13 mitos sobre bajar de peso que debes desterrar ahora mismo

Hay una serie de mitos sobre el tema de bajar de peso que son los que impiden cumplir el objetivo. Te compartimos los 13 más comunes

El deseo de bajar de peso se ha convertido en una de las mayores ambiciones para muchas personas en todo el mundo. Querer mejorar el aspecto físico y sobretodo la salud, son las mayores motivaciones para luchar por hacer a un lado esos kilos que sobran en el organismo.

No obstante, en la búsqueda por encontrar el mejor método para conseguir el objetivo nos encontramos con una serie de prejuicios y conceptos que no son del todo ciertos y que pueden conducir a tomar malas decisiones.

Como sabemos que muchas están a punto de iniciar con una dieta o plan de adelgazamiento, en esta ocasión queremos revelar los 13 mitos más comunes que existen en torno a estos.

13 mitos sobre bajar de peso que debes desterrar ahora mismo
© staras – Fotolia.com

Es importante tenerlos en cuenta para saber elegir las formas más apropiadas de bajar de peso sin atentar contra la salud. ¡Apunta!

Mitos sobre bajar de peso que debes desterrar

Mito nº 1. La dieta debe ser baja en carbohidratos y rica en proteínas

Todo plan de alimentación debe ser equilibrado para que al organismo no le falte ninguno de los nutrientes que necesita para trabajar. No hay que seguir aquellas dietas “milagro” que se basan en un solo grupo de alimentos.

Tampoco hay que creer eso de que los carbohidratos son los peores enemigos de nuestro peso. De hecho, estos y las proteínas son tan esenciales como cualquier otro nutriente.

Lo importante es saber elegir fuentes saludables, como por ejemplo las frutas, las verduras, los cereales integrales y las carnes magras.

Mito nº 2. Todo lo que comemos en la noche se convierte en grasa

Si mantenemos una alimentación balanceada, moderada y dividida en varias porciones al día, la cena no tiene por qué influir en el aumento de peso.

Cosa distinta ocurre cuando se comete el error de “guardar” para la hora de la cena todos aquellos alimentos que se ignoraron en otro momento del día.

Mito nº 3. Cuanto más ejercicio, más energía se quema

El deporte diario o regular es una de las formas más efectivas de activar el metabolismo para quemar grasas.

No obstante, si este no está apoyado de una buena alimentación y otros hábitos saludables es imposible adelgazar por muchas horas que se trabaje en el gimnasio.

Por otro lado, según recientes investigaciones el organismo tiene la capacidad de adaptarse a la exigencia física que le hacemos. Por tanto, al llegar a cierto nivel de actividad, no quema más energía sino que la regula.

Mito nº 4. Una dieta detox es la mejor manera de adelgazar

¡No! Los planes de alimentación detox deben ser un complemento para la dieta y de ninguna forma se deben convertir en la forma para quemar grasa.

Estos contribuyen a impulsar la función metabólica mientras reducen la presencia de toxinas en la sangre; sin embargo, no se deben aplicar por más de 3 días seguidos porque carecen de nutrientes esenciales.

Adoptarlos por más tiempo del apropiado conduce a padecer una serie de reacciones desfavorables tanto en la salud como en el peso.

De hecho, en lugar de seguir un plan estricto de desintoxicación se recomienda mantener la dieta balanceada, apoyada con el consumo de jugos con estas propiedades.

Mito nº 5. Si eliminas 3.500 calorías de la dieta perderás una libra

Casi nunca funciona esa ecuación de menos calorías ingeridas para más kilos perdidos. El proceso mediante el cual el organismo se deshace del exceso de grasa es una combinación de las funciones de los tejidos y el metabolismo.

Estos se van adaptando a las pérdidas y por eso cada vez es más difícil adelgazar. Debido a esto es primordial variar las rutinas y las dietas, procurando que cumplan siempre los requerimientos diarios.

Con la ayuda de un profesional en nutrición se puede determinar cuál es el tipo del metabolismo en reposo para decidir qué tantas calorías se deben incorporar en la dieta diaria.

Mito nº 6. Los alimentos light adelgazan

Creer esto es uno de los pasos hacia el fracaso en la dieta. Los productos light, reducidos en calorías o con etiquetas verdes no tienen cualidades adelgazantes y tampoco son la mejor opción de alimentación.

Lo que ocurre es que suelen tener menos grasa y calorías en comparación con los normales, pero de igual modo aumentan de peso si no se comen de forma moderada.

Mito nº  7. Para bajar de peso se debe aguantar hambre

¡De ninguna manera! Si hay algún plan de alimentación que implique aguantar hambre en cualquier momento del día, es mejor rechazarlo.

Es preciso elegir alimentos saludables, ricos en fibra y otros nutrientes saciantes. Esto impedirá que el hambre aparezca en horas posteriores y conduzca a comer más de lo normal.

Mito nº 8. Existen alimentos 0% calorías

No existe ningún alimento 0% calorías o grasa como lo indican algunas etiquetas engañosas. La única libre de estas es el agua.

La pechuga de pavo sin piel, los aceites vegetales, las verduras, y en fin, todos los alimentos las contienen en mayor o menor medida.

Mito nº 9. El agua caliente elimina la grasa

Hay quienes han creído en el mito de que el agua caliente ayuda a prevenir la acumulación de grasa cuando se toma con las comidas.

Lo cierto es el que cuerpo trabaja de forma distinta, en especial en la generación de su energía. Para esto tiene en cuenta los nutrientes de los alimentos, así como su aporte calórico.

Lo que sí es seguro es que hay algunos que aceleran el metabolismo, pero combinados con otros hábitos.

Mito nº  10. La carne roja es mala para la salud

La carne roja en porciones moderadas no supone un problema para la salud. Aunque es cierto que estas contienen más grasas y colesterol, es primordial saber que proporcionan nutrientes esenciales como  el hierro, el zinc y las proteínas.

La clave en este caso es saber medir las porciones y frecuencia de consumo, y procurar un método de cocción sano.

Mito nº  11. La fruta como postre engorda

Una pieza de fibra tiene la misma cantidad de calorías antes o después de las comidas. Por lo tanto, si las comemos antes o después no influye en el peso.

Lo que sí se debe tener en cuenta es que, por sus propiedades, algunas pueden causar indigestión o reacciones negativas en el sistema digestivo tras combinarse con los demás alimentos.

Una ventaja de consumirlas antes es que su aporte de fibra y agua tiene un efecto saciante, lo que reduce la necesidad de comer más de lo debido.

Mito nº  12. La versión integral de los alimentos es menos calórica

Las harinas y los cereales integrales no son menos calóricos que los refinados. La gran diferencia entre estos dos es que los integrales conservan su alto contenido de fibra, lo que ayuda a la digestión y el control del hambre.

Mito nº  13. Los alimentos que llevan grasas vegetales son más sanos

En las etiquetas de algunos productos se pueden encontrar frases como ‘ elaborados con grasas o aceites vegetales’, lo que puede confundir a muchos consumidores en el tema de la salud.

Se puede creer que contiene grasas saludables, pero lo cierto es que la mayoría utilizan fuentes de grasa vegetal que son perjudiciales para la salud.

El provenir de una fuente vegetal no los hace más sanos y tampoco más bondadosos. Algunos aumentan los niveles de colesterol y el riesgo cardíaco.

Siendo conscientes de cuáles son esos mitos en torno a la dieta y los planes de adelgazamiento, es el mejor momento de buscar un plan adecuado para cumplir la meta. ¡Ánimo y sé paciente!