4 maneras de controlar el estrés y la ansiedad del día a día

Nunca vas a estar exento de padecer uno de estos problemas, por lo tanto te recomendamos algunas maneras para controlar sus molestos síntomas

El estrés y la ansiedad son más comunes de lo que se suele pensar, estos se presentan de forma constante en la vida, incluso cuando no se alcanza a estar seguros de lo que agobia el día a día; estas sensaciones son bastante molestas, se perciben en diversas partes del cuerpo a pesar de encontrarse alojadas dentro del cerebro.

Esto ocurre gracia a la química del organismo, la cual es liderada desde el sistema nervioso central y se encarga de realizar cambios fisiológicos, algunos más significativos que otros; partiendo de allí, es fácil identificar cuando se encuentra en un estado de estrés o ansiedad.

Lo importante ahora es identificar cuál es la real causa para encontrarse en estos episodios, sin descuidar que, son una especie de alerta del cuerpo hacia un peligro inminente o una decisión importante que se debe tomar.

Los síntomas más comunes son la tensión muscular, los temblores, el incremento del ritmo cardiaco y ese deseo de salir huyendo del lugar sin mover una sola parte del cuerpo; por lo anterior se deben contrarrestar y les enseñaremos cómo pueden hacerlo.

4 maneras de controlar el estrés y la ansiedad del día a díaMeditar

Al hablar de meditar no se hace referencia a una sesión intensiva de horas, basta con unos cuantos minutos para encaminarse paulatinamente en el tema; todo es cuestión de práctica y costumbre.

Para realizar esta actividad pueden emplearse espacios posteriores a dormir o luego del desayuno; la gran mayoría de personas no alcanza trascender en el tema, sin embargo, procurar hacerlo puede traer consigo cambios significativos con respecto al estrés y la ansiedad.

Salir ordenado de casa

Comúnmente se realizan una especie de ‘rituales’ con el fin de salir lo más ordenados posibles de casa, especialmente cuando se va al trabajo o alguna reunión de cualquier tipo.

Zapatos limpios y que combinen con el atuendo, las llaves en su lugar, el cabello al gusto, entre otras cosas; sin embargo, más allá de esos modismos superficiales, ¿qué tan ordenada sale la mente con respecto al ámbito emocional?

Más que máquinas se es un ser humano y eso nunca debe perderse de vista, por lo tanto, antes de salir de casa hay que organizar todo, incluyendo el aspecto emocional; para hacerlo se debe pensar lo mejor posible y tener los objetivos del día más que claros.

Desayunar sanamente

La alimentación es uno de los factores más influyentes en el estado de ánimo de las personas, por lo tanto, siendo el desayuno la primer ración para afrontar la rutina, debe ser lo más saludable posible.

En situaciones de estrés se debe mantener bien hidratado y consumir alimentos de fácil digestión, éstos son dos pilares para manejar esta situación de la mejor manera posible.

Realizar ejercicio

No es necesario elaborar una rutina elite, mucho menos si se es una persona que no está acostumbrada a este tipo de prácticas; basta con media hora diaria para comenzar a notar los cambios y mitigar los síntomas del estrés y la ansiedad.

Esto se da, gracias a las grandes cantidades de oxígeno que empiezan a llegar al cerebro, produciendo un efecto placebo en todo el organismo.

Sobre este post