que solo aparecen en reuniones para tomar y conocer gente nueva, ya que para ellos es más importante la diversión gratis y las ventajas que le asegures, pero no solo eso, tiene un nivel de valores bastante deplorable y da malos consejos sabiendo que lo hace y si te niegas a sus exigencias lo único que hará será burlarse de ti.

Suelen estar a tu lado cuando te encuentras bien económicamente y sentimentalmente, pero cuando ven que algo marcha mal en tu vida se alejan por completo y sin razones. También nos juzgan, nos invaden y se entrometen con cierta malicia en nuestros asuntos, tanto personales como laborales, creando nuevos problemas a los ya existentes. Los malos amigos también se acercan a ti por conveniencia, porque quieren obtener algún beneficio, no valoran la amistad, no saben dar y solo utilizan a alguien para sus fines egoístas.

Debes alejarte por completo de estas personas que dicen ser tus amigos pero te hacen la vida de cuadritos, puede que sea un comportamiento egoísta que no va contigo, pero tú eres una buena persona. Simplemente elije bien tus amistades y no permitas que ellos te elijan a ti, recuerda a esas personas que dijeron ser tus amigos y te fallaron, evitando repetir los mismos errores, pero no debes estar siempre sola confiando solo en tu sombra. Cuando las amigas no son lo que nosotros creíamos, su compañía solo nos lastima y es cuando nos damos cuenta de esto que de inmediato debemos protegernos. Para ello hay que ser fuerte y decirnos a nosotras mismas esta persona es un problema y me está dañando con su presencia. No debemos olvidar que la amistad cambia la vida y que algunas amigas permanecen y otras no. Lo importante es que sepamos conservar aquellas que nos hacen sentir seguras y nos ayudan a construir un presente y un futuro mejor.

Los buenos amigos valoran la sinceridad, no ponen condiciones, son auténticos, no son chantajistas, dan con alegría y reciben con alegría sin esperar nada, ofrecen apoyo en los buenos y malos momentos, no te abandonan, reconoce y celebra a tu lado tus logros.

Sobre este post