Cómo cuidar a tu hijo de los peligros en Internet

Ya hablé acerca de cómo saber si tu hijo corre peligro en Internet, pero ¿cómo cuidar a tu hijo de estos peligros en la Web?, en este artículo te daré algunos consejos para que tu hijo esté seguro y tú te sientas más tranquila cuando él se encuentre navegando en Internet.

Internet es un mundo maravilloso, que ha mejorado en muchos aspectos nuestro conocimiento y ha facilitado la vida de grandes y chicos, sin embargo ha creado también una serie de peligros a los que nos exponemos día a día, pero nuestros niños son los más vulnerables a ellos, porque existe gente inescrupulosa que se ganan su confianza y mucho más cuando se encuentran solos sin supervisión alguna. Por esta razón los padres debemos estar alertas y cuidar muy bien el acceso que tienen nuestros niños a la Web.

A continuación algunos consejos y recomendaciones a tener en cuenta, cuando tu hijo utiliza Internet, de esta forma estará mucho más seguro y tú mucho más tranquila cuando no puedas estar presente cuando tu hijo se encuentre navegando en la Web.

10 consejos para cuidar a tu hijo de los peligros en Internet

1. Coloca el computador en un área común de la casa
Este es uno de los puntos más importantes que debes tener en cuenta, ya que en muchos hogares se permite que los niños tengan un computador en su propio cuarto, lo que genera un grave problema porque como padres no podemos estar pendientes de lo que hacen nuestros niños en Internet sobretodo en las noches. No permitas que tu hijo pase toda la noche en el computador, debes poner reglas y horarios para el uso del mismo. Aunque es obvio que tu hijo quiera y necesite privacidad, es importante que estés pendiente de lo que hace, no estoy diciendo que te la pases encima de él todo el tiempo, pero que por ratos pases disimuladamente para saber que está haciendo.

Es responsabilidad de los padres controlar lo que hacen sus hijos en Internet. No se puede esperar que los niños se controlen por cuenta propia, porque no han desarrollado la madurez y el criterio suficiente para ello.

2. Aprende sobre computadores e Internet
Muchos padres creen que no es importante conocer sobre estos temas, pero si lo es, tanto para estar al pendiente de lo que la tecnología nos ofrece cada día como para estar al tanto de lo que tus hijos hacen en Internet. Toma un curso básico de computación o compra un libro acerca de Internet, de esta forma podrás usar este gran recurso y también conocer que tipo de páginas o redes sociales visita tu hijo. Si no conoces acerca del tema será imposible establecer un control adecuado sobre las actividades de tu hijo. Comprar un computador sin saber usarlo es dejar al pequeño con la más absoluta libertad de hacer lo que quiera.

3. Pasa tiempo con tus hijos en Internet
Pregúntale a tu hijo que sitios visita, que tipo de amigos tiene y de que hablan, has que la navegación en Internet de convierta en un tema familiar. Así como tú buscas programas nuevos en televisión para tu hijo, tómate el tiempo para encontrar sitios en Internet que puedan ser beneficiosos para él. Aunque es un punto criticado por muchas personas, es importante que no permitas que tu hijo menor de 13 años tenga una cuenta en las redes sociales, primero porque es uno de los requisitos necesarios para abrir una cuenta de correo electrónico por ejemplo o en los chats y muchos padres creen que no pasa nada si mienten acerca de la edad de sus hijos para que tengan acceso a Internet y sus redes sociales, debes saber también que detrás de todo este gran mundo se esconden personas que también hacen lo mismo, mienten para acercarse a tu hijo y buscan comprometerlos en cosas que tu jamás pensarías y tu hijo callará por miedo.

4. Si tiene cuenta en una red social como Facebook, únete a su red de amigos
Se que es un tema complicado y más cuando las redes sociales permiten que las personas elijan que quieren que sus amigos vean y más cuando eres la madre, ellos siempre querrán alejarte para que no te enteres de que hace realmente. Pero es importante que le hagas entender que lo haces no por meterte en su vida privada, sino porque deseas que no se exponga a peligros. Explícale todos los peligros de Internet y enséñale que tipo de datos puede dar en Internet y cuales no (apellido, edad, dirección, teléfono, número de documento o tarjeta de crédito, ubicación de la escuela a la que asiste), además a comprender que tipo de información debe y no debe compartir y recibir en las redes sociales. Además explícale que si alguien lo acosa en persona o en Internet, debe decírtelo cuanto antes, para que puedas tomar las medidas necesarias para protegerlo. No es algo de lo que deba avergonzarse.

