Cómo actuar ante la falta de empleo

El desempleo es uno de los problemas que más nos preocupan, ya que en ocasiones no sabemos cómo actuar ante la falta de empleo, nos desesperamos y es tanto el estrés que esto genera en nuestras vidas, que debemos acudir a veces a soluciones impensables, como aceptar trabajos para los cuales no estamos preparadas o simplemente buscar de todas las formas encontrar algo que hacer para solventar nuestros gastos que son ineludibles.

Son muchas las personas que se encuentran en este momento sin trabajo, y, desafortunadamente son pocas las alternativas y oportunidades las que se presentan para conseguir un empleo que llene nuestras expectativas tanto profesionales como salariales. Pasan y pasan los días, enviamos hojas de vida y el desespero nos invade, porque las deudas y las cuentas van aumentando, mientras que nuestras esperanzas de encontrar un empleo disminuyen.

Pensamos en soluciones, alternativas, acudimos a amigos y familiares, pero no encontramos nada, entonces… ¿Qué debemos hacer ante la falta de empleo?, ¿cómo actuar si no tenemos trabajo?, ¿cómo eliminar el estrés y sobrellevar esta situación de la mejor manera?. Aquí te daré algunos consejos que te servirán mucho sino tienes empleo, hoy te hablo desde mi experiencia.

Consejos para quienes no tienen empleo

1. Primero que todo luchar cada día para conseguir trabajo, es una labor que debemos hacer día a día, salir, entregar hojas de vida, buscar en Internet, explorar alternativas, buscar soluciones, etc., ya es un triunfo y es algo digno de admirar. Así que no te desanimes, sigue adelante, verás que todo el esfuerzo y las horas de estrés se verán recompensadas en su momento… no te desesperes.

2. Deja de concentrarte en la falta de empleo y en las deudas, aunque se que es complicado, los pensamientos y las palabras tienen poder y llaman las cosas, y, si solo te centras es el problema las soluciones puede que no lleguen en la forma en la que deseas. Por lo que es mucho mejor que pienses positivo, tengas claro que eres muy buena en lo que haces e imagina y visualiza todo lo que te gustaría que ocurriera con tu vida laboral.

3. No permitas que la desesperación se apodere de ti, se que es muy difícil no pensar en que pasa el tiempo y nuestras oportunidades disminuyen, también es complicado ver como las personas que te rodean obtienen excelentes empleos y tú solo buscas, tanto así que comenzamos a cuestionar nuestras capacidades y a compararnos con esas personas, pero evita hacerlo, no te critiques y enfoca tu energía en las cosas positivas que pasarán en el futuro. Tienes derecho a desesperarte porque las obligaciones siempre están allí, pero es tu obligación mantenerte en pie, con la cabeza en alto para sobrellevar la situación con fuerza, dignidad y entereza. Así que no te quedes quieta llorando en el rincón.

4. Cómo lo mencioné antes debes moverte, no quedarte estancada siempre diciendo “no consigo trabajo”, “no hay oportunidades”, piensa en otras alternativas, cómo puedes utilizar tus habilidades en esta crisis y puede que encuentres otras opciones más favorables para ti, como ser tu propia jefe, amar un negocio familiar, etc., sin depender de nadie más que tú para conseguirlo. Existen muchas historias de personas que han pasado por la misma situación que tú y de esa crisis han salido ideas excelentes y en este momento son personas exitosas que han dado oportunidades de empleo a muchas personas, así que anímate esa puedes ser tú y todo es posible para las personas que creen y confían en sí mismas.

5. No te culpes por no tener empleo, a todo el mundo le pasa y está en ti encontrar la solución. Recuerda que en ocasiones las cosas no pasan cuando tú las quieres, sino cuando deben pasar, entonces no sigas señalándote y criticándote, como si no tuvieras nada bueno que entregarle a la sociedad, por el contrario maneja con naturalidad la situación y dale tiempo a las cosas para que sucedan. Se que es complicado, porque el tiempo pasa y las oportunidades laborales para quienes tienen una cierta edad no son las mismas, pero como te lo mencioné antes las alternativas puede que estén más cerca de lo que crees y no simplemente trabajando tras un escritorio con un jefe.

