Alimentos que contribuyen a una buena digestión

Seguir una dieta saludable requiere de sacrificios y de librar obstáculos para conseguir un alimento en particular para los hábitos cotidianos. Comer en exceso, demasiado rápido, estar estresado o abusar de los alimentos puede originar una mala indigestión y estreñimiento, un trastorno que no suele precisar de ningún tratamiento específico, sino que  se soluciona con la adopción de ciertas medidas preventivas. Además, la  comida debe prolongarse un mínimo de media hora y dejar una pausa entre el primer y segundo plato, así como entre éste y el postre.

Cada vez que se ingiere un alimento, el organismo produce jugos digestivos para ayudar a digerir la comida, en los jugos digestivos se encuentran  las enzimas encargadas de transformar los alimentos y cada una de éstas cumple su función para determinados tipos de suministros. Es decir, el organismo puede identificar cuál enzima debe actuar en el proceso de digestión, pero el reconocimiento se hace difícil cuando el cuerpo tiene que digerir diversas provisiones al mismo tiempo.

Qué alimentos consumir para tenes una buena digestión

Alimentos que contribuyen a una buena digestionPara que la digestión se realice fácilmente y las enzimas puedan trabajar bien, se le debe dar al organismo el menor trato posible, combinando alimentos de ciertas maneras o haciendo las denominadas mezclas compatibles. El mejor consejo es el sentido común y tener presente ciertas sugerencias que ayudan a equilibrar los alimentos y obtener el máximo de nutrientes.

1. Frutas
En combinación con otras comidas, las frutas ácidas como la naranja, la mandarina, el pomelo se pueden acompañar de vegetales de hojas verdes y proteínas. Las frutas menos ácidas como las , ciruelas, manzanas se mezclan de igual forma con verduras, legumbres y almidones. Ahora las frutas dulces como bananos, melones y grasas como aguacates, van acompañadas de hojas verdes. Con estos beneficios desaparece definitivamente la indigestión y el estreñimiento, pero sobre todo se puede tener un buen nivel de salud.

2. Vegetales y verduras
Los vegetales son imprescindibles en el organismo del ser humano, las espinacas, las lechugas, el perejil y demás vegetales livianos de hojas verdes se pueden combinar con cualquier tipo de alimento. Al igual que las berenjenas, calabazas, remolachas  y verduras de mayor densidad. Todos estos productos se pueden consumir a diario o por lo menos tres veces por semana.

3. Almidones y cereales
Todo lo que es arroz, pastas, papas, batatas, trigo, maíz y demás, alimentos con almidón y del tipo de cereal, se pueden combinar con verduras de hojas verdes, pero nunca con carnes, proteínas o frutas.  Al consumir estos grandes beneficios el organismo trabaja de una mejor manera sin tener que ocasionar estreñimiento e incomodidades.

4. Legumbres
Lo ideal para consumir legumbres, lentejas, las habas, entre otra, es no combinarlas nunca con las comidas del tipo carnes, proteínas o lácteos. Aunque si se desea incorporarlo como parte de una alimentación, se recomienda mezclarlos con vegetales de hojas verdes y verduras. Con estos beneficios el cuerpo puede tener una mayor función y un estado de salud perfecto.

5. Yogur y leches fermentadas
Gracias a su contenido en microorganismos vivos que habitualmente se le llama probióticos, constituyen el buen estado de la flora intestinal y con ello al funcionamiento normal del tracto digestivo. Con una flora bacteriana en el intestino, se puede evitar diarreas, constipación y otros malestares derivados de estos.

Imagen: dimnikolov

Sobre este post