4 alternativas caseras para combatir el acné

Si eres de aquellas personas que sufren de acné, te recomendamos leer nuestro artículo para combatirlo. Te traemos sencillas soluciones caseras que te ayudarán a eliminar el acné de manera efectiva y rápida ¡No te las pierdas!

La piel se encuentra expuesta a un sinfín de padecimientos, algunos más peligrosos que otros, o, más molestos que otros; este es el caso del acné, una afección incómoda para quien la padece, pero no muy alarmante (salvo algunos casos).

Esta enfermedad es una de las más comunes en el ser humano; en términos más populares es llamada ‘espinillas’; todo gracias a la serie de puntos que aparecen a lo largo del tejido cutáneo.

Existen diversas maneras de presentarse a lo largo de la piel, la más común de ella son los granos o pústulas; también llegan a presentarse como comedones como las espinillas o los molestos puntos negros.

Aunque el acné se da en el rostro, otras zonas del cuerpo también llegan a ser afectada de sobremanera; así ocurre en el caso del pecho, la espalda y, en otras personas también suele darse en las piernas y en los glúteos.

4 alternativas caseras para combatir el acné¿Qué es el acné?

A simple vista no es más que una incómoda inflamación en los tejidos de la piel; pero, el acné es mucho más que eso.

Las glándulas sebáceas presentes en el organismo sufren diferentes cambios, éstos provocan infecciones en la piel, imposibilitando la respiración óptima de los poros; al ocurrir, tienden a taponarse, provocando la inflamación y obstrucción, dando origen al acné.

Los más afectados

Como la mayoría de padecimientos, éste tiende a afectar prácticamente a todas las personas; sin embargo, los jóvenes adolescentes son quienes más sufren de este problema.

Esto gracias a los desequilibrios hormonales y glandulares; los cuales, por obvias razones se presenta en edades entrantes a la pubertad y adolescencia.

Errores comunes al tratar el acné

Muchos pensamientos giran en torno a la manera de tratar este padecimiento; varios de ellos transmitidos de generación en generación y sencillos de aplicar.

Uno de ellos aún se encuentra vigente, se trata de utilizar los dedos con el fin de extraer el contenido de los granos; sin duda alguna es un error común que puede traer consecuencias poco gratas para la estética de las personas.

Otro, menos común es emplear artefactos diferentes a los dedos o las uñas para eliminar la grasa acumulada en los comedones; agujas o pinzas suelen ser los más comunes, con el paso del tiempo éstos dejan cicatrices en la piel.

Alternativas caseras para tratar el acné

Con base en lo anterior, les expondremos una serie de alternativas caseras para eliminar el acné y, a su vez, nutrir la piel para dejarla en condiciones más sanas. Comencemos.

1. Cáscara de naranja

Sin duda alguna, la naranja es uno de los frutos más saludables que existe; cuando se habla de éste se evoca a la vitamina C, componente favorable a la salud de la piel.

Loading...

Pero no sólo la pulpa funciona; la cáscara de naranja posee ácido cítrico y otras propiedades astringentes, las cuales, sumadas a la vitamina mencionada anteriormente, la convierten en una excelente alternativa para combatir el acné.

Ingredientes y preparación

  • Dos cáscaras de naranja.
  • ½ litro de agua.

Poner las cáscaras de naranja a la luz del sol con el fin de secarlas por completo; una vez terminado el proceso  deben molerse.

Para moler se recomienda la licuadora; sin embargo, otros métodos también resultan útiles.

Luego de molerlas debe añadirse el ½ litro de agua, con el fin de conseguir una pasta; al asegurarse de ser homogénea se aplica en las zonas afectadas por el acné.

Se recomienda dejarla durante 25 minutos, aproximadamente; pasado el tiempo enjuagar con agua al clima.

2. Leche con miel

Frente a los productos como la leche, existen diversas discusiones; ya que, éstas poseen grasa, la cual puede ayudar a la producción de acné y otras afecciones en los tejidos de la piel.

No obstante, su utilización tópica cambia los papeles del juego; gracias a sus propiedades antibacteriales, el combate de las infecciones que provocan el acné resulta adecuado.

Por otra parte, la miel favorece la salud de la piel y disminuye la inflamación.

Ingredientes y preparación

  • 1 cucharada de leche.
  • 1 cucharada de miel.
  • 1 pincel.

Dejar la leche a temperatura ambiente por un tiempo estimado de 1 hora, al percatarse de estar lista mezclar con la miel.

Se recomienda que ambas cucharadas queden en un recipiente no muy grande.

Aplicar con ayuda de un pincel sobre las zonas de la piel afectadas por el acné, dejar sobre la misma durante 15 minutos, mientras hace efecto; una vez cumplido el tiempo es necesario lavar con agua fría.

Se recomienda utilizar una toalla o paño de características suaves para no lastimar el tejido. En caso de no tener leche también se puede emplear yogurt natural.

3. Aceite esencial de árbol de té

Éste posee una característica particular con respecto a la piel, se centra en desbloquear los poros obstruidos por la grasa y otro tipo de componentes nocivos para los tejidos cutáneos.

Dicha acción se debe a sus propiedades antibacterianas, éstas también funcionan para prevenir la aglomeración de microorganismos, los cuales provocan las infecciones en el tejido.

Ingredientes y uso

  • Unas cuantas gotas de aceite esencial de árbol de té.

La cantidad de gotas de aceite depende del tamaño de la zona donde se encuentra el acné.

Basta con aplicarse unas cuantas directamente en la piel, no es necesario diluirlo ni enjuagarlo pasado un tiempo.

Se recomienda, como mínimo, utilizarlos tres veces durante el día.

4. Bicarbonato de soda

Este ingrediente suele encontrarse con facilidad en los hogares alrededor del mundo; la facilidad para utilizarlo y sus maravillosas propiedades antisépticas y antiinflamatorias, hacen del bicarbonato de soda el aliado perfecto.

Pero eso no es todo, éste también funciona como un gran exfoliante; por tal razón es empleado para favorecer la salud de la piel, eliminando células muertas y liberando los poros obstruidos.

Ingredientes y preparación

  • 2 cucharadas de bicarbonato de soda.
  • 5 cucharadas de miel.
  • ½ limón.

Extraer el zumo de medio limón y añadirlo a un recipiente.

Mezclar el resto de ingredientes con el zumo hasta obtener una especie de mascarilla.

Aplicar en las zonas de la piel afectadas por los comedones de acné y dejar actúa por 5 minutos; al pasar el tiempo enjuagar con poca agua.

Loading...

Sobre este post