4 remedios caseros para hacer crecer el cabello

Es importante saber que el crecimiento normal en el cabello es de aproximadamente un centímetro al mes, pero en algunas ocasiones sufrimos por la pérdida de éste o porque vemos cómo pasan los días y no crece. Llegamos al punto de desesperarnos; mientras algunas mujeres sobrepasan este crecimiento otras no llegan ni al milímetro.

Esto se puede deber a que todos los días exponemos nuestro cabello a demasiadas torturas, como los tintes, el calor de la plancha y el secador y/o una alimentación pobre en vitaminas B, C, hierro y lisina; los resultados de todo esto es un cabello quebradizo, sin brillo, con horquilla y deficiente en crecimiento.

Muchas de nosotras queremos lucir un cabello con distintos looks, pero pocas veces nos proponemos prodigarle los suficientes cuidados a nuestro cabello, como cepillarlo y secarlo de manera cuidadosa, usar peines con dientes ampliamente separados y cepillos de cerda fina, y promocionarle distintos remedios o mascarillas. En este video aprenderemos a preparar y aplicar 3 remedios caseros que, de seguro, te ayudarán en el propósito de que tu cabello crezca poco a poco, lo que antes parecía imposible.

REMEDIO CASERO Nº 1, Champú con cebolla

Ingredientes:

Champú que normalmente usamos
½ cebolla cabezona

Preparación:

En el champú que usas frecuentemente agrega la cebolla picada, tapa el frasco y agita vigorosamente; deja al aire libre por 15 días.

Aplicación:

Vamos a aplicarlo cuando vayas a lavar tu cabello, dejándolo actuar por 5 minutos, luego enjuagamos con abundante agua. Es importante tener en cuenta que este remedio solo se va a preparar para máximo 30 días ya que los ingredientes se descomponen.

REMEDIO CASERO Nº 2, vinagre

Ingredientes:

1 taza de agua
1 cucharada de vinagre

Preparación:

Vertemos el vinagre en el agua

Aplicación:

Lo utilizamos como un rinse o finalizador después de champú.

Remedio casero Nº 3, huevo y aceite de oliva

Ingredientes:

½ taza de agua
2 yemas de huevo
2 cucharadas de aceite de oliva

Preparación:

Separamos las yemas de los huevos y las vertemos en el agua; le agregamos luego dos cucharadas de aceite de oliva

Aplicación:

Es importante saber que este remedio es solo para cabello reseco. Lo aplicamos antes de enjuagar nuestro cabello, masajeando suavemente por 20 minutos.

Sobre este post