Alisado japonés, definitivo contra cabellos rebeldes y muy crespos

¿Tu cabello es muy rebelde y crespo y por más de que hagas lo que sea no logras un alisado perfecto, hasta el punto que te estás dando por vencida?, pues tal ves has escuchado hablar de la técnica del alisado japonés. Si estás pensando en darle a tu cabello un alisado extremo y además definitivo llevando esta técnica, es importante que acudas a un centro especializado, ya que si no te pones en manos de expertos tu cabello puede resultar deteriorado ya que es una técnica bastante agresiva si no se realiza de una manera profesional.

Muchas mujeres que tienen el pelo especialmente rebelde y encrespado tienen una esclavitud permanente del secador, empleando por lo menos 45 minutos en alisarlo. Con el alisado japonés el cabello será más suave y fácil de peinar y se convertirá en la cabellera que siempre has soñado.

Imagen: clubanuncios.com
Imagen: clubanuncios.com

Este alisado japonés es el mayor avance que se ha dado en la peluquería, recibiendo otros nombres como alisado iónico, alisado termal, alisado definitivo, alisado chino o coreano o alisado permanente. El alisado japonés no es para cualquier persona que desee tener un cabello liso permanente sino que está dedicado a personas con cabello muy crespo y difícil de dominar.

El proceso para hacer el alisado japonés, consiste en alisar previamente el cabello y aplicar diferentes productos con golpes de calor hasta dejar el cabello súper liso al mejor estilo oriental. Al finalizar la sesión la cutícula del cabello quedará sellada de raíz a puntas, manteniendo una textura suave y brillante, con los cuidados adecuados y un mantenimiento periódico puedes disfrutar de un precioso cabello liso aproximadamente de seis a ocho meses.

Antes de realizar el alisado japonés, es importante lavar el cabello durante las dos semanas anteriores al procedimiento con un champú neutro para limpiar completamente y a fondo el cabello para que los productos que se aplican en la peluquería se adhieran muy bien al cabello.

El día que te vayas a realizar el alisado japonés, debes lavar tu cabello sin utilizar ningún producto como bálsamo, crema o mascarilla, debes secarlo con una toalla y no manipularlo ni desenredarlo para que el peluquero valore tu cabello y así decida que tipo de productos son los mejores para tu tipo de cabello y dar los mejores resultados.

Una vez estás en la peluquería, el profesional examinará tu cabello y la garantía de éxito dependerá del estado inicial del mismo.  No todos los cabellos resisten de la misma manera a los tratamientos químicos o a los factores externos a los que se ve sometido, como el cloro, el secador, las planchas son algunos agentes que pueden estropear nuestro cabello.

Luego de establecer que tipo de cabello y productos son especiales para ti, realizará una prueba en un mechón de la nuca para descartar alguna alergia que se pueda presentar y si no existe ningún inconveniente continuará con el procedimiento del alisado japonés.

Elección de los productos según el tipo de cabello, básicamente existen dos tipos de productos que se utilizan en esta técnica como son: Productos alcalinos que son ideales para cabellos resistentes y sanos, también para cabellos difíciles en hacer permanentes como en los cabellos asiáticos. Productos ácidos son más suaves que los alcalinos ya que tienen un PH menor y se emplean en cabellos frágiles, teñidos, muy finos o dañados.

El procedimiento del alisado japonés es muy lento y trabajoso. Dependiendo de la longitud del cabello puede llegar a durar entre 5 y 8 horas. Obviamente, cuanto más largo sea tu cabello y más encrespado llevará más tiempo y el precio aumentará. En ocasiones el peluquero opta por cortar parte del cabello si éste está muy reseco o dañado.

No te dejes engañar por ofertas excepcionales en las que se nos da gato por liebre. Un alisado japonés no es lo mismo que un procedimiento desrizante ya que éste es solo un reductor del rizo mientras que el alisado japonés lo elimina por completo. El rizo solo volverá a aparecer cuando el pelo crezca, no necesitando retoques en al menos cinco o seis meses. Los procedimientos desrizantes tienen una duración mucho menor y su precio es también más económico porque el proceso dura poco más de dos horas.

Al finalizar el proceso tu cabello quedará súper brillante y liso. Ya no necesitarás recurrir a la plancha o a estirar tu pelo para que se vea peinado, sino que bastará con emplear un secador y tus dedos. Tu pelo no volverá a encresparse con la humedad y aguantará tu peinado mucho más tiempo.

Una vez que te hayas alisado el cabello, es muy importante que sigas las indicaciones de tu peluquero en los tres días posteriores al procedimiento. No debes mojar el cabello ni someterlo a humedad, tampoco puedes poner hebillas, coletas o diademas y en definitiva, cualquier cosa que pudiera marcar tu cabello durante esas 72 horas. Si el pelo llegase a mojarse por accidente debemos de secarlo lo antes posible con un secador apuntando siempre hacia abajo y con movimientos suaves. Si al dormir el cabello toma algún pliegue, alísalo  usando la plancha sin pararte excesivamente en esa sección del cabello sino moviéndola continuamente.

De igual modo tampoco es recomendable retirarse el pelo detrás de las orejas y mucho menos usar tintes o agentes externos durante al menos dos semanas después del alisado.

Una vez que el pelo queda perfectamente sellado no vuelve a encresparse, pero hay que tener en cuenta que nuestro pelo sigue creciendo y esto hace necesario retocar las raíces, lo normal es que no necesite retocarse en al menos de 6 a 8 meses. Los retoques se realizarán solamente sobre el área de crecimiento y deben realizarse con sumo cuidado ya que de hacerlo mal podría verse el cambio entre la zona anteriormente alisada y el nuevo cabello.

Sobre este post