Cómo apoyar a tu hijo con las tareas del colegio

Muchas veces esta tarea diaria junto a nuestros hijos se suele convertir en un conflicto eterno, tu hijo no quiere hacer la tarea y tú no tienes tiempo para seguir el ritmo de él y permitirle que haga las tareas a la hora que desea. Con estos sencillos consejos puedes ayudar a tu hijo con sus labores escolares de la mejor manera y además los estarás enseñando a ser responsables y autodidactas.

Los colegios intentan dejar tareas no solo para que los niños profundicen más en los temas y además practiquen solitos en su casa reforzando lo aprendido en la clase, pero también para vincular a la familia en la realización, proceso y formación de sus hijos mientras están aprendiendo. Además es una herramienta de colaboración, solidaridad, apoyo y ayuda también a fortalecer los vínculos familiares, por esta razón los papitos deben brindar ese apoyo en su realización.

Las tareas crean hábitos de estudio, orden, responsabilidad, organización en los niños. Por todo esto debemos intentar hacer de este momento una experiencia más positiva tanto para ti como para tu hijo.

Cómo apoyar a mi hijo con las tareas del colegio

como ayudar a tu hijo con las tareas del colegio

Actitud positiva
Los niños aprenden de mejor manera mediante ejemplos o juegos, “las actitudes son adquiridas no enseñadas”. Los niños necesitan darse cuenta que los miembros de su familia valoran todo lo que hace y que su tarea así sea fácil para el papito es apreciada como cualquier otra.

Si tu hijo percibe que es importante para su familia todo lo que hace, él va a sentir que hay una buena razón para terminarla, hacerla de la mejor manera y entregarla a tiempo.

Supervisar pero sin hacerle la tarea
Como mencioné antes las tareas crean responsabilidad y orden en los niños, por esta razón son exclusivos y deben ser una obligación solo de ellos. Es bueno ayudarlos pero jamás salir del paso haciéndole la tarea ya sea porque no tenemos tiempo, no tenemos paciencia de explicar, no sabemos como hacernos entender, etc., es mejor enseñarles a organizarse, a crear hábitos y a aprender el camino de la responsabilidad por ellos mismos.

Apóyalo en la tarea, explícale todo lo referente a la labor que tiene que hacer, ten paciencia si no entiende y busca la forma de hacerte entender, acompáñalo mientras hace la tarea pero no te conviertas en el que termina haciendo todo.

Horario fijo para las tareas

Muchas de las peleas que se ocasionan mientras se comienza con las tareas diarias de tus hijos, es porque muchas veces interferimos en lo que nuestros hijos están haciendo, así como a ti te molesta que te interrumpan en tus cosas pues a ellos también. Pero esto no quiere decir que deben hacer las cosas a la hora que quieran, un horario establecido todos los días que te sirva a ti y a tu hijo hará que disminuyan los conflictos a la hora de las tareas. Además le enseñarás organización y jamás dejará las cosas para último momento, también puedes enseñarle que el día viernes es bueno que haga todas sus tareas para que el fin de semana quede totalmente libre de labores.

Enséñale que ese momento del día estará destinado exclusivamente para hacer la tarea, de manera que se le convierta en un hábito. Trata de organizar sus horarios de juegos, deportes y demás actividades de forma que quede un “hueco” disponible en el día solo para los deberes.

Haz un plan de pausas
Si a nosotros a veces nos cuesta concentrarnos en el trabajo o en el estudio, a los niños les cuesta mucho más. Si notas que tu hijo se encuentra desconcentrado o sin ánimo, no lo obligues a continuar: sal con él a dar una vuelta por el parque, saquen a pasear al perro o cualquier otra actividad física tranquila, durante solo 10 minutos. Esto llenará al niño de energía.

No distracciones
Trata de mantener todos los elementos de estudio en un solo lugar, si te es posible tener un lugar específico para estudio sería excelente, ya que eliminas todas las distracciones y además no haces que tu hijo pasee por toda la casa con sus herramientas de trabajo, además enseñas organización.

Limita el tiempo frente a la televisión o cualquier cosa que pueda distraerlos mientras están haciendo tareas. También es importante que dejes claro que el uso de la computadora es para hacer informes o utilizar herramientas de aprendizaje, no para hablar con sus amigos por Internet.

Otros consejitos:

  • Apoya a tu hijo cuando haga las tareas juicioso, dile que hizo muy bien su trabajo, felicítalo, dile que ese trabajo quedó mejor que el del día anterior, o dile que cada día lo está haciendo mejor.
  • Respeta todo lo que haga tu hijo, de los errores también se aprende, no lo juzgues por nada de lo que haga mal, poco a poco y con tu ayuda puede ir mejorando. Respeta todas las actitudes que tenga.
  • Cuando tengan dificultades en las tareas, procura no regañar, no borrar lo que escribió, no arrancar hojas o tener actitudes que les provoque disgusto a las tareas. La paciencia es importante en todo lo que hagas con tu hijo.
  • En este tipo de momentos es mejor que utilices expresiones como: “puedes mejorar el trabajo que hiciste“, “hazlo más despacio y cuida que esté limpio” o ” inténtalo de nuevo”, etc.
  • Revisen juntos la tarea para asegurarte de que la está completando bien.
  • Mantén contacto con el profesor para tener claro cuál es el objetivo del curso y cómo se está desenvolviendo tu hijo.
Loading...