¿Cómo curar y tratar las uñas encarnadas?

Si crees que tienes una uña encarnada primero cerciórate y si la tienes no dejes pasar éstas maneras de curar y tratar a una de ellas. ¡Te salvará!

No sólo es algo antiestético también es algo doloroso que con el paso del tiempo puede convertirse en un problema mucho más grande; una uña encarnada es algo que le puede suceder a cualquier persona, por eso no está de más conocer cómo tratar una de ellas.

Aunque cualquier uña del cuerpo, ya sea de los pies o de las manos, puede encarnarse, la uña del dedo hallux o también llamado dedo gordo del pie es la más propensa a encarnarse en la piel.

¿Cómo curar y tratar las uñas encarnadas?Por lo general sucede cuando las esquinas de la uña comienzan a enrroscarse hacia la parte de abajo y se clavan en la piel de los dedos, lo cual puede causar inflamación, enrojecimiento y en el peor de los casos secreción de pus.

Primero debemos estar seguros de que nuestra uña se encuentra enterrada y si es así pueden apoyarse de las siguientes recomendaciones para curar y tratar las uñas encarnadas.

Remojar los pies en agua tibia

Remojar los pies en agua tibia es una gran alternativa para curar las uñas encarnadas, sin embargo, sirve especialmente para disminuir el dolor y la inflamación de la zona donde se encuentra.

Debemos buscar un recipiente donde quepan nuestros pies, luego lo llenaremos con agua tibia y sumergiremos el pie que padece de la uña encarnada, lo dejaremos durante 15 minutos. Se recomienda repetirlo de dos a tres veces durante el día.

Procurar levantar el borde de la uña encarnada

La recomendación es hacerlo inmediatamente después de sacar el dedo con la uña encarnada del recipiente con agua tibia; el objetivo de levantarla es liberar la presión a la cual se ve sometido el dedo.

Para lograrlo con más precisión podemos hacerlo con un pedazo de algodón o con un trozo de hilo dental, ubicándolos justo bajo la uña encarnada.

En caso de elegir el algodón, lo remojaremos en alcohol antiséptico para un mejor resultado.

No cortar la uña

Por lo general los problemas de uñas encarnadas se dan gracias a un infección y lo más común a la hora de tratar estas uñas en casa es cortarla por completo.

Suele ser un error muy común en la mayoría de las personas, lo complejo es que en vez de contribuir en el alivio, terminan perjudicando el dedo y la uña en conjunto.

Hacerlo en casa puede hacer que seamos propensos a padecer más uñas encarnadas en el futuro, lo correcto es repetir el paso anterior.

Utilizar productos naturales

El uso de cebolla, sal, limón o ajo; puede ser una de la mejores alternativas para curar y tratar una uña encarnada.

Sólo debemos aplicarlos directamente en la zona infectada, claro está, cada uno tiene una manera diferente de preparar, pero se aplican de la misma forma.

Visitar al médico

Aunque para muchas personas un uña encarnada puede resultar un problema menor o sin riesgo alguno, lo más recomendable del caso es visitar a nuestro médico de confianza o de cabecera.

Como habíamos nombrado anteriormente, la uña no debe cortarse; pese a ello, el único que puede hacerlo es el doctor. Si la situación lo amerita, recurrirá a una intervención leve, si no, nos recetará un tratamiento para la infección.

Sobre este post