7 consejos para proteger las pestañas

Si quieres lucir pestañas abundantes y hermosas durante toda tu vida, sigue estos sencillos consejos para cuidarlas ¡No te los pierdas!

Unas pestañas fuertes, largas y voluminosas, son el sueño de todas las mujeres, sin embargo la naturaleza no a todas nos premió con ellas, por lo que debemos buscar diferentes trucos para conseguirlas y muchas veces estas soluciones hacen que dañemos poco a poco nuestras pestañas.

Además el paso del tiempo, la contaminación del ambiente y los malos hábitos de belleza que llevamos, hacen que con el tiempo perdamos pestañas, se hagan débiles y no luzcamos esas pestañas que teníamos en el pasado.

Es por esta razón que el día de hoy deseo darte algunos consejos para proteger tus pestañas, para que el paso de los años, los productos y los malos hábitos de belleza, no hagan de las suyas en nuestras pestañas.

Cómo cuidar tus pestañas de los daños y del paso del tiempo

1. No uses rímel todos los días
La mayoría de nosotras no salimos de casa sin usar maquillaje y uno de los cosméticos imprescindibles para muchas es la pestañina, por lo que es recomendable por lo menos una ves a la semana no usar rímel, para que tus pestañas descansen.

7 consejos para proteger las pestanas 2. Evita usar todos los días rímel a prueba de agua
Sé que este es el punto más difícil de cumplir, ya que muchas tenemos la piel muy grasa y con el paso del tiempo y las tareas diarias, vemos como el rímel que no es a prueba de agua, se nos corre y terminamos como un mapache. Sin embargo aunque el rímel a prueba de agua es excelente en cuanto a la duración y el acabado, es importante recalcar que a la hora de retirar el maquillaje, es demasiado fuerte y en muchas ocasiones vemos como con desmaquillantes bifásicos o aceites, las pestañas se caen por el esfuerzo que debemos hacer para retirarlo y es por esto que te recomiendo no usar este tipo de pestañina a prueba de agua todos los días.

3. Retira el rímel todos los días
Así como es importante para nuestra piel retirar el maquillaje del rostro todas las noches, para nuestras pestañas también lo es. Puedes utilizar productos especializados para este paso, o puedes también usar aceites como el de almendras, de oliva o de bebé. Recuerda que para retirar el maquillaje de manera adecuada, debes empapar un algodón, tela suave o pañito especial, con el producto o los aceites, dejar actuar por unos segundos y masajear las pestañas suavemente, retirando el rímel. Repite las veces que sea necesario, hasta que tus pestañas queden sin nada de maquillaje, para luego lavar muy bien tu rostro, eliminando cualquier rastro.

4. Utiliza vaselina o aceites antes de dormir
Es recomendable que luego de retirar muy bien tu maquillaje, apliques sobre las pestañas un poquito de vaselina, aceite de ricino o de almendras, para hidratarlas y para lograr pestañas más fuertes, largas y hermosas. Deja durante toda la noche el aceite o la vaselina y al día siguiente lava muy bien tus pestañas y maquíllalas como de costumbre.

5. Utiliza algún serum para pestañas
Los serums para pestañas ayudan no sólo a prevenir que las pestañas se caigan, sino que también las hacen más fuertes, voluminosas y largas. En el mercado encontrarás muchos serums especializados en este paso o puedes hacerlo tú misma visitando nuestro artículo Cómo preparar un serum alargador de pestañas casero. Estos serums debes aplicarlos sobre la raíz de tus pestañas todas las noches después de retirar tu maquillaje y dejarlo actuar toda la noche.

6. No abuses del encrespador de pestañas
A muchas nos encanta tener las pestañas onduladas y la única forma de lograrlo es con el encrespador de pestañas, una cuchara o la tapita metálica de algún producto, sin embargo muchas veces no sabemos cómo usar estos elementos y terminamos partiendo las pestañas. Es recomendable usar estos elementos con mucho cuidado y no dejarlo mucho tiempo en las pestañas, ya que además de partirlas y debilitarlas, también crearemos un efecto poco natural. Lo mejor es tomar el encrespador y colocarlo lejos de la raíz, pasándolo suavemente por toda la longitud de las pestañas hasta la punta. Jamás uses estos elementos cuando ya hayas aplicado el rímel, ya que arrancarás las pestañas.

7. No abuses del uso de pestañas postizas
Comprendo que cuando no se tienen pestañas largas y voluminosas, las pestañas postizas son muy tentadoras, sin embargo es importante no usarlas todos los días y elegir sólo eventos especiales para llevarlas, ya que el pegamento que se usa para pegarlas, es muy abrasivo y en ocasiones a la hora de despegar las pestañas, arrancamos nuestras pestañas naturales. Si vas a usarlas también es importante que no duermas con ellas y que las retires suavemente, aplicando aceite de almendras, para que sea mucho más sencillo.

¿Te gustaron estos consejos?… ¿Tú cómo cuidas tus pestañas?

Imagen: llorias

Sobre este post