6. La paciencia se que se disminuye con el paso de los días, pero debes retomarla, es obvio que es agobiante como se pasan hojas de vida, se presentan entrevistas, pruebas, etc., y, no sale nada, pero debes tranquilizarte y no desfallecer en la búsqueda. Cuando estuve sin empleo obviamente me dejé llevar por la desesperación, sin embargo pensé bien las cosas y me di cuenta que a pesar de haber estudiado, mi vida y mi crecimiento profesional, no estaba detrás de un escritorio y un jefe que me mandara, así que puse todas mis energías en buscar algo que realmente me llenara, me diera el dinero suficiente para vivir, que me gustara, etc., así que no pienses que no hay nada para ti, es solo que la desesperación no te deja ver bien la situación.

7. Eran muchas las personas que me decían ¿a tu edad no has encontrado trabajo y tienes dos carreras encima y no piensas ejercerlas?, “se te está pasando el tiempo y no has hecho nada”, “xxxx ya consiguió trabajo en lo que tu estudiaste y tú porque no”, todas esas palabras me llenaban de tristeza y me agobiaban porque pensaba que se me estaba pasando el tiempo y aunque presentaba entrevistas y hojas de vida, al no llamarme, me sentía mal, porque creía que era tan mala en lo que hacía que no servía en ningún empleo. Pero no era cierto… simplemente era porque la vida tenía preparadas otras cosas, que realmente me llenarían como persona y que aunque no tuviesen nada que ver con lo que había estudiado, los conocimientos que tenía me ayudarían a salir adelante y ser mi propia jefe. Así que la vida te tiene preparadas cosas mucho mejores y aunque los demás te digan cosas que te atormenten intenta taparte los oídos, vístete de aceite para que todo te resbale y has las cosas que te gustan y deseas.

8. No critiques a las personas que te rodean y mucho menos a los que no te han dado la oportunidad de trabajar, ellos no tienen la culpa de tus problemas y aunque directamente los empleadores tienen que ver con falta de trabajo, ninguno debe ser el causante de tus problemas. Piensa de manera positiva y compórtate con quienes te rodean como tu familia de la mejor manera, ellos son quienes te acompañan en los momentos más duros de tu vida, te dan moral y te apoyan y aunque en ocasiones te critiquen porque no tienes trabajo, quieren lo mejor para ti y está en tus manos demostrarles y demostrarte a ti misma que eres una persona valiosa, emprendedora y fuerte que sabe salir adelante a pesar de las adversidades.

9. Aumenta tus posibilidades de conseguir empleo en las redes sociales e Internet en general, pero recuerda tener mucho cuidado ya que en muchas ocasiones esas ofertas de empleo son engaños, así que mantén los ojos bien abiertos y la esperanza bien puesta todos los días.

10. Si decides comenzar tu negocio, de manera individual o familiar, porque definitivamente decidiste no depender más de las hojas de vida y los empleadores, asesórate muy bien con expertos en el tema, realiza planes a largo, mediano y corto plazo y aunque la gente critique tu decisión, mantente firme porque eso es lo que deseas. Cuando comencé a trabajar en esto y aún en este momento, las personas me critican porque no pueden comprender que un empleo se puede realizar desde casa, por el contrario para ellos quienes trabajan son las personas que están detrás de un escritorio, en una oficina, cumpliendo un horario, etc., pero no me dejé llevar por esos comentarios, ya que yo sabía lo que hacía y para donde iba con todo esto. Así que no temas y si te critican déjalos que hablen, pero eso sí, recibe consejos que te ayuden a salir adelante como lo deseas.

Espero que los consejos que les di les sirvan hoy y siempre… anímate algo bueno viene en camino y el éxito te está llamando. Con cariño Carito :)

Loading...