Alopecia femenina causas y tratamiento

La alopecia es un problema que afecta tanto a hombres como a mujeres en todo el mundo y que curiosamente aumenta su incidencia en el tiempo, especialmente en los países industrializados sin discriminación de sexo o edad, aunque la alopecia femenina aún sigue siendo bastante infrecuente en relación a la masculina, ni tampoco obedece a los mismos patrones de caída ni causas, con excepción de la alopecia androgenética que sí comparten características similares en ambos sexos.

Alopecia femenina causas y tratamiento 

Alopecia femenina causas y tratamiento
Imagen: esmas.com

El pelo tiene un ciclo de crecimiento en el que intervienen procesos de caída y renovación que pueden verse afectados por causas ajenas a este ciclo, creando una alteración en los mismos que pueda ocasionar que el cabello no crezca como debe o una pérdida excesiva en los mismos, las causas que pueden provocar problemas en capilares son más diversas que en los hombres, porque las mujeres están expuestas a una mayor cantidad de ciclos y variaciones hormonales.

Los cambios hormonales en las mujeres como la menopausia o el embarazo pueden provocar grandes efluvios de caída que en la mayoría de los casos no causan alopecia y sólo se trata de un trastorno pasajero que se soluciona sólo, cuando los valores hormonales se estabilizan.

A medida de que la mujer se va acercando a la menopausia, la masa capilar decrece y el cabello se vuelve más fino y frágil, pero esto no significa que haya un problema de alopecia siempre y cuando la pérdida y el adelgazamiento esté en concordancia con la edad y la cantidad de cabello de cada persona o no venga acompañado de otros síntomas.

En algunos casos las causas de la alopecia femenina se deben simplemente a carencias nutricionales, entonces no se debe a un problema de alopecia sino de malnutrición. Algunas mujeres necesitan un mayor aporte de ciertos nutrientes en su dieta porque sus necesidades fisiológicas así lo requieren por causas determinadas, como el tener un flujo menstrual demasiado abundante, motivo que puede acabar con las reservas de hierro y otros nutrientes empobreciendo la sangre, lo que enseguida se percibe por el mal aspecto del pelo, la piel y las uñas.

Para detectar deficiencias nutricionales, se debe practicar un hemograma completo, poniendo especial anterior a la serie roja para valorar el nivel de hemoglobina y glóbulos rojos, ya que si estos se encuentran por debajo de lo normal, el pelo se debilitará notablemente y provocará un ciclo de caída más acusado, por no recibir los nutrientes necesarios.

Loading...

Las mujeres son mucho más propensas que los hombres a padecer anemia, algunas mujeres padecen anemia crónica durante casi toda su vida sin saberlo, porque los síntomas suelen pasar desapercibidos normalmente y no se le presta la atención que debiera.

Existen otros problemas capilares que tanto hombre como mujeres pueden padecer y que no tienen una estrecha relación con la pérdida de pelo sí pueden originar su caída como la psoriasis, la dermatitis, foliculitis o la caspa, son alteraciones en la piel del cuero cabelludo que pueden originar caída del cabello por irritación o descamación.

La infección por hongos también es un problema que puede originar caída abundante del cabello, esta afección micótica es más común en los niños, pero también pueden padecerla los adultos.

Los desajustes hormonales también son causa común de la alopecia femenina y no tiene porque ser androgenética precisamente, puesto que los niveles hormonales en las mujeres pueden cambiar debido a causas naturales generadas por los ciclos de la propia mujer o externas, como cuando toman anticonceptivos sintéticos y se dejan de tomar, una causa que los ginecólogos no vinculan con los problemas de pérdida de pelo, pero cada día son más ex usuarias de AOE lo han constatado.

La alopecia androgenética o también llamada calvicie de patrón masculino, puede presentarse en mujeres con antecedentes hereditarios o desajustes  en su nivel de andrógenos que empeoran por el paso del tiempo.

Soluciones para la alopecia femenina

Lo primero es no desesperarse porque la mayoría de estas causas a excepción de la alopecia androgenética son fácilmente tratables.

Si tras haber practicado un examen de sangre se detectan anomalías que pudieran apuntar a un déficit nutricional, el especialista sugerirá los suplementos oportunos, las vitaminas y minerales que más influyen en el ciclo de crecimiento y renovación capilar son:

Vitaminas: A,C,E y D
Minerales: Zinc y Hierro
Aminoácidos: Metioina y Cistina.

Para detectar problemas en la piel del cuero cabelludo el dermatólogo podrá prescribir tratamientos y lociones antimicóticas con ketoconazol cuyo porcentaje variará en función de la sensibilidad o el problema tratar.

La alopecia androgenética no es muy sencilla de diagnosticar en mujeres y muchas veces se hace mal, algunas mujeres a las que se diagnostica alopecia androgenética tienen niveles normales de hormonas, pero pueden tener mayor número de receptores angrogénicos que propician que estos se actúen sobre el folículo piloso haciéndolos más pequeños.

Los tratamientos farmacológicos con los que se tratan son Minoxidil y anticonceptivos, cuando los valores hormonales están alterados. Una alternativa natural a los anticonceptivos sintéticos son las hormonas bioidénticas, son hormonas sintetizadas a partir de extractos vegetales que presentan un alto porcentaje de compatibilidad con las hormonas humanas, ayudando a tratar problemas de fertilizad, desajustes hormonales y problemas de alopecia si está causada por estos.

Las hormonas bioidénticas se aplican mediante una crema y aunque no hay estudios relacionados, muchas mujeres reportan alivios en sus desajustes hormonales o incremento en su tasa de fertilidad cuando la medicina convencional no las ayudó, lo que podría ser un referente para usar esta terapia para los problemas de alopecia.

Loading...

Sobre este post