Cómo cuidar tus sostenes

Los sostenes o brasieres son una prenda muy importante, no sólo porque nos ayuda a sentirnos cómodas durante todo el día, nos brindan el soporte que necesitamos y nos hacen lucir sensuales, sino que además son el complemento perfecto para lucir esos escotes que tanto nos gustan y para embellecer el busto dependiendo de las telas, rellenos o estilos.

Sin embargo los sostenes o brasieres requieren de un cuidado especial, para alargar su vida útil, ya que muchas mujeres por falta de conocimiento, suelen dañar sus brasieres a la primera lavada, por lo que deben salir corriendo a comprar uno nuevo, lo que va cambiar a partir de ahora.

Les daré unos sencillos consejos para saber cómo cuidar los sostenes, para que duren más, mantengan su forma y color, y, no tengas que adquirir unos nuevos a la primera lavada, ya que los que tienes estarán como nuevos por más tiempo.

Consejos para cuidar tus sostenes para que duren por más tiempo

1. Es importante que tengas más de un sostén, ya que es recomendable lavarlo una vez por semana y teniendo más de uno, podrás cambiártelo con regularidad y así no lavarlo tan seguido para que dure más tiempo.

Loading...

Como cuidar tus sostenes 2. Es recomendable que laves tus sostenes a mano, con un jabón neutro y con agua fría, para que mantengan su forma. Si no tienes tiempo para lavar tus sostenes a mano, puedes hacer uso de las bolsas especiales para ropa interior, que además de mantener su forma dentro de la lavadora, hacen que las copas se mantengan a punto. Recuerda lavarlos en ciclo delicado, con un jabón neutro y con los broches de los sostenes cerrados.

3. Una vez laves tú brasier déjalo secar al aire libre, jamás lo metas en la secadora, ya que el calor puede hacer que las copas o los tirantes pierdan su forma y se deterioren más rápido. Cuélgalos en un gancho para que de esta forma se sequen más rápido y no pierdan su forma.

4. Muchas veces en los brasieres suelen salirse hilos o aparecen motas que hace que luzcan viejos o mal cuidados, por lo que debes retirarlos con unas tijeras y no halarlos, ya que puedes terminar dañándolos más.

5. Guarda tus sostenes en los cajones uno encima del otro, abiertos y no doblados o en estuches especiales para bras, ya que de esta forma mantendrás su forma a punto.

6. Si deseas que tus sostenes huelan rico, intenta añadir en el lavado suavizantes con olor. Jamás apliques perfumes ya que puede llegar a deteriorar tu sostén, dañar las copas y mancharlos.

Imagen: greenkozi

Loading...

Sobre este post