4 beneficios que desconocías de la sal marina

Si eres de las personas que consume regularmente sal y no es marina, te recomendamos que eches un vistazo para que cambies de parecer

¿Sal marina, acaso toda no proviene del mar?, la anterior es una pregunta que muchas personas se hacen al momento de escuchar hablar sobre uno de los alimentos más populares y necesarios de toda la tierra, sin embargo, la sal no viene únicamente del mar, son muchos los lugares que le dan origen a la misma y según el sitio la sal recibe el nombre.

Los sitios más conocidos sobre el origen de este compuesto son el mar, las minas y algunos vegetales, sin embargo, la más consumida es la refinada, la cual en su gran mayoría es extraída del mar; ahora viene otra pregunta, ¿cuál es la diferencia entre la sal refinada y la sal marina?

Ambas pueden ser consumidas por los seres humanos, sin embargo, la refinada se consume en mayor cantidad, ésta sufre cambios importantes, siendo eliminados algunos de sus minerales más importantes, como el yodo y el magnesio, suplantándolos con dextrosa, un blanqueador y yoduro de potasio.

4 beneficios que desconocías de la sal marinaA pesar de buscar una solución para el consumo de este producto, lo que hicieron fue arruinarlo, es por ello que después de tantas investigaciones se aseguró que la sal marina sin refinar también es apta para el consumo de las personas; con base en lo anterior les enseñaremos los beneficios que desconocían de ella.

Combate la depresión

Una de las tareas que ejerce la sal estando en el organismo es la de conservar la producción de dos hormonas conocidas como la serotonina y la melatonina; añadiendo a esto que el organismo en general, especialmente la parte emocional, es controlado por el cerebro y las hormonas que logra segregar desde diversos órganos.

Tales hormonas son conocidas como las encargadas de suministrar felicidad, al encontrarse en buen estado, las probabilidades de deprimirse disminuyen considerablemente.

Contribuye al tratamiento de enfermedades óseas

Los huesos se componen por diversos elementos, en éstos sobresale el calcio, no obstante, éste se encuentra acompañado de otros bastante importantes.

Un ejemplo claro de ello es el cuarto de sal que alberga todo el sistema esquelético dentro de sí a manera de reserva, al almacenar sal marina puede repararse a sí mismo o tratar enfermedades óseas como la osteoporosis; esto se debe a las propiedades presentes en este tipo de sal.

Ayuda a la circulación sanguínea

Uno de los procesos más importantes que cumple el organismo es el de la circulación sanguínea, esto se debe a lo primordial que resulta mantener oxigenado todo el organismo en general, oxígeno que llega a través de las arterias en los conocidos glóbulos rojos.

Al ser tan importante se recomienda mantener la circulación en la mejor de las condiciones, por ello se debe consumir la sal marina, propicia para que el riego sanguíneo sea óptimo.

Favorece la digestión

Los beneficios que trae la sal marina con respecto al sistema digestivo son muy amplios, el primero de ellos se basa en la mejora de la digestión de los alimentos; además previene y combate la acidez.

Por otra parte, al ser un alimento alcalino fomentará sustancias para la eliminación de toxinas como la masa grasa.

Sobre este post