4 alternativas naturales para tratar las cicatrices

No dejes que las cicatrices agobien tu vida, procura tratarlas para disipar su imagen con estos alternativas naturales que te traemos el día de hoy. Son tratamientos naturales con ingredientes que todas tenemos en casa

Sin duda alguna, uno de los órganos que más se busca proteger es la piel, no sólo por la importancia que posee con respecto a la protección del cuerpo en general, sino por el papel que juega frente al aspecto estético de cada persona. Por tal razón, la mayoría de individuos busca la manera de mantener en la mejor de las condiciones el tejido cutáneo.

Existen diversas cosas que influyen de forma negativa en la piel, la mayoría son antiestéticas y a su vez suelen afectar la salud del organismo; las más reconocidas son el acné y las alergias, sin embargo, muchas otras, un poco más inusuales tienden a dejar marcas duraderas, incluso de por vida llamadas cicatrices.

4 alternativas naturales para tratar las cicatricesLas cicatrices

Son conocidas como alteraciones producidas en la piel, a pesar de recibir tal distinción llegan a ser algo positivo para el organismo, ya que, aparecen posteriormente a la regeneración del tejido cutáneo; en pocas palabras, una cicatriz es la reconstrucción de piel presentada como recuperación de alguna lesión.

Las lesiones cutáneas no son producidas únicamente por traumatismos o heridas, muchas de éstas se producen por el acné o las alergias, mencionadas ya, anteriormente, como principales afecciones de la piel.

Aunque son propias del trabajo de la propia piel para mejorar las condiciones de sí misma y evitar problemas como las infecciones, las cicatrices no son muy bien vistas por la mayoría de la población; generalmente se ven con mala cara y llegan a ser consideradas como un mal antiestético.

Alternativas para tratar las cicatrices

En ese orden de idea se buscan diferentes alternativas con el fin de tratarlas e incluso llegar a eliminar cualquier tipo de rastro de ellas. Es tanto el alborota que las cicatrices causa, que muchos de los individuos que han llegado a padecerlas se dirigen a centros estéticos para ser intervenidos con láser, eliminándolas de una vez y por todas.

No obstante, existen otro tipo de alternativas, las cuales se resumen a lo natural; éstas son las más recomendadas, teniendo en cuenta los beneficios colaterales que puede brindarle al organismo y la piel, en general.

Siendo alternativas naturales, los ingredientes que se utilizan poseen una composición menos agresiva; por otra parte, posee otro tipo de beneficios, por ejemplo, estos son mucho más económicos y en la mayoría de ocasiones fáciles de conseguir.

Cabe mencionar que éstas minimizan ampliamente la condición de las cicatrices, sin embargo, llega a ser complejo eliminarlas de lleno. No siendo más, a continuación algunas alternativas para tratar una cicatriz.

Jugo de limón y leche

Estos ingredientes poseen propiedades diferentes pero bastante buenas en cuanto al tratamiento del tejido cutáneo; trabajando en conjunto, los resultados suelen ser positivos, especialmente en el tratamiento de cicatrices producidas por acné y quemaduras de sol.

Loading...

¿Cómo utilizarlos?

En primer lugar se necesitan 2 cucharadas de leche y el jugo de medio limón; a partir de allí se combinan ambos ingredientes en un recipiente.

Se aplica sobre las cicatrices que desean tratar y esperan por media hora mientras ésta hace efecto. Transcurrido el tiempo se enjuaga con agua a temperatura ambiente, y listo.

Se recomienda hacer una especie de tratamiento con esta mezcla, aplicarlo tres veces por semana y en horario nocturno, esto con el fin de evitar problemas en la piel por los rayos del sol.

 

Miel y cebolla

Uno de las principales características de la miel son sus propiedades regeneradoras, sin duda alguna, muy eficaces sobre la piel; por otra parte, la cebolla posee compuestos azufrados, perfectos en cuanto a la limpieza de la dermis.

Ambos ingredientes son efectivos, trabajando juntos, en pro al tratamiento de cicatrices, manchas u otro tipo de afecciones; por ello se recomiendan como una alternativa natural.

¿Cómo utilizarlos?

Es necesario recurrir a 4 cucharadas de miel de abeja natural y media cebolla.

Se licua el trozo de cebolla junto con la miel, esto con el fin de obtener una pasta completamente homogénea, ésta se esparce sobre el lugar donde hace presencia la cicatriz, se deja hacer acción al menos durante 20 minutos, posteriormente se enjuaga.

 

Zanahoria y aguacate

Sin duda alguna, muchas personas han llegado a escuchar hablar sobre los maravillosos beneficios que ofrece la zanahoria para los ojos; no obstante, este vegetal también posee una serie de componentes importantes en cuanto la salud de la piel trata.

Por su parte, el aguacate no se queda atrás; se habla específicamente de la pulpa, la cual cuenta con una gran cantidad de nutrientes, y, a su vez es considerado como un alimento antioxidante; lo que significa una gran alternativa para combatir la acción de los radicales libres.

¿Cómo utilizarlos?

Frente a esta alternativa surge una opción; pueden mezclarse ½ zanahoria con ½ aguacate pera realizar una mascarilla, o pueden mezclarse ambas (misma cantidad) y añadir la yema de un huevo, queda a libre elección.

Sea cual sea la escogida, los ingredientes deben ponerse en la licuadora, procesar hasta lograr una mezcla pareja y libre de grumos.

Luego de dicho proceso se aplica el resultado en los lugares donde se encuentren las cicatrices; se recomienda dejarla allí por 30 minutos y, al pasar el tiempo se enjuaga con agua fría.

Se recomienda realizar este procedimiento todos los días con el fin de obtener resultados positivos.

 

Miel y sábila

Anteriormente se había mencionado ya a la miel, sin duda alguna, uno de los mejores ingredientes para la salud del organismo en general, es por ello que se utiliza con regularidad; la piel es uno de los órganos que más disfruta sus propiedades.

Por otra parte, la sábila o aloe vera, posee acciones similares a las de la miel sobre la piel; nutre, regenera y le da brillo.

Todas estas cualidades se ponen al servicio de la cicatrización, por tal razón, trabajando de forma conjunta, estos se convierten en una gran alternativa natural para tratar las cicatrices.

¿Cómo utilizarlos?

Mezclar ½ taza de miel y ½ taza de miel de abejas, procesarlas en la licuadora hasta lograr una especie de crema espesa.

Aplicar ésta sobre la cicatriz con la ayuda de un masaje leve y dejarla allí durante 20 minutos. Enjuagar con agua tibia.

Loading...

Sobre este post