4 Consejos para adelgazar después del embarazo

El embarazo es un momento en la vida de la mujer donde su cuerpo sufre un gran cambio físico. Existen aspectos que son importantes conocerlos si tu intensión es recuperar tu figura después del embarazo. La mayoría de mamás pueden ganar más de 11 kilos durante esta etapa y luego perder algunas libras de más.

Hay que tener en cuenta que después queda una buena cantidad de peso por el embarazo. Con madres tan ocupadas con sus bebés hoy día, muchas piensan que perder algunos kilos es difícil de lograr, pero no tiene por qué ser así. Incluso aunque seas una mujer ocupada, existen varias cosas que puedes realizar todos los días para quemar esos gorditos del cuerpo. Para iniciar, aquí te presentamos algunos de los mejores consejos sobre cómo bajar de peso después de convertirte en  una gran mamá.

Cómo adelgazar después del embarazo 

4 Consejos  para adelgazar despues del embarazo1. Consumir alimentos nutritivos

El cuerpo pasa por muchas cosas durante los nueve meses, por ello, además de acelerar la recuperación es necesario que mantengas tus niveles de energía bajo control. Es recomendable comer pequeñas porciones varias veces al día, pero no pases más de 2 o 3 horas sin comer.

Adquiere todos los nutrientes necesarios como proteínas magras, vegetales verdes, frutas altas en fibra, productos lácteos y cereales integrados. Estos son los alimentos pueden convertirse en tu boleto a una dieta para bajar de peso saludablemente. Si aún estas amamantando, asegúrate de que estás consumiendo la cantidad correcta de calorías todos los días para el cuidado de tu bebé.

2. Crear un tiempo para ti misma

Si quieres ponerte en forma, es necesario que hagas un tiempo para ti misma. Esto puede sonar como una tarea desalentadora, especialmente para las nuevas mamás, pero esto es algo que requiere de tiempo y cuidados especiales. De esta manera lograrás que el cuerpo vuelva a su normalidad como lo estaba antes del embarazo.

Pide la ayuda a un familiar o a un amigo para que cuide al pequeño para así conseguir una hora o al menos media hora para entrenarte al día. Si dejar al bebé con otras personas no es una buena opción para ti, es mejor que programes tus sesiones de tratamiento de acuerdo con las siestas del bebé. No importa si solo logras conseguir diez minutos por sesión,  por lo menos lograste algo de entrenamiento.

3. Nada de excusas

Es importante caminar todos los días o por lo menos tres veces por semana, realiza estiramientos o algo que implique movimiento físico. Con el ejercicio logras conseguir aumentar de manera natural los niveles de energía, así que en este caso no se valen las escusas. Al final podrás observar que todo ha valido la pena.

Esto también lo puede lograr tomando largos paseos con tu pequeño en el cochecito o correr rápido alrededor de una cuadra. Pronto, verás los resultados de como el cuerpo se vuelve más delgado, que tu estado de ánimo es mejor y que el nivel de energía aumenta en poco tiempo.

4. Mantener una buena postura

El cuidar bien al pequeño va a suponer una serie de movimientos que puede ser dañinos a tu postura y al equilibrio como levantarlo, inclinarte sobre la cuna para acostarlo, empujar su cochecito en los paseos, entre otras actividades cotidianas. Los músculos posturales van a estar en tensión todo el día, así que será mejor el ejercicio físico para fortalecer todo el cuerpo.

Con estas simples composiciones de comidas nutritivas, ejercicios y tiempo adecuado van ayudarte a bajar de peso después del embarazo y de forma saludable. Sin embargo, existen otras formas de ejercitarte que deberás realizar si realmente quieres adelgazar, pero solo una combinación perfecta entre una buena dieta y ejercicios harán que logres tus objetivos.

Imagen: Trevor Bair

Loading...

Sobre este post