6 trucos para mejorar la circulación de tus piernas

¿Te preocupan los problemas de circulación en tus piernas? No dejes de poner en práctica estos trucos para mejorarlas

Para la mayoría de las mujeres, las piernas son uno de los atractivos físicos a los que pueden sacarle provecho para lucir bien.

Sin importar la estatura que se tenga, unas piernas bien cuidadas y libres de imperfecciones ayudarán a destacar la figura y belleza.

Por desgracia, estas están expuestas a una serie de factores que las pueden enfermar y hacer lucir mal desde el punto de vista estético.

Por ejemplo, a causa de la insuficiencia venosa se generan problemas de circulación sanguínea que conducen a las molestas várices y arañitas.

Además, también se ven afectadas por la retención de líquidos y otras patologías que dificultan su movimiento.

6 trucos para mejorar la circulación de tus piernas
© demphoto – Fotolia.com

La buena noticia es que hay muchas cosas que puedes hacer cada día para asegurarte que tengan una buena circulación.

En esta oportunidad te queremos compartir las 6 mejores para que no dudes en ponerlas en práctica.

Trucos para mejorar la circulación de tus piernas

1. Terapia con frío

El frío es uno de los mejores remedios naturales para reactivar la circulación sanguínea en todo el cuerpo, y en especial en las piernas.

Debido a esto, su aplicación debería formar parte de todos los tipos de tratamientos contra las varices y problemas circulatorios.

Para empezar recurre a una clásica ducha de agua fría en las piernas, o bien, al uso de compresas con hielo.

2. Piernas arriba

Tras una jornada agotadora o largos periodos sentados o de pie, es conveniente tumbarse en la cama y elevar las piernas en dirección al techo.

Esta posición favorece la relajación de las piernas y activa su circulación para que no se generen acumulación de sangre.

Otro buen hábito es poner las piernas sobre algunos cojines para que se mantenga por encima del resto del cuerpo durante el descanso.

3. Paños con vinagre de manzana

Las propiedades antiinflamatorias y antioxidantes del vinagre de manzana son muy saludables para mantener la salud de las piernas.

Su aplicación de forma tópica disminuye el tamaño de las venas dilatadas y promueve el flujo sanguíneo para evitar la formación de trombos.

Humedece un paño con vinagre de manzana diluido en agua tibia, frótalo sobre las áreas deseadas y déjalo actuar unos minutos.

4. Masajes

Otro de los remedios infalibles para mejorar la circulación sanguínea en las piernas son los clásicos masajes.

Esta sencilla técnica permite estimular el retorno de la sangre hacia el corazón, especialmente cuando se está acumulando en forma de varices.

Para óptimos resultados podemos utilizar un aceite esencial estimulante como el de coco, de menta o de oliva.

5. Actividad física

Una de las mejores herramientas para gozar de una buena salud circulatoria es la práctica constante de ejercicio físico.

Esto dado a que combate los efectos negativos del sedentarismo, un hábito que se considera como enemigo potencial de la salud.

Basta con caminar 30 minutos al día, o bien, practicar otros tipos de deportes dentro y fuera de casa. ¡Anímate!

6. Hidratación por dentro y por fuera

Por último y no menos importante, es primordial destacar el papel que desempeña una buena hidratación.

El consumo de agua diaria, al menos dos litros al día, estimula la eliminación de toxinas y demás sustancias perjudiciales.

Además, usando una buena crema corporal mantendrás la piel elástica y activarás la circulación en forma localizada.

Sobre este post