4 Consejos para suavizar y levantar las mejillas caídas

Si piensas que tus mejillas están empezando a caerse o a perder su suavidad, date un paseo por nuestros consejos, de seguro te ayudarán

El paso del tiempo y la genética son los principales factores influyentes en la piel áspera y las mejillas flácidas, añadiéndole a este par de factores los malos cuidados sobre nuestro rostro, la falta de nutrientes y demás.

Pese a que el tiempo le va pasando factura a nuestra piel, especialmente a la de nuestro cuello y nuestras mejillas, existen diversas soluciones o consejos para conseguir devolverle la fortaleza a nuestros pómulos.

4 Consejos para suavizar y levantar las mejillas caídasNo hay solución para luchar contra el tiempo, eso no quiere decir que no le podemos devolver nuestros mejores años a nuestro rostro. Acompáñennos y compruébenlo por sí mismos.

4 Consejos para suavizar y levantar las mejillas caídas

Alimentarse de buena manera

Somos lo que comemos, de eso no hay ninguna duda, por esta razón debemos mejorar la dieta que consumimos día a día; muchos alimentos suelen provocar la retención de líquidos, la cual, en el rostro, provoca inflamación en la papada y en los pómulos.

Para evitar este tipo de situaciones se aconseja incrementar los platos con altos contenidos de fibra, frutos secos, proteínas (preferiblemente de origen vegetal) y ensaladas; además queda rotundamente prohibido consumir carbohidratos simples albergados en los dulces artificiales.

Además, con base en lo anterior y buscando evitar la retención de líquidos, debemos estar siempre hidratados de la mejor manera, por dicha razón, debemos ingerir cuatro vasos con agua al día, mínimo.

Hacer ejercicios para la piel

Se tiene por entendido que una buena alimentación debe ir siempre de la mano con una rutina de ejercicios apropiada, y ni siquiera las mejillas son la excepción para esta ‘ley’.

El bombeo sanguíneo está controlado por el corazón, la sangre que sale expulsada de él debe irrigar todos los rincones, un buen riego sanguíneo a base de ejercicio nutrirá con las cantidades necesarias de oxígeno nuestras mejillas.

Además, a parte del ejercicio físico que realizamos para nuestro cuerpo en general, también es muy recomendable elaborar una pequeña rutina para las mejillas.

Primero debemos decirlas bocales abiertas, procurando expandir la boca lo más que podamos; luego llenaremos de aire la boca, expandiendo los pómulos. Con base en los anteriores ejercicios podemos idearnos una gran y sencilla rutina.

Evitar las emociones nocivas

Todos nuestros estados emocionales los refleja nuestro rostro, desde una sorpresa, hasta el dolor más grande que tengamos, ya sea emocional o físico.

Se aconseja, en primer lugar, evitar las situaciones de estrés, éstas son las más nocivas, no sólo para nuestras mejillas, sino para todo nuestro organismo en general.

Lo segundo que debemos evitar es la ira y la ansiedad, éstas nos llevan a tensar de forma abrupta los músculos del rostro; buscar métodos de relajación como el yoga nos puede brindar una gran mano.

Utilizar mascarillas

Las mascarillas son el mejor consejo a la hora de suavizar la piel, especialmente la de nuestras mejillas o pómulos; existen muchísimas para conseguir diversos objetivos, nosotros les recomendamos las siguientes:

  • La mascarilla de yogur y aloe vera.
  • La mascarilla de aguate y miel.
  • La mascarilla de pepino y miel.
  • La mascarilla de rosas.

Aplicar hielo

El hielo es un gran aliado de nuestra belleza y sobretodo para el cuidado y firmeza de la piel. Simplemente debes aplicar un poco de hielo en las zonas que deseas reafirmar como en este caso las mejillas y luego aplicar alguna mascarilla o crema que cumpla con la misma función.

Sobre este post