Cómo debes quitar tu rímel a prueba de agua

Aunque el rimel a prueba de agua es una gran solución, también puede llegar a ser un gran dolor de cabeza. Aquí te mostramos cómo debes quitártelo

Generalmente solemos remover los productos cosméticos, aplicados anteriormente en nuestro rostro, con agua; sin embargo, uno de los productos más revolucionarios de la industria es el rímel para pestañas a prueba de agua no puede retirarse con un breve enjuague.

No estamos afirmando que éste sea malo, por lo contrario, el rímel para pestañas a prueba de agua es uno de los mejores inventos de la industria cosmética, pese a eso, en diversas ocasiones olvidamos que es resistente al agua y perdemos el tiempo intentando removerlo.

Debemos tener claro que este productos cosmético tiene sus beneficios y sus contras, como todo lo que existe; por ejemplo, al momento de ir a una piscina o una playa su uso se torna perfecto pero al momento que realmente queremos quitarlo vienen los problemas. Por ello les enseñaremos cómo quitar el rímel para pestañas a prueba de agua.

Cómo debes quitar tu rímel a prueba de aguaAceite de oliva

Sin duda alguna, uno de los productos naturales más eficientes y perfectos que existe en el mundo con respecto a la belleza y la estética de nuestra piel.

El aceite de oliva es bastante recomendado para quitar el rímel para pestañas a prueba de agua, basta con la ayuda de un algodón empapado y con suavidad nos vamos deshaciendo de él.

Aceite Johnson

Es supremamente eficiente con respecto al objetivo que sostenemos el día de hoy, eliminar el rímel a prueba de agua de nuestras pestañas, sin embargo debe ser una alternativa empleada como último recurso, ya que sus componentes lo convierten en un producto nocivo para los ojos.

Los aceites minerales que éste posee no son muy recomendables en los tratamientos de belleza, especialmente en la zona de los ojos, la cual es más delicada; por tal razón debemos tener cuidado la limpiar el área de las pestañas con éste.

Aceite de coco

Puede considerarse como el reemplazante perfecto del aceite de oliva, prácticamente posee las mismas cualidades y no permite que la zona de los ojos se reseque mientras estamos retirando el rímel de las pestañas.

Pese a eso, ponemos en primer lugar el aceite de oliva para realizar este procedimiento estético, el cual, a nuestra consideración es el que más beneficios le aporta a nuestra piel, no sólo al ser eficaz removiendo el rímel, sino hidratando y nutriendo nuestros párpados.

Crema fría

Aunque ésta es mucho más utilizada en los procesos para remover el maquillaje de la superficie del rostro, la convierte también en una gran opción para quitar el rímel a prueba de agua de nuestras pestañas.

Una de las ventajas que tenemos con esta es que podemos desmaquillarnos de un solo golpe, comenzar por nuestras mejillas, dirigirnos a la zona ‘T’, y por último, terminar removiendo los excesos alojados en nuestras pestañas.

Vaselina

Como última alternativa debemos apoyarnos en la aplicación de vaselina sobre nuestras pestañas; a pesar de ser empleada como un último recurso, las características que componen este producto son bastante eficaces en la remoción del rímel a base de agua.

Una recomendación sin importar el tipo de producto que utilicen es que no se froten en exceso los ojos para evitar la pérdida de pestañas.

Sobre este post