5 errores de higiene comunes que puedes estar cometiendo

Los hábitos de higiene diaria se deben hacer de la mejor forma posible porque influyen en la salud. Hoy te compartimos los errores que muchos suelen cometer.

Todos los días tenemos una serie de hábitos que definen nuestro estilo de vida e interfieren en el estado de nuestro cuerpo.

Desde el mismo instante en que nos levantamos empezamos a cumplir con una serie de tareas de cuidado personal con el objetivo de vernos bien y sentirnos saludables.

Algunas de estas prácticas son bastante necesarias, como es el caso de la dieta, el ejercicio y los cuidados de higiene corporal.

Estos últimos merecen una atención muy especial, ya que la forma en que se lleven a cabo, están muy asociados con el estado de salud de todo el cuerpo, así como la apariencia que se tendrá para el entorno social.

5 errores de higiene comunes que puedes estar cometiendo
© WavebreakMediaMicro – Fotolia.com

Existen una serie de creencias populares que se han extendido por todo el mundo influyendo en la manera de realizar el aseo corporal; el gran problema es que en muchos casos no son ciertas y conllevan a que las personas cometan errores en su limpieza. ¿Te interesa conocerlas?

Errores que puedes estar cometiendo todos los días y que pueden llegar a afectar tu cuerpo

1. Uso excesivo de champú

Los champúes son productos para el cuidado capilar, diseñados para atender todo tipo de necesidades y mejorar la calidad de la melena.

Pero pese a que dejan el pelo suave y con un aroma delicioso, su uso excesivo no está aconsejado ya que podría causar daños por los químicos que lo componen.

En este sentido solo se debe aplicar una porción del tamaño de una avellana, y en lo posible, cada dos o tres días.

2. No cambiar con frecuencia las esponjas de la ducha

Las esponjas o guantes de ducha son necesarios para exfoliar la piel y facilitar la eliminación de células muertas y otras impurezas acumuladas.

El inconveniente es que están hechas de un material que puede absorber las bacterias y todo tipo de patógenos, dándoles un ambiente perfecto para proliferarse.

Teniendo esto en cuenta, es importante saber que siempre se tienen que desinfectar y preferiblemente se deben cambiar una vez al mes.

3. Limpiarse los oídos con un hisopo de algodón

La limpieza de los oídos se debe hacer con mucha precaución, ya que los errores pueden dar origen a una infección u otro tipo de problema en los mismos.

El uso de hisopos como método de limpieza está desaconsejado, ya que podría provocar lesiones en el tímpano si se introduce muy profundo.

Además, al introducirlo, lo que se hace es empujar gran parte de la cera hacia el interior, haciéndolos más susceptibles a desarrollar una infección.

4. Olvidar lavarse las manos

Olvidar lavarse las manos antes de comer o de hacer contacto con otras áreas del cuerpo es un error fatal que puede originar infecciones e incluso enfermedades.

Aunque a simple vista parezca que están limpias, lo cierto es que albergan miles de bacterias de todo tipo que pueden ingresar al organismo a causar estragos.

5. Utilizar jabón antibacterial

Aunque es importante lavarse las manos con frecuencia, no está recomendado el uso de jabones antibacteriales porque estos pueden ser perjudiciales.

Estos productos que entre otras cosas, suelen ser costosos, pueden causar resequedad en las manos al alterar el pH natural de la piel.

Sobre este post