5 buenos consejos para que no te salgan varices

Si crees que las varices no se pueden prevenir anímate a comprobarlo con nuestro artículo y los consejos que se encuentran en él ¡Toma nota!

Las varices o venas varices son un trastorno padecido por la mayor parte de la población en el mundo, especialmente mujeres de determinadas edades; las varices son causadas principalmente por la mala circulación sanguínea.

Con el paso del tiempo la mala circulación hace que el retorno sanguíneo sea incompleto, por consiguiente, debilitando las venas, posteriormente convertidas en varices.

Una de las preguntas más comunes con respecto a este tema es la siguiente: ¿por qué las venas varices se producen en las piernas? La respuesta más sencilla a dicho interrogante es que debido a la circulación insuficiente, el bombeo de la sangre se vuelve más complejo, principalmente en las extremidades, donde se debe luchar con la gravedad.

5 buenos consejos para que no te salgan varicesLas razones por las cuales se producen las varices son bastante variables y numerosas, sin embargo en éstas siempre termina inmersa la mala circulación sanguínea.

5 buenos consejos para que no te salgan varices

Realizar ejercicio

A pesar de que algunas personas son más propensas que otras a padecer de varices, gracias a su genética, éstas pueden prevenirse, incluso aliviarse realizando cantidades moderadas de ejercicio físico.

Lo hemos nombrado ya en el artículo, la principal causa de las varices es la mala circulación sanguínea, para estimularla basta con hacer 20 minutos diarios de caminata; debemos evitar el sedentarismo y posiciones estáticas durante tanto tiempo.

Visita además: Los 6 mejores remedios para tratar las arañas vasculares.

Descansar las piernas

En nuestra vida diaria, gracias a nuestras obligaciones en el trabajo o en el hogar, las piernas pueden presentar un exceso de fatiga, la cual, con la ayuda del tiempo, termina formando varices.

Una manera de descansar nuestras piernas es sentándonos y colocándolas en un lugar un poco más elevado, que traspasen los 90 °, otra manera es poniendo los pies en un poco de agua fría, lo cual estimulará de una manera óptima la circulación.

En caso de ser una persona que hace deporte, cada vez que termine la práctica, sin importar el deporte que realice (aplica especialmente a deportes donde las piernas realizan el mayor esfuerzo), se recomienda realizar caminatas cortas, para reducir el exceso de sangre en los músculos.

Dormir con las piernas elevadas

Necesitaremos un equilibrio en la circulación sanguínea de nuestro cuerpo, por esa razón, a la hora de irnos a dormir podemos colocar un cojín en la parte inferior de nuestra cama, en éste apoyaremos ambos pies.

La idea de colocar nuestros pies a una altura considerable con respecto al tronco es que la sangre no se quede estancada en las extremidades inferiores, previniendo así la creación de varices en el futuro.

Lee también: Remedios caseros con vinagre de manzana para combatir las varices.

Utilizar paños de agua fría

Padezca o no de venas varices es bastante recomendable utilizar paños con agua fría cuando haya terminado nuestra jornada laboral, primordialmente antes de irnos a dormir.

Debemos envolver las piernas con los paños empapados de agua fría, esto nos dará la sensación de descanso y mejorará la circulación de la sangre; podemos ayudarnos de un recipiente para escurrir nuestros pies.

Realizar pausas activas

Anteriormente habíamos recomendado hacer ejercicio físico, sin embargo, las pausas activas son bastante diferentes, a pesar de cumplir un objetivo similar.

La idea, durante nuestro trabajo o rutina diaria, en determinados periodos de tiempo cambiar de posición, realizar estiramientos y pequeños trotes para estimular la circulación.

Visita también: 3 Remedios caseros para las varices.