Cómo delinear tus ojos

Una de las partes que más nos gusta destacar y es el toque más importante del maquillaje, son los ojos, en la noche los ojos deben ir con un toque más intenso de color, como sombras, pero en el día los ojos deben ir más naturales pero con un toque de color sobretodo en las pestañas y un delineado perfecto también ayuda a que la luz juegue con nuestra mirada y se vea más linda.

Un suave delineado es la opción que mejor te va, aunque también es una buena decisión para la noche con los colores que quieras usar. Pero algunas mujeres no han podido comenzar con el delineado de ojos ya que les resulta complicado, por falta de pulso y miedo a trazar una línea desigual y estropear el maquillaje por completo.

Si este es tu caso, sigue estas técnicas básicas de delineado de ojos y sencillos consejos que te ayudarán a conseguir la línea perfecta y una mirada mucho más llamativa, toma nota y podrás lucir esos lindos ojos que siempre has querido.

Cómo delinear los ojos

como delinear tus ojos

Prepara a zona
Para que los productos que utilizas y el lápiz de ojos se deslice con facilidad y se adhiera mejor, es necesario que la piel esté perfectamente limpia e hidratada. Para esto puedes pasar por tus ojos un algodón con un poco de leche limpiadora o lo que utilices para desmaquillar tus ojos y luego retirar con abundante agua fría, de esta manera eliminas los restos de maquillaje y las secreciones propias de los ojos que a veces se adhieren a las pestañas.

Luego de limpiar muy bien la zona, debes usar una loción humectante para el contorno de ojos y esperar unos minutos a que se absorba bien antes de comenzar a maquillar, si hidratas bien los párpados evitas que se sequen y también los cosméticos se adhieren de mejor manera, además crearás una película protectora que minimiza las agresiones externas.

El producto

Para que el acabado que deseas sea perfecto, debes elegir un producto que cumpla con el efecto que deseas conseguir, por ejemplo los delineadores de lápiz son una opción clásica y son la mejor opción para principiantes que temen equivocarse en el delineado.

Son mejores los de mina suave pero que sea muy firme para que no se rompa al apretarlo mientras se realiza el delineado, el efecto es mucho más natural y si deseas que se vea mucho más natural puedes difuminarlo con un pincel o la herramienta que viene con las paletas de sombras.

Los delineadores líquidos o eyeliners, requieren un poco más de práctica, ya que el trazo es mucho más intenso y si te equivocas solo queda como remedio desmaquillar y comenzar de nuevo. Aunque si es mucho más fácil realizar la línea con este delineador ya que se desliza más y tienen un acabado perfecto, además tienen mayor duración y no necesitan tantos retoques como el lápiz.

Un efecto similar lo puedes conseguir con los delineadores en gel, que son además de fáciles de aplicar también de limpiar mientras no se hayan secado, si es que cometiste alguna equivocación. Se mantienen mucho más tiempo fijos en el ojo sin correrse, puedes aplicarlos con la ayuda de un pincel.

Además a la hora de elegir el delineador, debes tener en cuenta el color de la pestañina y ambos deben ir acordes con el color de tus ojos. Generalmente los tonos marrones y el negro son recomendados para todo el mundo, los azules, grises y violetas son ideales para mujeres que tienen ojos claros, los bronce, verde, beige o durazno son ideales para mujeres con ojos verdes ya que los iluminan demasiado.

Para las mujeres con ojos marrones, son ideales los negros, azul oscuro o los vainilla, los ojos negros quedan muy lindos con tonos como el negro, el marrón durante el día y en la noche puedes elegir tonos dorados haciendo juego con las sombras.

Como se hace el delineado

Para que el trazado sea perfecto y no te quede un ojo diferente, más grueso o corto, recuerda que debes estar en un sitio cómodo, bien sentada, relajada y sin prisas.

Si tienes un pulso malo, apoya los codos sobre una mesa para que te sea más fácil hacer la línea, con uno de tus dedos de la mano con la que no haces el trazo, estira el párpado superior y comienza a trazar la línea, trata de pegarla a las pestañas lo que más puedas.  Intenta que no quede espacio entre ya raya que dibujes y el borde del párpado, si te equivocas puedes rellenar el espacio que te quedó haciendo más gruesa la línea o borrar la línea con un algodón con desmaquillador e intentarlo de nuevo.

Otra cosa que debes tener en cuenta es que la línea no debes trazarla desde el lagrimal hasta el final del ojo, el trazo debería ser más fino desde la mitad interna del ojo hacia el lagrimal y más grueso hacia la parte externa. Si tienes los ojos pequeños o caídos puedes hacer una colita en el extremo para abrir la mirada. No es aconsejable delinear tampoco el párpado inferior ya que hace los ojos más chiquititos y endurece la expresión, a no ser que utilices un lápiz blanco, rosa o nacarado que en este caso produce el efecto contrario, es decir, agranda ópticamente tus ojos. Tampoco es aconsejable recargar de sombras si vas a usar delineador ya que si abusas del maquillaje reducirás el marco de tu mirada.

Si eres principiante y te atemoriza hacer la línea puedes marcar puntitos con el delineador al ras de las pestañas y difuminarlos luego con la ayuda de un pincel o de una esponjita.

Para evitar que la mina de tu lápiz de ojos se parta, evita comprarlos demasiado blandos y, antes de sacarle punta, introdúcelo unos minutos en el congelador y así, cuando lo afiles, no se partirá.

Otros consejitos

Sé cuidadosa con el tipo de producto que compras. El delineador muchas veces entra en contacto con el ojo al parpadear, sobre todo si lo hemos delineado por dentro. Si es de mala calidad puede provocar alergias, irritación ocular e incluso orzuelo.

Si tus ojos tienden a lagrimear constantemente, tu frente suda o tu piel es demasiado grasa, te recomendamos usar una máscara de pestañas y un delineador waterproof.

Otra posibilidad que no hay que descartar, es la de recurrir al maquillaje delineado permanente que tiene la ventaja de que no se corre y no es necesario retocarlo a lo largo del día, pero que claro está, puede llegar a cansarte.