4 trucos que favorecerán tu piel en la ducha

La ducha es un momento importante para tus rituales de belleza, mira cómo puedes favorecer tu piel durante ese importante momento

Tu piel lo es todo en términos de belleza, es el órgano más grande y por tal razón no sólo debes tenerlo en condiciones lindas sino, también, en condiciones completamente saludables.

Siendo uno de los más grandes y encontrándose en la parte externa de nuestro cuerpo, la piel debe recibir los cuidados adecuados a cada instante, los cuales parten de una buena alimenta y un rutina de ejercicio físico moderada cada día o por lo menos tres veces por semana.

Sin embargo, a pesar de alimentarnos y hacer ejercicio debemos darle una mano a la piel, ésta mano se refiere a la parte estética, a los truquitos para conseguir sentirnos mucho mejor de lo que imaginamos.

Los trucos que les enseñaremos se aplican en la ducha y seguramente les encantarán, no se los pierdan y disfruten.

4 trucos que favorecerán tu piel en la duchaRegular la temperatura del agua

Aunque la temperatura de la ducha no es algo a lo que le solemos prestar atención es mucho más importante de lo que en realidad pensamos.

Comúnmente nos dirigimos a la ducha y si está haciendo frío recurrimos al agua caliente y si el caso es de calor hacemos todo lo contrario; sin embargo tanto el agua tibia como la fría producen efectos diferentes en la piel, específicamente en las arterias que irrigan toda la zona cutánea.

La idea es utilizar agua tibia para que la piel se vea perfecta luego de salir de la ducha; debemos tener en cuenta que los extremos son nocivos para el cuerpo; tanto el agua caliente como la fría.

Prestar atención a la exfoliación

Sobra decir que la exfoliación es un proceso necesario en nuestra higiene personal; y cómo no serlo si elimina todas las células muertas del cuerpo y junto con ellas también se lleva la mayoría de impurezas alojadas en el mismo.

Pese a sus beneficios lo más recomendable con respecto a la exfoliación del cuerpo es no excederse en su práctica, ya que, ésta puede producir problemas en toda la piel, principalmente de irritación, y haciéndola lucir muy mal.

Se recomienda realizar la exfoliación dos veces máximo durante la semana.

Aplicar una loción o crema

Los cuidados de nuestro organismo, especialmente si de belleza se trata, no deben dar descanso, siempre debemos mantener en constante renovación estética, lo que involucra el cuidado de nuestra piel.

Un truco perfecto para que ésta luzca perfecta debe ser la aplicación de una crema humectante o loción justo después de haber salido de la ducha.

Se recomienda aplicar la crema o loción en el cuerpo completamente húmedo, de tal forma la piel absorberá con mayor facilidad sus propiedades y se hidratará toda la piel.

La idea es dejar la crema o loción durante más tiempo sobre la zona del rostro, esto hará que absorba más nutrientes y se vea protegida durante el día.

Las esponjas de baño

Más que un truco para la belleza es una recomendación para nuestra propia salud; cada persona debe tener su propia esponja para baño, esto indica que no debe ser utilizada por nadie más.

Esto puede ser peligroso y su principal problema es la posible contracción de virus y bacterias que avanzarán por todo nuestro organismo.

Sobre este post