4 cosas que estás haciendo mal y que no dejan crecer tu cabello

Si tu cabello es parte primordial de ti y tu imagen, no lo eches a perder con tratamientos o rutinas sin sentido, ya que puedes estar causando que no crezca como quieres. ¡Ten cuidado!

Nuestro cabello lo tenemos como una de las extensiones más sagrada que pertenece a nuestro cuerpo, por esa razón nos centramos en brindarle diferentes rituales basados en tratamientos estéticos para darle el mejor de los cuidados.

El problema es que muchas ocasiones pensamos que los tratamientos que le estamos brindando a éste son perfectos y le están proporcionando grandes beneficios.

Incluso, muchas veces no son tratamientos los que le estamos brindando al cabello, basta con nuestra rutina diaria en torno al cuidado del mismo para terminar haciendo lo que pensamos que estamos previniendo.

4 cosas que estás haciendo mal y que no dejan crecer tu cabelloEl mal uso de tratamientos o el exceso en la rutina diaria para brindarle cuidados a nuestro sagrado cabello termina afectándolo e interrumpiendo su proceso de crecimiento natural y por ende saludable.

4 cosas que estás haciendo mal y que no dejan crecer tu cabello

Abusar de la plancha y el secador

Por lo general al utilizar estos dos artículos pensamos que le estamos brindando grandes beneficios a nuestro cabello, en realidad basta con utilizar un poco la lógica para comprender los efectos secundarios que estos conllevan.

Claro está, en ningún momento estamos sugiriendo que no los utilicen, sin embargo el modo en los que los utilizamos no son los más adecuados.

Visita además: Esto es lo que debes agregarle a tu champú para que tu cabello crezca más rápido.

Hacemos énfasis en este punto porque muchas mujeres suelen abusar de la utilización de artefactos como la plancha y el secador; el exceso de estos le hará un profundo daño al cabello, interrumpiendo, incluso, el crecimiento natural del mismo.

Dormir con el cabello mojado

¿A quién no le agrada tomar un baño antes de dormir? En realidad creemos que a todas las personas, sin excepción alguna, les agrada tomar un baño para aliviar el estrés que se ha producido durante todo el día.

Bañarse antes de dormir no es el problema, éste en sí es irse a la cama con el cabello mojado; cuando éste se encuentra mojado es más propenso a ser sensible y frágil, lo que provoca, mientras dormimos, pequeños quiebres, lo cual se traduce con el pasar del tiempo en un cabello sin fuerza, opaco y con un proceso de crecimiento interrumpido.

Lo anterior se apoya con la humedad presente en el cuero cabelludo, la cual se incrementa en las horas de la noche y más aún acostados con el cabello húmedo.

Lavarlo diariamente

Muchas personas creen que un sinónimo de higiene es lavar nuestro cabello a diario, en realidad están muy equivocados, ya que el cabello posee diversos químicos necesarios para su salud, donde se incluye la grasa natural.

Lo ideal es lavarlo, como mínimo, día de por medio, evitando que estos químicos se pierdan y ayudando a que el cabello sea  más saludable.

Lavarlo a diario en vez de ayudarnos a crecer el cabello, puede terminar por hacerlo caer.

Lee también: Los mejores remedios caseros para que crezca el cabello más rápido.

Cogerse el cabello para dormir

Ésta es una de las costumbres más comunes que tenemos las mujeres a la hora de dormir, por lo menos casi siempre; una ‘cola de caballo’ o un ‘bollito’ pueden terminar siendo más nocivos de lo que parecen para nuestro cabello.

En la noche nuestro cabello aprovecha para alimentarse y nutrirse, ya que no recibe agresiones externas, procesos necesarios para el crecimiento saludable del mismo, al cogérnoslo para dormir interrumpimos este proceso.

Sobre este post