4 formas caseras de acabar con los puntos negros

Si tienes muchos puntos negros y son un dolor de cabeza irremediable, anímate a conocer y probar estas 4 formas caseras para acabarlos sin necesidad de gastar grandes sumas de dinero y de manera efectiva

La carta de presentación personal ante la sociedad es nuestro rostro y no hay nada mejor que tenerlo en óptimas condiciones para dar una buena primera impresión, pese a eso los puntos negros se encargan de dañar nuestra salud estética alojándose en nuestro rostro, específicamente en la zona del cutis y la nariz.

Los famosos y molestos puntos negros son producto de la obstrucción de los poros por parte de toxinas y células muertas, las cuales tienden a oxidarse y ganar ese color negro al cual deben su nombre.

La variedad de tratamientos para acabar con estos antiestéticos ‘amigos’ es muy variada; en seguida les mostraremos algunas formas caseras para acabarlos de una vez por todas.

4 formas caseras de acabar con los puntos negros4 formas caseras de acabar con los puntos negros

Mascarilla de clara de huevo

La clara de huevo de por sí contribuye ampliamente no sólo en la eliminación de los puntos negros sino cerrando por completo los poros donde pueden reproducirse.

Lo primero que debemos hacer es separar una clara completa de huevo en un recipiente, teniéndola lista nos lavaremos muy bien el rostro, asegurándonos de que no quede ninguna impureza en él.

Aplicaremos la clara en nuestra cara, podemos utilizar las manos pero deben estar bien limpias; serán cinco capas las que nos aplicaremos; una tras la otra pero esperando un tiempo a que cada una se seque.

Al final debemos quitar la mascarilla lavándonos con agua fría, al secarnos tendremos cuidado con la piel.

El zumo de limón

Es mucho más sencillo que la mascarilla de huevo, siendo la anterior opción bastante fácil de aplicar.

Lo único que debemos hacer es exprimir de ½ a un limón entero en un pequeño recipiente y con la ayuda de un copo de algodón aplicarlo sobre la zona que posee los puntos negros.

Debemos usar el zumo de limón en las noches, justo antes de dormir. Se recomienda mezclarlo con agua y no olvidarnos de rehidratar la piel a la mañana siguiente.

La miel caliente

Las propiedades antisépticas y antibacterianas que posee la mil son una excelente alternativa para tratar y acabar lo puntos negras. Su viscosidad la hace muy potente, ya que puede retirar los puntos negros con mayor facilidad.

Pondremos un poco de miel en una olla o en un recipiente adecuado para calentar, luego la ponemos a calentar; nos debemos asegurar de que sea soportable, es decir, caliente pero no que nos queme excesivamente.

La aplicaremos en las partes del rostro donde tengamos puntos negros y la dejamos actuar cerca de 10 minutos. Se recomienda retirar la mil con la ayuda de un paño húmedo.

Agua con bicarbonato de sodio

El bicarbonato tiene buena fama como quitamanchas y los puntos negros son algo similar, guardando las diferencias, además el bicarbonato es un útil exfoliante para nuestra piel.

Lo único que debemos hacer es conseguir una cucharadita de bicarbonato de sodio, lo mezclaremos con un poco de agua hasta conseguir una pasta totalmente homogénea.

La aplicaremos en todo el rostro utilizando masajes en forma circular. Se recomienda retirar la mascarilla con agua tibia y con mucho cuidado.

Loading...

Sobre este post