5 alternativas naturales para cerrar tus poros

No dejes que tus poros se dilaten cada vez más; apóyate en éstas alternativas naturales que te traemos el día de hoy para cerrarlos y mantenerlos limpios y así tu piel estará libre de imperfecciones ¡Toma nota!

La piel desempeña un papel fundamental en el ser humano, su aspecto estético contribuye de diversas maneras en la sociedad actual; llevarla de la mejor manera posible aumenta las probabilidades de ser aceptado en diferentes lugares, incluso ser reconocido.

Sin embargo, ésta no solamente encierra el ámbito estético; la piel es uno de los principales indicadores del organismo con respecto a la aparición o no de padecimientos, tanto externos como internos.

Por tal razón, así el objetivo sea superficial; los esfuerzos por mejorar la apariencia externa (de forma natural), irán contribuyendo, de manera indirecta, en la salud de la piel.

No obstante, la apariencia de la piel depende de un sinfín de factores; para nuestra mala suerte, la mayoría de éstos suelen ser negativos. Entre ellos sobresalen la mala alimentación, la genética, la ausencia de cuidados o los mal elaborados, entre otros no menos importantes.

Dichos factores incidente ampliamente en la apariencia de la piel, desembocando a uno de las peores cosas que pueden producirse en ella, los poros abiertos.

5 alternativas naturales para cerrar tus poros¿Qué son los poros?

Se trata de un montón de orificios de medida pequeña dispuestos por toda la capa externa de la piel; en diversas ocasiones los vellos corporales salen a través de éstos.

Los poros cumplen diversas funciones; sin embargo, la más conocida e importante se basa en la eliminación de sustancias nocivas por medio del sudor.

Otra función relevante, en cuanto a los poros, es la cantidad de grasa que aporta a la piel; de tal manera se mantiene la hidratación y la suavidad del tejido cutáneo.

No obstante, cuando los poros se encuentran abiertos o dilatados, el exceso de grasa es intratable y, las probabilidades de contraer una infección aumentan de forma considerable.

¿Por qué se dilatan los poros?

Anteriormente se mencionan un serie de factores incidentes en la apariencia de la piel; ellos influyen, pero los que más  fuerza tienen son la edad y la genética.

El tipo de piel depende de la herencia genética relativa a los familiares (abuelos, tíos o padres); si ésta es de características grasas los poros tienden a ser un poco más grandes.

Con respecto a la edad; cuyas personas que poseen una piel grasa con el paso de los años pierden elasticidad en la piel, haciendo que los poros se dilaten de maneras exageradas y afectando al organismo en general.

¿Cómo cerrar los poros dilatados?

Como seres humanos está claro que tenemos imperfecciones, esto no quiere decir que no podamos darle una mano a nuestro queridísimo organismo.

Los poros dilatados son un problema, que, sin duda alguna, debe tratarse lo más rápido posible; por tal razón, les expondremos una serie de alternativas excelentes para ponerles fin de una vez y por todas. Acompáñennos a echarles un vistazo.

1. Baño de vapor

Esta alternativa es una de las más sencillas para realizar; a pesar de su facilidad, ésta es muy eficiente y saludable para los tejidos que conforman la piel.

Para muchos, el vapor no es muy recomendado, teniendo en cuenta que éste abre los poros; aunque es cierto, la apertura provocada por el baño de vapor contribuye a la limpieza profunda, una vez pasado el proceso regresarán a su tamaño natural.

¿Cómo hacerlo?

En un recipiente poner ½ litro de agua a hervir, al hacerlo se ubica en un lugar de fácil acceso para el rostro.

Cubrir la cabeza con una toalla para evitar que el vapor salga de allí y el rostro lo absorba por completo.

Para secar la piel se recomienda utilizar un paño húmedo o una toalla de características suaves; hacerlo de manera cuidadosa.

2. Mascarilla de pepino

El pepino posee grandes propiedades para la piel; contribuye en el tratamiento de los poros dilatados, además, favorece la textura y la hidrata.

¿Cómo hacerlo?

Realizar jugo con ½ o 1 pepino entero (depende de la cantidad deseada); mezclar con un poco de harina de maíz hasta conseguir una pasta densa y espesa.

Una vez elaborada dicha mezcla debe aplicarse sobre la superficie del rostro; dejar actuar durante 15 minutos, aproximadamente. Transcurrido el tiempo debe retirarse a través de un enjuague con agua, preferiblemente fría, y secar con una toalla suave.

3. Aloe vera

La famosa sábila o aloe vera, como deseen llamarla; es quizá una de las plantas más empleada como alternativa natural en pro de la salud perteneciente al rostro.

Sus propiedades se encargan del cuidado y la reparación de los tejidos cutáneos, por tal razón ataca los cuerpos extraños, tonifica la piel y trata las imperfecciones, entre las cuales sobresalen los poros abiertos o dilatados.

¿Cómo hacerlo?

En primer lugar, se recomienda conseguir una rama de sábila mediana o grande (a mayor tamaño, más contenido trae). Extraer todos los cristales de aloe vera posibles, depositarlos en un recipiente.

En segundo lugar, el gel obtenido de esta planta deber ser aplicado en toda la superficie de la piel, especialmente del rostro. Se recomienda dejar secar ésta con el fin de absorber todos sus nutrientes.

Por último, enjuagar con agua fría.

4. Cubos de hielo

Esta alternativa también suele ser común con base al tratamiento de los poros abiertos; no sólo muy practicada, sino muy sencilla de utilizar. La única desventaja yace en el tiempo que dura su efecto positivo, ya que, es demasiado corto.

¿Cómo hacerlo?

Basta con emplear un cubo de hielo, no es necesario que sea demasiado grande; sumado a éste, un paño para envolverlo y evitar que el frío queme los tejidos estrepitosamente.

Aplicar en la superficie en forma de círculos durante un tiempo no muy prolongado; este procedimiento limpiará, reducirá el exceso de grasa y cerrará los poros.

5. Clara de huevo

El huevo es supremamente importante en cuanto al bienestar del organismo y la piel no suele pasar desapercibida; en este caso, los poros dilatados pueden contrarrestarse gracias a las propiedades presentes en la clara del mismo.

¿Cómo hacerlo?

Utilizar la clara de un huevo para elaborar una mascarilla; para ello, ésta debe batirse con un tenedor, luego, aplicar una capa a lo largo del rostro y dejarla actuar por 20 minutos.

Al transcurrir el tiempo enjuagar con un poco de agua tibia.

Loading...

Sobre este post