Cómo conseguir un liso más fácil sin maltratar tanto tu cabello

¿Estás buscando la forma de alisar tu cabello de manera más rápida y sin maltratar tanto tu cabello pasando la plancha una y otra vez? Estos sencillos remedios caseros te ayudarán a lograrlo ¡Toma nota!

La plancha y el secador se han convertido en una manera muy práctica y efectiva de lograr controlar nuestro cabello, pero es también una de las más perjudiciales. El calor daña casi que de manera irreversible las fibras del cabello y no todas usan protección en su cabello antes de aplicar calor, lo que empeora el asunto.

La mejor opción para dejar de usar tanto la plancha y el secador es comenzar a usar métodos alternativos que nos ayuden a alisar nuestro cabello y en este artículo te compartiremos algunos cuantos trucos que te ayudarán a lograrlo. Sencillas, económicas y fáciles de aplicar, estas son otras maneras de alisar tu cabello sin usar tanto calor.

Cómo lograr un liso más rápido sin pasar la plancha una y otra vez

Vinagre blanco

A un vaso de agua agrega una tapita de vinagre blanco y mezcla bien. Luego de lavar tu cabello con tu champú habitual, deberás aplicar la mezcla de agua y vinagre en tu cabello. Deja actuar durante 5 minutos y luego en juaga solamente con agua. El vinagre también agrega suavidad y brillo a tu cabello.

Visita además: Cremas caseras para alisar el cabello de manera natural.

Cómo conseguir un liso más fácil sin maltratar tanto tu cabello
© kassandra – Fotolia.com

Leche

Calienta media taza de leche entera hasta que hierva. Combina la leche con media taza de agua y colócalo en una botella atomizadora (espray). Antes de lavarte el cabello, aplica varias atomizaciones de esta mezcla en tu cabello y deja actuando por 30 segundos. Luego lava y enjuaga como lo haces normalmente.

Aceite tibio

Puedes usar aceite de oliva, de coco o de jojoba. En un pequeño caldero, calienta dos o tres cucharadas de cualquiera de los aceites anteriores. No tiene que estar hirviendo, la idea es que esté lo suficientemente caliente para que te lo puedas aplicar sin quemarte. Una vez calentado, aplica en tu cabello y masajea desde las puntas a la raíz. Deja actuando por 15 minutos y luego podrás lavar con tu champú como habitualmente.

Mascarilla de aceite de oliva y huevos

En un recipiente mezcla una cucharada de aceite de oliva con dos huevos. Divide tu cabello en secciones pequeñas y comienza a aplicar esta mascarilla en las secciones con una brocha. Deja actuar durante una hora y luego enjuaga con agua tibia y champú suave.

Lee también: Qué es el alisado brasileño y cómo hacerlo tú misma en casa.

Leche de coco y limón

A una taza de leche de coco agrega un cuarto de taza de jugo de limón fresco. Deja la mezcla en el refrigerador durante una hora y luego de esta notarás la formación de una capa. Esa capa es la que deberás retirar del recipiente y aplicar en tu cabello. Luego de esto, empapa una toalla en agua caliente, exprímela bien y colócatela en la cabeza para cubrir el cabello y deja actuando durante 20 minutos. Tras esto, lava tu cabello como normalmente.

Recomendaciones…

  • Alisa siempre tu cabello cuando esté completamente seco, ya que de esta forma evitarás pasar tantas veces la plancha y no lo quemarás tanto.
  • Aplica en tu cabello un protector para calor, para evitar maltratar tanto tu cabello. En el mercado encontrarás varias marcas y para los diferentes tipos de cabello.
  • Intenta no planchar tu cabello todos los días. Déjalo descansar lo que más puedas y los fines de semana aplica mascarillas naturales que te ayuden a nutrirlo y a repararlo.
  • Una buena idea para usar la plancha sin quemar tanto el cabello, es colocarle en las placas a la plancha papel aluminio.

Visita también: Repolarización capilar casera ¡Cabello reparado en minutos!

Sobre este post