3 costumbres de una pareja sana al discutir

Si vives una relación en pareja cerciórate si estás en una de características sanas y si no lo estás, procura ponerte a trabajar para conseguirlo

Más de una ocasión se han detenido a pensar si realmente se encuentran en una relación sana, es más, han reflexionado acerca del tipo de persona con la cual se encuentran compartiendo una parte importante de su vida, el presente, incluso, quiénes son ustedes para esa persona.

En términos generales, una pareja es una especie de microempresa en la cual, ambas partes son socios mayoritarios, por lo tanto, ambos deben solucionar los problemas y disfrutar los momentos positivos que se presentan.

Los siguientes son las costumbres que una pareja sana suele tener durante un episodio de discusión, analícelos y reflexione sobre lo sana que es su relación con su pareja; si uno de estos es practicado por usted y su contraparte van por buen camino, si practican la mayoría son una pareja sana y si es todo lo contrario, nunca es tarde para encaminarse a mejorar la relación.

3 costumbres de una pareja sana al discutirConservar los puntos de vista

Generalmente, las parejas destructivas o con poca paciencia suelen abordar las discusiones entrometiéndose en los puntos de vista de su contraparte, esto es sin duda un gran error, ya que, a pesar de convivir con la pareja no saben en realidad lo que está sintiendo.

Por lo tanto, una costumbre adoptada por una pareja sana al momento de discutir es partir conservando el punto de vista propio, por ejemplo, hablar siempre en primera persona y evitar el uso de la tercera persona, ‘yo siento’, yo creo’; no, ‘tú sentiste’, tú creíste’.

Esta práctica fomentaría la facilidad para comunicar los puntos de vista de parte y parte y se ahorraría una reacción negativa.

Tener claro cómo resolverán la discusión

Una discusión no es programada, sin embargo, en la mayoría de ocasiones es inevitable y surge en cualquier lugar; no importa si es el hogar, la calle, un lugar público, etcétera.

Por lo tanto, las parejas sanas tienen en cuenta que las discusiones son producto de las diversas formas de pensar, por ello, suelen ser inevitables, pero hay una gran costumbre que los diferencia ampliamente de las parejas conflictivas.

Este tipo de parejas ha establecido anteriormente cómo deben resolver la discusión; unas prefieren hablar sobre el problema en el mismo momento, otras prefieren que se enfríen las cosas y otras optan por alejarse para evitar explotar; esto depende de lo que han hablado anteriormente y qué tanto se puede conocer el uno al otro.

Lee además: Consejos para terminar con las peleas de pareja.

Saber qué vale la pena

Una costumbre insana por parte de las parejas conflictivas o inestables es hacer una ‘tormenta en un vaso de agua’, tomar temas tan someros y exprimir hasta lo menos relevante con el fin de ocasionar una discusión.

Caso contrario sucede con las parejas de características sanas; éstas acostumbran a evaluar los temas por los cuales discutirán, incluso, es tan buena su comunicación, que procuran fijarse si la discusión comenzó más allá del tema el cual están tratando, por ejemplo, un mal día o un estado de ánimo alterado.

Si éste fue uno de los factores detonantes de la discusión, procuran dejarla por completo, evadirla para que el problema no se acreciente.

Sobre este post