6 Hábitos que te hacen engordar

Mantener un peso equilibrado y saludable requiere de muchos cuidados que van más allá del tipo de dieta y los ejercicios. En ocasiones llevamos una buena alimentación y nos ejercitamos con frecuencia, pero notamos que no bajamos de peso y que por el contrario estamos aumentando algunos kilos que nos desmotivan por completo. Debes tener en cuenta que hay ciertos hábitos que también influyen en tu peso y por eso es bueno aprender a controlarlos, para no engordar a causa de ellos.

Seguramente pensabas que el aumentar de peso sólo está relacionado con la alimentación; ahora que ya sabes que hay otros factores que influyen en ello, debes empezar a tener más cuidado y ser más disciplinada con tu estilo de vida. A continuación te ayudamos a identificar aquellos hábitos que pueden hacerte engordar, para que inicies cambios positivos en tu vida.

Hábitos que hacen que subas de peso y medidas

1. Comer rápido
Cuando no controlamos la manera en que comemos y lo hacemos sin masticar bien los alimentos, posteriormente sentiremos más hambre, ya que no habrá esa sensación de saciedad que normalmente dejan los alimentos. Los nutricionistas siempre recomiendan masticar bien los ingredientes y tomarse al menos 20 minutos para ingerir las comidas. Con esto la persona siente sensación de saciedad, y además, favorece el ritmo del metabolismo.

Te invitamos a leer: 10 jugos para perder peso saludablemente

6 Hábitos que te hacen engordar
© Kzenon – Fotolia.com

2. Sedentarismo
Las personas que no tienen una actividad física constante y que no llevan un estilo de vida saludable, están más propensas a sufrir de muchas enfermedades que pueden afectar seriamente la salud. Entre todas estas cosas, también son más propensas a padecer de obesidad y suelen aumentar kilos con más frecuencia. Lo que se recomienda es realizar al menos 30 minutos de ejercicio diario y/o hacer la mayor cantidad de actividad física al día.

3. Trasnochar y dormir mal
Está comprobado que aquellas personas que trasnochan o no logran conciliar el sueño debidamente, suelen sufrir de más ansiedad por la comida y van a querer saciar esa necesidad. Es importante tener un sueño reparador y descansar al menos 8 horas diarias sin interrupciones.

Visita además: Remedio casero para desintoxicar el cuerpo y bajar de peso

4. Situaciones de estrés y ansiedad
Estos dos padecimientos son dos enemigos tanto del peso como de la salud a nivel general. Aunque el estrés y la ansiedad no pueden ser considerados como un hábito de vida, ya que por lo general son cosas que se salen de control; lo que si puede controlarse es la exposición a situaciones que  generen este tipo de malestar. Tanto el estrés como la ansiedad, hacen que la persona sienta más necesidad de comer y por lo general suele sentirse más atraída por un dulce o la comida chatarra. Lo recomendado es tratar de evitar las situaciones estresantes, aprender a tomar pautas en el día durante las diferentes actividades, y en caso de llegar a padecerlo, consumir una fruta, beber agua y/o tomar una infusión relajante.

5. Consumir exceso de sal
El consumo excesivo de sal aumenta la retención de líquidos y no es para nada bueno en la salud a nivel general. El hábito de agregar sal a las comidas es muy común y en ocasiones parece incontrolable. Lo ideal es ir reduciendo poco a poco la cantidad de sal que se utiliza en la preparación de alimentos.

También te invitamos a leer: Jugo para perder peso sin mucho esfuerzo

6. Poco líquido en la dieta
Todo tipo de dieta saludable recomienda beber al menos dos litros de agua al día, ya que esto no sólo ayuda a equilibrar el peso, sino que además, favorece el organismo ayudando a eliminar las toxinas, manteniendo la piel saludable y dando buena salud a nivel general. Lo ideal es ingerir más líquidos en la dieta, especialmente el agua, aunque también podemos incluir más zumos, caldos e infusiones.

Sobre este post