7 consejos que toda mujer con cabello crespo debe saber

El cabello crespo u ondulado es rebelde y difícil de manejar. Te compartimos 7 consejos para que lo controles. ¡No te los pierdas!

El cabello rizado es fabuloso siempre y cuando se deje manejar con facilidad y facilite los peinados que queremos lucir.

No obstante, la mayoría de las que tienen este tipo de cabello suelen tener dificultades para mantenerlo radiante porque  es demasiado rebelde y tiende a resecarse con facilidad.

Por fortuna, existen algunos consejos fáciles de aplicar que permiten controlarlo para que no tenga ese efecto de “electricidad” o frizz.

7 consejos que toda mujer con cabello crespo debe saberA continuación queremos compartir los 7 mejores para que empieces a aplicarlos dentro de tu rutina diaria.

¡Apunta!

7 consejos para el cabello encrespado

1. Champú hidratante

Teniendo en cuenta que el cabello encrespado suele perder sus aceites humectantes naturales, es importante elegir un champú nutritivo con propiedades hidratantes.

Elige los que están hechos a base de aloe vera, aguacate, huevo y otros ingredientes con propiedades similares.

2. Usa un acondicionador

El uso de acondicionador es un paso imprescindible para tratar el frizz y el exceso de sequedad. Este puede diluirse en un poco de agua y aplicarse desde la mitad del pelo hacia las puntas.

Adquiere uno con keratina o embrión de pato para fortalecer las fibras del pelo y disminuir la caída.

3. Peina con cuidado

Las mujeres con pelo rizado deben tener mucho cuidado al momento de peinarse porque suele ser un poco más complicado.

Usa un peine ancho y pásalo por el cabello solo cuando esté húmedo. Envuelve toda la melena con una camiseta de algodón al finalizar para que tenga menos frizz.

Evita peinar cuando el pelo ya está seco porque esto debilita la cutícula y empeora el efecto de electricidad.

4. Emplea aceites naturales

El uso de aceites esenciales es una de las mejores formas de acabar con el frizz y el exceso de sequedad capilar.

El aceite de coco o de argán son perfectos para acondicionar el pelo antes de lavarlo con los productos habituales. También puede usarse aceite de oliva, de almendras o de jazmín.

Lo importante es que los uses desde la mitad del pelo hacia las puntas para que no alteren el pH natural del cuero cabelludo.

5. Evita el uso de elementos de calor

El uso excesivo de elementos de calor como planchas y pinzas es uno de los factores que más influye en el deterioro prematuro del cabello.

El calor hace que el pelo se debilite y tienda a ser más quebradizo y rebelde. Por lo tanto, estos deben usarse con moderación y apoyados de un termoprotector.

6. Frecuencia de lavado

Cuando el pelo es seco y propenso al frizz lo más conveniente es lavarlo día de por medio. Esto dado a que el lavado disminuye la grasa natural del cuero cabelludo y favorece la aparición de este molesto efecto.

Por suerte, los cabellos secos aguantan más tiempo que los de tendencia grasosa. Sin embargo, si tu pelo se ensucia con rapidez puedes optar por un champú seco.

7. Ojo al secarte

Uno de los pasos más importantes para evitar el frizz en horas posteriores es la forma de secado tras salir de la ducha.

Este no se debe frotar con una toalla porque puede dañar las puntas y empeorar el encrespamiento.

Es preferible dejar que el pelo se seque al natural o con una tela de algodón.

Sobre este post