Tu hijo debe entender que no deseas estar metida en su vida privada, simplemente lo estás cuidando de los posibles peligros a los que se pueda enfrentar. Internet nos entrega muchos beneficios pero también es un arma de doble filo y lastimosamente tanto adultos como chicos se ven involucrados en problemas que podemos prevenir.

5. Pon reglas razonables y hazlas cumplir
Tú debes fijar las reglas sobre lo que sus hijos pueden y no pueden hacer en el Internet. Trata de entender sus necesidades, intereses y curiosidad, pero también fija los limites de cuando pueden ellos usar el Internet y cuanto tiempo. No permitas que tu hijo baje o suba fotografías en la computadora sin tu permiso y mucho menos que use la cámara para verse con desconocidos y cuando no te encuentres en casa.

6. No permitas que tu hijo entre a salas para charlas privadas, especialmente cuando no te encuentres presente
Estas personas inescrupulosas que abusan de los niños, con frecuencia conocen a sus posibles víctimas usando las salas de conversación o chats. Posteriormente, trataran de comunicarse con los menores mediante mensajes electrónicos o mensajes instantáneos. Si es posible, trata de mantener a tu hijo fuera de las salas de conversación completamente. Nunca se sabe quien esta en una sala de conversación observando y al acecho de una víctima. En lo posible trata de estar con él cuando desee ingresar a este tipo de lugares, además coméntale que tipo de personas y que posibles preguntas puede hacer una persona inescrupulosa y que tipo de datos puede dar en este tipo de sitios.

Además coméntale que en este tipo de lugares se suele mentir mucho para conseguir algunas cosas, recuérdale que no debe hablar con personas extrañas y que aunque conozca gente en este tipo de lugares no se sabe quien se esconde tras del computador y que información o que está buscando detrás de tanta amabilidad.

7. Jamás permitas que tu hijo haga arreglos para encuentros personales con alguien que hayan conocido en el Internet sin tu permiso
Muchas personas que acechan a los niños en Internet quieren conocer personalmente a un menor para tener encuentros íntimos. Por esta razón tu hijo jamás debe verse con un extraño a solas en un encuentro personal. Si tú llegas a estar de acuerdo en que haya un encuentro personal, este debe ser en un lugar público y tú debes acompañarlo.

Estas personas se aprovechan de los niños que se encuentran solos y con deficiencias de afecto o con problemas familiares para ganarse su confianza y encontrarse con ellos sin que sus padres se enteren, por esta razón debes estar alerta. Si te es posible llega a un acuerdo con tu hijo para conocer sus contraseñas y de esta forma estar más pendiente de lo que hace tu niño en Internet.

8. Restringe el contenido al que puede acceder tu hijo
Los proveedores de Internet cuentan con diferentes programas en los que los padres pueden restringir el tipo de páginas a las que los niños no pueden ingresar y a cuales si se le es permitido. Por esta razón infórmate y conoce que tipo de protección puedes utilizar, además puedes también acceder a programas de vigilancia en la que se mantiene la información sobre los sitios de Internet que han sido visitados por tu hijo. Pero recuerda que este tipo de restricciones no lo son todo a la hora de estar pendiente de tu hijo, la supervisión y la confianza son lo más importante.

9. Alerta ante posibles cambios de actitud
Mantente alerta a cambios de personalidad. Si un niño ha sido victima de un delito vía Internet, él puede volverse introvertido con el resto de la familia y tratara de mantener sus actividades en secreto. Las personas que cometen delitos vía Internet hacen todo tipo de esfuerzo para levantar un muro entre los niños y sus padres.

Además debes estar pendiente si tu hijo usa otros computadores, ya que en muchas ocasiones los niños suelen alejarse para entrar a Internet porque se sienten retraídos al hacerlo en casa porque hay mucho control, por esta razón es tan importante que el niño te tenga la confianza suficiente para comentarte si usa otros ordenadores y porque lo hace.

10. Alerta si su hijo está usando el nombre de otra persona en Internet
Debes estar alerta cuando tu hijo utilice una cuenta de Internet que pertenezca a otra persona con el fin de burlar programas de vigilancia o filtros en el computador. Este tipo de personas inescrupulosas intentan persuadir a los niños para que abran diferentes cuentas en redes sociales para mantenerse en contacto con ellos sin que se den cuenta sus padres.