5 usos de la sal como tratamiento de belleza que no te imaginabas que existían

La sal es un ingrediente con varios usos en la belleza. En esta ocasión te compartimos 5 formas de utilizarla

La sal es uno de los condimentos más utilizados en todo el mundo, cuyo sabor se aprovecha en casi todo tipo de recetas de la gastronomía mundial.

Su ingesta en exceso ha encendido las alarmas en todo el mundo, ya que está comprobado que podría resultar muy perjudicial y tendría relación en el desarrollo de varias enfermedades.

No obstante, para no dejar de aprovechar las cualidades que tiene, hace algún tiempo se viene promoviendo su uso como tratamiento estético.

Si bien, muchos no sabían que se podía usar con estos fines, ahora se están compartiendo varias recetas para darle este tipo de usos alternativos.

5 usos de la sal como tratamiento de belleza que no te imaginabas que existían
© ipag – Fotolia.com

A continuación vamos a revelar las 5 maneras en que puedes incorporar este ingrediente como parte de tus rutinas de belleza. ¡Aprovéchalas!

Tratamientos caseros que puedes hacer en casa con sal

1. Exfoliante corporal

A través de la exfoliación se le hace una limpieza profunda a la piel para remover las células muertas y dejarla libre todo tipo de impurezas.

Gracias a sus propiedades astringentes y abrasivas, la sal es un ingrediente que facilita este proceso sin causar efectos negativos en la piel.

Ingredientes

  • 20 gramos de sal.
  • 1 cucharadita de aceite de oliva.

¿Qué debes hacer?

  • Mezcla los dos ingredientes hasta formar una pasta espesa.
  • Aplícate el producto por todo el cuerpo haciendo suaves masajes circulares.
  • Enfócate en los codos y las rodillas que suelen ser las partes más difíciles de tratar.
  • Hazlo máximo dos veces por semana.

Visita además: Sal marina para tratar el acné de forma efectiva.

2. Combatir la caspa

El uso de sal gruesa favorece la renovación del cuero cabelludo y estimula la limpieza de todas las impurezas que dan origen a la caspa.

Ingredientes

  • 1 cucharada de sal gruesa.
  • Agua templada.

¿Qué debes hacer?

  • Humedece un poco la sal y aplícala con un suave masaje circular por todo el cuero cabelludo.
  • Déjalo actuar unos cinco minutos y enjuaga con abundante agua templada.
  • Úsalo tres veces por semana.

Lee también: Sal marina para reducir la celulitis.

3. Dientes más blancos

Las propiedades de la sal ayudan a blanquear de forma natural los dientes para reducir esa tonalidad amarillenta que van adquiriendo por culpa de algunos alimentos.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de sal.
  • 1 cucharadita de bicarbonato de sodio.

¿Qué debes hacer?

  • Mezcla ambos ingredientes y úsalos para cepillar tus dientes de forma habitual.
  • Repite su uso todos los días para tener buenos resultados.

4. Combatir el acné

La sal es cuenta con sustancias benéficas para disminuir el exceso de producción de aceites y otros agentes que dan origen al acné.

Ingredientes

  • 1 cucharada de sal.
  • 1 cucharada de agua.

¿Qué debes hacer?

  • Forma una pasta de sal y aplícalo sobre las zonas afectadas con granos, espinillas o puntos negros.
  • Déjalo actuar por cinco minutos y enjuaga.
  • Úsalo mínimo tres veces por semana para buenos resultados.

Visita además: Mascarillas con aspirinas para eliminar el acné.

5. Combatir la celulitis

La aplicación tópica de la sal es un buen tratamiento para atenuar la molesta “piel de naranja”. Sus propiedades ayudan a eliminar las toxinas y promueven la circulación para mejorar esta condición.

Ingredientes

  • ½ taza de sal.
  • 4 cucharadas de aceite de coco.

¿Qué debes hacer?

  • Prepara una pasta espesa con el aceite de coco y la sal, y aplícala con un ligero masaje sobre las zonas que deseas tratar.
  • Deja actuar 20 minutos y enjuaga con agua fría.
  • Repite su uso cuatro veces a la semana.

Sobre este post