9 alternativas para evitar que tus senos se caigan

Sin duda alguna, tus senos son un 'arma' primordial para tu imagen; por tal razón debes procurar de mantenerlos en la mejor de las condiciones posibles a pesar del paso del tiempo. Por esta razón hoy te traemos sencillos consejos para mantener tu busto hermoso y firme para siempre ¡No te lo pierdas!

Los senos son una parte primordial para la mujer; para la gran mayoría son su distinción, y un gran rasgo de identidad; esto sin importar el tamaño que posean.

En ese orden de ideas, el esfuerzo por mantenerlos en la mejor de las condiciones es bastante grande; la suavidad, el aroma, la limpieza, entre otras cosas, son supremamente importantes.

No obstante, existen factores que atentan contra estos. En primer lugar, es necesario tener en cuenta la piel albergada en esta zona, la cual resulta siendo más sensible que la del resto del cuerpo.

Por ello, un factor incidente en el bienestar de los senos es la acción de los radicales libres; estos se encargan de deteriorar el estado de los tejidos cutáneos, afectando la imagen de las glándulas mamarias.

Pero el problema no se queda allí; la gravedad, es otro factor negativo en cuento a la estética del organismo, especialmente frente a la apariencia de los senos; ya que, su presión afectará la elasticidad de la piel.

La gravedad siempre estará presente a lo largo de la vida; sin embargo, la acción de ésta sobre la apariencia de los senos no se percibe de forma abrupta durante la juventud; esto gracias a la fortaleza de los mismos y al deterioro mínimo de la piel.

A pesar de ello, el transcurrir del tiempo se encarga de hacer su tarea de buena manera, procurando que la gravedad gane la batalla. Con base en lo anterior, les mostraremos una serie de alternativas para evitar que los senos se caigan. Comencemos.

9 alternativas para evitar que tus senos se caiganUtilizar protector solar al broncearse

Broncearse es considerado como un ritual de belleza mediante el cual se busca la consecución de un color más llamativo para la piel; sin embargo, es importante tener en cuenta ciertas medidas en pro a la salud del cuerpo.

Los rayos del sol provocan enfermedades como el cáncer; no obstante, con base en los senos, la piel se ve mucho más debilitada y delicada.

Viéndose tan afectada, la zona de los senos queda a meced de la gravedad; en ese orden de ideas se recomienda aplicarse protector solar a la hora de broncearse.

Recurrir al aloe vera (sábila)

Continuando con lo delicado de la piel en la zona de las glándulas mamarias, se puede recurrir a diversas alternativas para mantener el bienestar.

En este caso, el aloe vera ofrece grandes beneficios para los tejidos cutáneos; mejorando su imagen y fortaleciendo la elasticidad de la misma.

Elaborar mascarillas u otro tipo de mezclas para aplicarlas sobre los senos, contribuirá ampliamente al bienestar de ellos. Además rejuvenecerá su imagen, como una crema anti edad.

Lee también: Estos son los beneficios de congelar gel de aloe vera. ¡Te encantarán!

Evitar el cigarrillo

En términos generales, consumir nicotina a través de un cigarrillo es nocivo para la salud del organismo; estos componentes afectan de sobremanera todos los órganos, especialmente al corazón, los pulmones y la piel.

Este componente se encarga de afectar la circulación sanguínea, afectando la oxigenación de la piel e imposibilitando la irrigación de otro tipo de nutrientes como el colágeno.

Con base en lo anterior, los tejidos de los senos se deteriorarán a tal punto de ceder ante la gravedad incesante. Por ello, evitar el consumo del cigarrillo, completamente, es una maravillosa alternativa para el bienestar físico y estético.

Loading...

Asearse correctamente

Posiblemente esta recomendación esté de más, teniendo en cuenta que los procesos de higiene, día a día, deben ser elaborados y llevados a cabo de la mejor manera posible.

No obstante, muchas personas caen ante la monotonía, haciendo de la ducha un proceso común.

Lo ideal es tener en cuenta el sinfín de partículas que pululan en el ambiente, las cuales resultan nocivas para la piel de los senos; por ello, se recomienda aplicar hábitos de aseo.

Por ejemplo: emplear un paño o toala húmeda para limpiar los excesos de polvo y sudor acumulados durante el día, antes de tomar la ducha.

Realizar exfoliación con el fin de remover las células muertas y otro tipo de residuos; y utilizar jabones de avena o aceites completamente naturales para rehidratar la zona.

Aplicar cremas hidratantes y reafirmantes

El ritual de cuidado de los senos no termina con el aseo pertinente de dichas partes; también se hace necesario recurrir a diferentes cremas hidratantes. Se recomienda que éstas no posean características grasosas para que la piel respire adecuadamente.

El tipo de crema hidratante depende del lugar donde estemos; en caso de permanecer por largo tiempo fuera de casa, se recomienda una con factor de protección solar.

Antes de dormir basta con una crema hidratante común, sin protector solar.

Comer de manera saludable

La piel es uno de los órganos más importantes del cuerpo, no sólo eso, también es uno de los más grandes, y como tal demanda mayor consumo de nutrientes y sustancias benéficas.

El organismo recibe estos componentes, en su mayoría, por medio de la dieta; por ello la ingesta de alimentos debe ser completamente saludable.

Alimentos ricos en proteínas son los más recomendados para mantener los senos sanos y fuertes; este componente se encarga de reparar daños en tejidos cutáneos.

Entre estos se distinguen los siguientes:

  • Leche.
  • Pescado.
  • Huevos.
  • Frijoles.
  • Legumbres.
  • Frutos secos.
  • Carnes rojas.
  • Lácteos bajos en grasa.

Los carbohidratos también ofrecen grandes beneficios al bienestar de los senos; por ello, implementar una dieta rica en estos, se recomienda a como dé lugar.

Carbohidratos complejos para una dieta adecuada:

  • Maíz.
  • Cacahuates.
  • Lentejas.
  • Guisantes.
  • Arvejas.
  • Nabos.
  • Pan integral.

Controlar el peso corporal

Los índices de masa corporal son relativas a la talla de cada persona, por ende, dependen tienden a cambiar; sin embargo, cada persona posee un peso ideal corporal, el cual debe mantenerse para evitar el deterioro de los tejidos de la piel.

Los aumentos y disminuciones bruscos de éste, afectan considerablemente la capacidad elástica de la piel, haciéndola menos resistente ante la inminente llegada de la gravedad y el paso de los años.

Perder peso de forma abrupta hace que la piel restante cuelgue incesantemente, haciendo que los senos caigan.

Con respecto al aumento de peso, la masa de estos se hace mucho más grande y el peso de los mismos contribuyen a la acción de la gravedad, haciéndolos caer.

Realizar ejercicios de manera regular

Ejercitar el cuerpo y en especial la zona del busto es muy importante para mantenerlo tonificado y fuerte. No te pierdas esta sencilla rutina de ejercicios:

Elegir la ropa interior adecuada

Igual que cuidamos y elegimos tan minuciosamente las prendas que nos colocamos como los jeans, las blusas o los zapatos, es importante también saber elegir adecuadamente el sostén que debemos utilizar, ya que este es un paso importante no sólo para lucir un busto hermoso, sino también para que el paso de los años no hagan de la suya en esta zona, por lo que te recomendamos que elijas la talla y la forma adecuada de sostén.

Visita: Cómo elegir la talla adecuada de sostén.

En el mercado encontramos muchos estilos de sostenes que además de hacernos lucir un busto hermoso, también nos ayudan a ocultar por ejemplo los rollitos de la espalda o a aumentar el volumen del busto, etc.

Loading...

Sobre este post