4 alternativas caseras para combatir el sarro dental

Tu dentadura es una gran entrada al mundo, ya que, una buena sonrisa puede decir mucho de ti. Por ello, es necesario tenerla en la mejor de las condiciones. Combatir el sarro es una manera de hacerlo. Aprende a hacerlo de manera natural

Todas las personas somos propensas a padecer de sarro dental, éste es de características amarillentas y suelen adherirse al esmalte que recubre todos los dientes de nuestra boca; su aparición puede darse en toda la superficie de estos, sin embargo, el lugar más común que frecuentan es el que se encuentra al borde de la encía.

El sarro toma fuerza con el paso del tiempo, por lo tanto su crecimiento tiende a ser paulatino; se compone principalmente de sales minerales, residuos de todo tipo y alimentos, los cuales hacen que la superficie del diente se vaya volviendo rugosa.

Este padecimiento toma fuerza con el paso del tiempo y al final termina constituyéndose como una capa que afecta considerablemente la salud bucal; por ello, les mostraremos una serie de alternativas caseras para combatirlo de buena manera.

4 alternativas caseras para combatir el sarro dentalFresas

Encontrar personas que no disfrutan del sabor de las fresas es prácticamente imposible, general, éstas son frutas que degustan propios y extraños.

Con respecto al sarro, consumir fresas contribuye tanto en su prevención como en su tratamiento, ya que éstas suelen alterar el ambiente donde las bacterias se aglomeran, evitando así, que éstas puedan albergarse en los dientes.

Para este problema se recomienda conseguir dos fresas completamente maduras, luego hacer un puré con ellas y frotarlo sobre todos los dientes, el procedimiento debe hacerse durante siete días seguidos, aproximadamente.

Bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio es considerado como uno de los remedios más utilizados con respecto a la salud oral, la ventaja es que el sarro no es la excepción frente a éste.

Generalmente, el bicarbonato de sodio se utiliza con el fin de eliminar la placa bacteriana, uno de los factores que más inciden en la producción del sarro. Las propiedades ácidas del bicarbonato evitan que los gérmenes y las bacterias se alberguen en la cavidad bucal.

Para que éste funcione se recomienda mezclar una cucharada con media cucharada de sal; una vez se encuentren mezclados los humedeceremos con unas gotas de agua, y por último nos cepillaremos con la pasta que resulte de la mezcla. Se debe evitar ingerir ésta a todas costa.

Cáscara de naranja

No sólo es la pulpa de naranja la que contiene grandes cantidades de vitamina C, este componente también se encuentra concentrado en la cáscara de la misma naranja, la cual se puede utilizar para prevenir y combatir el sarro de buena forma.

Se recomienda conseguir la cáscara de una naranja completa, luego, tomarla por la parte interna o blanca y comenzar a frotar la superficie de los dientes, este procedimiento debe durar cerca de tres minutos. Se puede realizar por los menos una vez al día antes de irnos a dormir.

Zumo de limón

El limón es uno de los frutos que más propiedades limpiadoras poseen, éste combate de manera efectiva todo tipo de bacterias, por lo tanto es eficaz a la hora de desinfectar las superficies donde es utilizado.

Para el sarro se recomienda utilizar el zumo de limón mezclado con un poco de agua caliente; hacer enjuagues por toda la boca. Se puede utilizar todos los días una vez nada más.

Sobre este post