6 beneficios que obtienes por comer una manzana todos los días

El consumo diario de manzana le aporta muchos beneficios a tu organismo. ¡No dudes en incluirla en tu alimentación!

La manzana es una de las frutas más comunes y versátiles que podemos encontrar en el mercado en todas las épocas del año.

Si bien muchas de sus aplicaciones tienen que ver con la gastronomía, hay quienes las eligen porque consideran que su alto valor nutricional beneficia la salud de forma directa.

Y es que, además de ser jugosa y dulce, es una fuente natural de sustancias antioxidantes y pectina, un tipo de fibra dietética que mejora la digestión y controla el colesterol.

El consumo de una porción al día contribuye a prevenir varios tipos de enfermedades y, de hecho, algunos lo relacionan con la pérdida de peso.

Además, es un alimento muy saciante, contiene agua y sus vitaminas y minerales nos ayudan a cumplir con el requerimiento nutricional diario del organismo.

6 beneficios que obtienes por comer una manzana todos los díasComo sabemos que muchos aún se están perdiendo de sus propiedades, a continuación te compartimos los 6 principales.

¡No dudes en añadirlas en tu dieta!

Beneficios que obtienes por comer una manzana todos los días

1. Mejora la salud cardiovascular

Los fitoquímicos de la manzana ejercen un efecto antioxidante que contribuye a proteger la salud del sistema cardiovascular.

Su consumo diario ayuda a neutralizar la acción negativa de los radicales libres, que oxidan las células sanas y aumentan el riesgo de enfermedades del corazón y cáncer.

Por otro lado, su significativo contenido de fibra soluble reduce la absorción del colesterol y previene trastornos como la aterosclerosis.

2. Combate la retención de líquidos

Las manzanas contienen una cantidad importante de potasio, un mineral esencial para regular los líquidos del organismo y la inflamación.

Una porción de la fruta al día ayuda a prevenir la inflamación de las articulaciones y la hipertensión arterial asociada al exceso de sodio.

Sin embargo, los pacientes con insuficiencia renal deben ingerirla bajo supervisión médica porque algunos deben moderar el potasio de su dieta.

3. Apoya la salud digestiva

La cáscara de la manzana contiene un tipo de fibra insoluble que apoya la evacuación intestinal y evita cuadros crónicos de estreñimiento.

Por otro lado, en su pulpa se concentra una fibra conocida como pectina, la cual regula el tránsito intestinal y disminuye la pérdida de agua durante la diarrea.

Además, gracias a los taninos, unos poderosos fitoquímicos, su ingesta le proporciona al sistema propiedades antiinflamatorias y astringentes.

4. Controla la glucosa de la sangre

La fibra soluble que aporta este alimento tiene la capacidad de equilibrar los niveles de azúcar en la sangre en pacientes con riesgo de diabetes tipo 2.

Comer una porción al día puede reducir el riesgo hasta en un 28%.

5. Previene los cálculos biliares

El exceso de colesterol en el organismo incrementa el riesgo de cálculos biliares, ya que este tapona los conductos e impide que la bilis desempeñe su papel en la digestión de las grasas.

Al solidificarse las sustancias de desechos, se forman los cálculos y se originan varios síntomas que desmejoran la salud en poco tiempo.

La ingesta de manzana disminuye los niveles de colesterol, previenen la obesidad y disminuye el riesgo de este tipo de cálculos.

6. Depura el hígado

Consumir una porción de manzana, o bien, su zumo natural, apoya la depuración del hígado para eliminar el exceso de toxinas y optimizar sus tareas.

¿Incluyes esta fruta en tu dieta? Ahora que sabes sus beneficios no dudes en ingerirla cada día o, al menos, varias veces a la semana.

Sobre este post