12 tips para estimular el apetito de tu hijo

Los niños especialmente entre 1 y 3 años, pasan una etapa en la que no desean comer y tienen poco apetito, alguitas veces es porque prefieren jugar y otras porque simplemente no tienen ganas de hacerlo, pero desafortunadamente este momento de la comida se convierte en una guerra diaria entre los padres y el niño para conseguir que coman.

Muchas veces tomamos medidas y hacemos de todo para lograr que nuestros hijos coman como el avioncito, una cucharadita por…, incentivos, suplementos vitamínicos y hasta llegamos a los castigos, pero esta definitivamente no es la salida ya que lo único que estamos consiguiendo es que nuestros hijos cada ves más odien la hora de la comida y se convierta en un castigo diario.

Si este es tu caso es importante que comiences a usar tu creatividad para lograr que tus hijos se alimenten bien y aprendan a comer de todo, estos consejitos te ayudarán a cumplir con esa tarea diaria y alejar completamente de tu mesa la batalla de todos los días, pero antes de todo esto debes también tener mucha paciencia y tolerancia.

Consejos para estimular el apetito de tu hijo

12 tips para estimular el apetito de tu hijo

1. La comida entra por lo ojos como dicen por ahí, así que hacer más llamativos los alimentos que preparas para tus hijos será importante a la hora de llamar la atención de ellos. Por ejemplo puedes hacerlos con formas de caritas, personajes infantiles, carritos, flores y otras figuras llamativas. Ahora en el mercado encuentras muchos productos que te pueden ayudar con este sencillo punto, además de las formas también es importante que los colores sean muy llamativos.

2. Otra manera creativa es involucrar a tu hijo en la preparación de las comidas, deja que decore los platos y que vea como haces la comida, de esta manera entenderá de manera didáctica el trabajo que cuesta hacer la comida, además de incentivar su apetito.

3. Déjalo experimentar con la comida, si es muy pequeño no lo obligues a comer con la cuchara y deja que lo haga con las manos, de esta forma olerá la comida y al revolver la comida del plato se estimulan sus sentidos y comerá sin pelear, aunque sea un poco.

4. Es importante que organices muy bien el horario de comidas tanto para tu hijo como para toda la familia, ya que fijar horarios de comida y comer todos juntos estimula al niño ya que los ve a todos comiendo y así le darán ganas de comer, además de enseñarlo que la comida es un momento familiar en donde se comparten situaciones juntos. Pero si lo que prefieres es que coma solito o a diferentes horas que el resto de la familia, trata de hacerlo todos los días a la misma hora para que su estómago se acostumbre y siempre sienta hambre a la misma hora, verás como con el tiempo él mismo organizará su tiempo de juego y comerá sin pelear contigo.

5. Ofrece una variedad de alimentos para que el niño escoja que prefiere para comer, de esta forma no se sentirá presionado, ni obligado a comer y él mismo elegirá lo que más le guste. Ten en cuenta que lo que más le puede gustar no es generalmente lo más nutritivo, por esta razón elije platos saludables pero que puedan llamar su atención.

6. Cuando tu hijo coma bien y sin peleas felicítalo, muéstrale cariño y abrázalo, no siempre la mejor estrategia es premiarlo ya que si no hay premio de por medio no va a hacer las cosas que debería y puede hasta malcriarse.

7. Intenta no ofrecerle golosinas, ni dulces entre las comidas ya que esto le quita el hambre y no comerá a la hora adecuada.

8. No prepares siempre las mismas comidas, muchas mamitas piensan que porque a su hijo le gusta por ejemplo el puré de papas, preparan muy seguido este plato, de esta forma tu hijo no se sentirá incentivado para comer y comenzará a odiar algunos alimentos. Además no lo obligues a comer lo que a ti puede gustarte, por eso es que muchos de nosotros tenemos fobia a algunos alimentos que solían obligarnos a comer nuestras mamitas.

9. Cambia hábitos que puedan evitar que tu hijo se alimente bien, por ejemplo no permitas que tu hijo coma viendo televisión ya que se distrae y pierde el interés por los alimentos, debes intentar que toda la familia coma en la mesa y que él también los acompañe.

10. No le llenes el plato de comida, no lo obligues a comer como un adulto ya que esto además de desmotivarlo le quitará por completo las ganas de comer, al ver la cantidad de alimento que le estas sirviendo y obligando a comer.

11. Muchas veces intentamos hacer que nuestro hijo coma manteniéndolo sentado en la mesa hasta que termine todo o por largos periodos de tiempo, pero intenta no hacer esto ya que lograrás un rechazo total por la comida y además los niños no suelen estar tanto tiempo quietos sin realizar actividades que realmente le gustan. Trata de permanecer junto a él mientras come pero si no termina todo lo que le serviste no pelees solo déjalo luego le dará hambre, pero es importante que por lo menos coma algo de lo que hay en el plato.

12. Consulta al pediatra antes de medicar a tu hijo, ten en cuenta que las vitaminas o suplementos para incentivar el apetito no son la solución.