7 trucos para controlar la ansiedad por la comida

La ansiedad por la comida es uno de los grandes obstáculos para adelgazar. Hoy te compartimos 7 trucos para controlarla

Seguir una dieta balanceada y saludable es una de las claves principales para tener un peso corporal estable. Sin embargo, cuando la sensación de ansiedad por la comida aparece es difícil mantenerla y evitar el exceso de calorías.

Hay quienes tienen mucha fuerza de voluntad y logran vencer ese deseo de comer para no romper su dieta; no obstante, la mayoría se deja tentar en algún momento y acaban consumiendo aquellos alimentos inapropiados para su peso.

Por suerte, teniendo en cuenta algunos consejos y trucos es posible hacerle frente a este problema para tener éxito con la dieta. En esta ocasión queremos compartir 7 de ellos para que todas los apliquen y no hagan sus esfuerzos en vano. ¿Te interesan?

Trucos para controlar la ansiedad por la comida y lograr la meta de perder peso

1. Evita picotear entre las comidas principales

Una de las claves para no sentir hambre entre las comidas principales es distribuir las porciones para 5 o 6 comidas al día.

7 trucos para controlar la ansiedad por la comida
© Boyarkina Marina – Fotolia.com

Evitar el picoteo entre estas es esencial para no subir de peso. Programa tus comidas básicas para cada 3 o 4 horas y elige una merienda baja en calorías.

2. Mastica despacio

Comer demasiado rápido también hace que la sensación de hambre se despierte mucho antes de lo debido. Se estima que el cerebro tarda hasta 20 minutos en enviar la señal de saciedad al estómago.

Si eliges comer despacio, masticando bien los alimentos, apoyarás la digestión y controlarás el apetito.

Visita además: 4 Jugos para controlar la ansiedad por la comida.

3. No hagas compras cuando tengas hambre

Por insignificante que parezca, hacer las compras con hambre aumenta las probabilidades de elegir aquellos alimentos que no son tan saludables.

4. Mantén a la mano un snack saludable

Ante un ataque de hambre lo que más se nos antoja son las comidas ricas en calorías y azúcares. Estas nos causan sensación de placer y una falsa sensación de llenura que dura poco tiempo.

Para que esto no nos tome ventaja, lo mejor es mantener a la mano aquellos snacks saludables que calman el hambre a cambio de muy pocas calorías.

Las frutas, los cereales integrales, los frutos secos, entre otros, son algunas de las opciones sanas que pueden controlar ese deseo de comer.

Lee también: 5 cosas que puedes hacer para reducir centímetros de tu cintura.

5. Busca entornos tranquilos para comer

En la actualidad muchos comen frente al televisor, afanados en las zonas de trabajo o con cualquier distractor electrónico. El inconveniente que surge es que esto puede conllevar a comer más de la cuenta porque no se suprime el apetito con la porción adecuada.

Siempre procura buscar un entorno tranquilo, saboreando bien cada bocado y tomando el tiempo suficiente para masticar bien.

6. Incrementa el consumo de fibra

La fibra es uno de los mejores aliados para mantener el peso adecuado y evitar trastornos en el sistema digestivo.

Este nutriente esencial mejora el movimiento intestinal, reduce los niveles de colesterol y es un apoyo del metabolismo.

Las frutas, los vegetales y los cereales integrales son fuentes significativas de fibra que pueden incorporarse a diario en la dieta.

Lee además: Bebe este jugo después de comer y pierde peso rápidamente.

7. Consume más agua

El consumo diario de agua ayuda a controlar el apetito y también es vital para apoyar el buen funcionamiento de todos los órganos del cuerpo.

Un organismo deshidratado incrementa la presencia de toxinas en su sangre y aumenta las ganas irresistibles de comer a cada instante.

Si no te gusta consumir agua natural, pero aún así estás intentando perder peso, te invitamos a tomar nuestra limonada para tener un vientre plano y bajar de peso.

Sobre este post