Alimentación en las primeras semanas de embarazo

En la semana 3 a la 8 semana el embrión tendrá demasiados cambios que son influenciados en gran parte por la cantidad y calidad del alimento que es consumido por la mamá.

alimentos embarazoElementos básicos para crecer

Lo ideal es que un bebé pueda consumir de sus propias reservas y dejar de  “depender” del alimento diario de la mamá, pero cuando su progenitora no goza de este privilegio los alimentos que consume durante el embarazo son de una importancia todavía mayor.

La ingesta de proteínas son importantes y estas consisten en aminoácidos que son esenciales para la fabricación de hormonas y para la regeneración y reparación de tejidos tanto para el bebé como para la mamá al igual que para el transporte de hormonas, nutrientes y mensajes por todo el cuerpo, la cantidad de proteínas será proporcional al crecimiento del feto, cuando la madre esta desnutrida el bebé responde disminuyendo la cantidad de insulina que produce y frena su crecimiento.

Acido fólico y DTN

La médula espinal y el cerebro se desarrollan a partir del tubo neural (28 días después de la fertilización), cuando el proceso va mal este se no se cierra por completo produciendo defectos en todo el sistema nervioso que se está formando actualmente, un gran número de bebés mueren a causa de esto, los defectos en el tubo neural (DTN) más comunes son la espina bífida y la anencefalia.

Se dice que el acido fólico previene el DTN corrigiendo el desbalance nutricional y en algunos casos ayuda a compensar las fallas innatas en el procesamiento del folato por parte del organismo, también ayuda a producir células sanguíneas cruciales para el rápido crecimiento tanto de la placenta como del feto.

Alimento para el cerebro

Este complejo órgano se empieza a desarrollar a los 18 días de concepción, el feto es incapaz de producir el alimento crucial para el funcionamiento del cerebro así que tomará los ácidos esenciales de la mamá, si no se tuvieran en la cantidad óptima el feto consumirá otros que servirían a largo plazo sobre su cerebro y sistema nervioso.

La colina y el yodo son esenciales para el desarrollo cerebral en esta etapa, la primera es necesaria para fabricar las membranas celulares, para la división celular, centros de memoria y aprendizaje, el segundo es necesario para la síntesis de la hormona tiroidea básica para el desarrollo del cerebro.